FORMACI脫N

La mano de Dios escribe en una pared

El rey palideci贸, se turb贸 y del miedo que sinti贸, sus rodillas daban la una contra la otra.

 Dr. Carlos Araya Guill茅n / Articulista /

Dice la Biblia que Belsasar, rey de Babilonia e hijo de Nabucodonosor, invit贸 a un gran banquete a mil de las m谩s altas personalidades de Babilonia y en presencia de sus convidados bebi贸 mucho vino.

Con el gusto del vino, mand贸 a traer los vasos de oro y plata que su padre hab铆a tra铆do del templo de Jerusal茅n para usarlos en el banquete. Y, bebieron en ellos, el rey, todos los asistentes, sus mujeres y sus concubinas.

Embriagados por el vino, alabaron a sus dioses e 铆dolos paganos de oro, de plata, de bronce, de hierro, de madera y de piedra.

De repente, en medio de la algarab铆a, apareci贸 una mano de hombre que comenz贸 a escribir con el dedo sobre la pared blanca de la sala, el texto: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN.

El rey palideci贸, se turb贸 y del miedo que sinti贸, sus rodillas daban la una contra la otra.

Muy asustado llam贸 a magos, sabios, adivinos y astr贸logos de Babilonia para que interpretaran la escritura de la pared.

Aquel que le mostrara el sentido de la frase ser铆a vestido de p煤rpura, en su cuello se colocar铆a un collar de oro e iba a ocupar el tercer lugar en el gobierno de Belsasar.

Pero ninguno pudo leer la escritura ni mostrar al rey su significado. Fue la reina que le aconsej贸 llamar a Daniel, hombre inteligente, sabio y guiado por el esp铆ritu del Dios Santo.

Entonces Daniel fue tra铆do delante del rey y le interpret贸 la escritura en la pared, la traducci贸n era: 鈥淒ios cont贸 tu reino y le ha puesto fin. Has sido pesado en balanza y fuiste hallado falto. Tu reino ha sido roto y dado a los medos y a los persas鈥.

Adem谩s, dice el texto Sagrado, que Daniel rechaz贸 todos los regalos y premios prometidos por el rey.

Esa misma noche muri贸 el rey Belsasar y el reino de Babilonia fue conquistado por el ej茅rcito de Ciro en el a帽o 538 a.C.

Usar las copas y tazones sagrados del templo de Salom贸n (de Jerusal茅n) y rendir alabanza a dioses e 铆dolos paganos fue el pecado del rey Belsasar, que le cost贸 la vida y el reino. Dios es celoso y no comparte su gloria.

Breves lecciones:

  • Esta historia nos ense帽a que los gobiernos terrenales son transitorios, que el monote铆smo es un fundamento permanente de nuestra fe y que las pr谩cticas mundanas son rechazadas por las fuerzas espirituales divinas.
  • La Iglesia no debe mezclar las cosas santas de Dios con las del mundo u otros dioses o 铆dolos, (que pueden ser ministerios, hijos, c贸nyuge, a los cuales a veces,  sin querer idolatramos).
  • Belsasar es sin贸nimo de la gente que se ha olvidado a Dios y vive sumida en sus quehaceres o en sus festejos. En su egocentrismo, solo hay espacio para ellos y nada m谩s, sin tomar en cuenta a Dios en sus proyectos o decisiones.
  •  El rey llam贸 a sus sabios pero nadie supo c贸mo entender ese escrito, hasta que encontraron a un hebreo llamado Daniel. Muchos pueden tener gran conocimiento y hasta t铆tulos teol贸gicos, pero pocos pagan el precio de la unci贸n para interpretar las Sagradas Escrituras y llevar una palabra fresca a la grey, para eso hay que estar en el secreto con el Alt铆simo.
  • Dios es misericordioso, pero tambi茅n  fuego consumidor, llegar谩 un momento que habr谩 juicio. Y a veces esto comienza en esta vida. Aunque tambi茅n nos espera el gran juicio de Dios, pero eso es otro tema.
  •  Belsazar en su desesperaci贸n de comprar lo divino, ofreci贸 cosas materiales que cualquiera hubiese aceptado, pero los valores y talentos espirituales de un verdadero siervo (a) de Dios, ni se compran ni se venden. De gracia hemos recibido, de gracia debemos dar. Daniel no acept贸 nada, como tampoco Eliseo de Naam谩n el sirio.

鈥淓ntonces Daniel respondi贸 y dijo delante del rey: Tus dones sean para ti, y da tus recompensas a otros. Leer茅 la escritura al rey, y le dar茅 la interpretaci贸n鈥.

(Fuentes: Varias versiones de la Biblia).

(Los comentarios, art铆culos de opini贸n, de testimonio o de formaci贸n espiritual, as铆 como las informaciones que reproducimos de otros medios, sean noticias o debates, son propios de las personas que los escriben y no necesariamente representan el pensamiento de este medio).

Publicaciones relacionadas

Mira tambi茅n
Cerrar
Bot贸n volver arriba