Internacionales

Fabricantes de vacunas contra la covid se quedaron con 1400 millones de d贸lares en anticipos por pedidos cancelados

El programa responsable de vacunar a los pobres del mundo ha estado negociando para tratar de cancelar sus acuerdos con las farmac茅uticas por las dosis que ya no necesita, seg煤n documentos confidenciales

Por Stephanie Nolen y Rebecca Robbins / The New York Times / Foto: Narendra Shrestha /EPA, v铆a Shutterstock /

A medida que disminuye la demanda mundial de vacunas contra la COVID-19, el programa responsable de vacunar a los pobres del mundo ha estado negociando con urgencia para tratar de cancelar sus acuerdos con las empresas farmac茅uticas por las dosis que ya no necesita.

Hasta ahora, las empresas farmac茅uticas se han negado a devolver 1400 millones de d贸lares en anticipos por dosis ya canceladas, seg煤n consta en documentos confidenciales obtenidos por The New York Times.

El Times  Una selecci贸n semanal de historias en espa帽ol que no encontrar谩s en ning煤n otro sitio, con e帽es y acentos. Get it sent to your inbox.

Gavi, la organizaci贸n internacional de inmunizaci贸n que compr贸 las dosis en nombre del programa mundial de vacunaci贸n contra la COVID-19, COVAX, ha informado poco p煤blicamente sobre los costos de la cancelaci贸n de los pedidos, pero los documentos financieros de Gavi muestran que la organizaci贸n ha intentado contener el da帽o financiero. Si no logra llegar a un acuerdo m谩s favorable con otra empresa, Johnson & Johnson, podr铆a tener que pagar a煤n m谩s.

Gavi es una organizaci贸n no gubernamental con sede en Ginebra que utiliza fondos de donadores, como el gobierno de Estados Unidos y la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, para suministrar inmunizaciones infantiles a los pa铆ses con bajos ingresos. Al principio de la pandemia, se le encarg贸 la compra de vacunas contra la COVID-19 para el mundo en desarrollo (con una de las mayores movilizaciones de fondos humanitarios de la historia) y comenz贸 a negociar con los fabricantes de vacunas.

Las negociaciones empezaron mal. En un principio, las empresas excluyeron a la organizaci贸n del mercado y les dieron prioridad a los pa铆ses de ingresos elevados que pod铆an pagar m谩s para garantizar el suministro de las primeras dosis. Al final, Gavi lleg贸 a acuerdos con nueve fabricantes.

No obstante, las vacunas no empezaron a llegar a los pa铆ses en desarrollo en cantidades significativas sino hasta finales de 2021. Para cuando Gavi dispuso de un flujo constante de suministros, la demanda hab铆a empezado a disminuir: los pa铆ses con sistemas de salud d茅biles ten铆an dificultades para administrar las vacunas y el predominio de la variante 贸micron, que era m谩s leve, merm贸 la motivaci贸n de la poblaci贸n para vacunarse. Ahora, COVAX est谩 llegando a su fin, muy lejos del objetivo de la Organizaci贸n Mundial de la Salud de vacunar al 70 por ciento de la poblaci贸n de cada pa铆s.

Los fabricantes de vacunas ganaron m谩s de 13.000 millones de d贸lares por las dosis distribuidas a trav茅s de COVAX. Seg煤n los contratos, las empresas no est谩n obligadas a devolver los pagos anticipados que Gavi les dio para reservar vacunas que al final se cancelaron.

Pero, considerando la cantidad de dosis de vacunas que Gavi tuvo que cancelar, algunos expertos en salud p煤blica criticaron la actuaci贸n de las empresas.

Los fabricantes de vacunas contra la COVID-19 鈥渢ienen una responsabilidad especial鈥, ya que sus productos son un bien social y la mayor铆a se desarrollaron con financiamiento p煤blico, afirm贸 Thomas Frieden, director ejecutivo de la organizaci贸n sin fines de lucro Resolve to Save Lives y exdirector de los Centros para el Control y la Prevenci贸n de Enfermedades de Estados Unidos.

鈥淓s mucho dinero que podr铆a servir para hacer el bien鈥, afirm贸.

Frieden a帽adi贸 que otros grandes programas de salud mundial tienen presupuestos m谩s o menos iguales a la cantidad a la que se aferran los fabricantes de vacunas. 鈥淭odo el esfuerzo de erradicaci贸n de la polio cuesta unos 1000 millones de d贸lares al a帽o, y eso constituye una gran infraestructura鈥, dijo.

Gavi ha llegado a acuerdos con Moderna, el Serum Institute de la India y varios fabricantes chinos para cancelar dosis innecesarias, renunciando a 700 millones de d贸lares en pagos anticipados, seg煤n muestran los documentos.

Otra empresa farmac茅utica, Novavax, se niega a devolver otros 700 millones de d贸lares en pagos anticipados por vacunas que nunca entreg贸.

Gavi y Johnson & Johnson siguen envueltos en una amarga disputa por el pago de vacunas que Gavi notific贸 a la empresa hace meses que no iba a necesitar, pero que la empresa fabric贸 de todos modos. Ahora, Johnson & Johnson exige que Gavi pague por las dosis una cantidad adicional que no revel贸.

La organizaci贸n manten铆a una relaci贸n indirecta de suministro con Pfizer: el gobierno de Biden le compr贸 mil millones de vacunas para donarlas a trav茅s de COVAX. El a帽o pasado, Estados Unidos ajust贸 su acuerdo con la empresa y convirti贸 un pedido de 400 millones de dosis en opciones futuras. La empresa dijo que no cobr贸 ninguna comisi贸n por cambiar el pedido.

Los t茅rminos de los acuerdos de Gavi se mantuvieron en secreto porque eran con empresas privadas. No se ha hecho p煤blico cu谩nto ganaron las empresas farmac茅uticas con las vacunas canceladas.

Los documentos dicen que los fabricantes obtuvieron, de manera colectiva, 13.800 millones de d贸lares en ingresos por las vacunas que se distribuyeron a trav茅s de COVAX. Ya se enviaron casi 1900 millones de dosis a 146 pa铆ses. Gavi adquiri贸 directamente m谩s de la mitad y el resto fueron donadas por pa铆ses de ingresos elevados.

Seg煤n lo que muestran los documentos, los acuerdos de Gavi con Moderna y Serum tuvieron en cuenta que los fabricantes ya hab铆an incurrido en costos como los de las materias primas.

En un acuerdo para cancelar m谩s de 200 millones de dosis, firmado a finales del a帽o pasado, Gavi acept贸 que Moderna se quedara con un anticipo que hab铆a pagado. A cambio, se eximi贸 a Gavi de hacer pagos adicionales por las dosis, lo que significa que se cancelaron a un costo 鈥渟ustancialmente inferior鈥 al previsto, seg煤n los documentos. Moderna tambi茅n le concedi贸 a Gavi un cr茅dito de 58 millones de d贸lares para productos futuros, que es v谩lido hasta 2030.

Gavi tambi茅n hizo concesiones para salir de su acuerdo con el Serum Institute de la India. El organismo cancel贸 145 millones de dosis permiti茅ndole a la empresa quedarse con el dinero que Gavi hab铆a pagado por adelantado, para cubrir el costo de los materiales que ya se hab铆an adquirido. Serum tambi茅n le dio a Gavi una nota de cr茅dito por un importe no revelado que la organizaci贸n puede usar para adquirir las numerosas vacunas de rutina que le compra a Serum todos los a帽os.

Moderna y Serum declinaron hacer comentarios sobre las condiciones.

Gavi y Johnson & Johnson est谩n en desacuerdo respecto a 150 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 que Gavi encarg贸, pero que lleva meses intentando cancelar.

La organizaci贸n esperaba que una parte significativa de esas dosis se distribuyera a finales de 2021, pero para entonces Johnson & Johnson hab铆a entregado menos de 4 millones de dosis. (El contrato de Gavi con la empresa no le exig铆a terminar las entregas en ese plazo). Cuando la empresa por fin estaba lista para aumentar sus entregas el a帽o pasado, la demanda se desplom贸.

Seg煤n los documentos, a mediados de 2022, los administradores de Gavi alertaron a la empresa de que no iban a necesitar esas dosis y le pidieron que dejara de fabricar nuevas dosis para COVAX.

Sin embargo, Johnson & Johnson sigui贸 fabricando las vacunas e intent贸 entregarlas a finales de 2022, seg煤n los documentos. Ahora, de acuerdo con lo estipulado en el contrato, la empresa quiere que Gavi haga un pago adicional y acepte las vacunas.

Gavi propuso que la disputa pasara a mediaci贸n, pero la empresa 鈥渉asta ahora se ha negado a entablar negociaciones significativas鈥, seg煤n consta en los documentos. Algunas de las vacunas en litigio empiezan a caducar a mediados de 2023.

Jake Sargent, portavoz de Johnson & Johnson, asever贸 que la empresa hab铆a puesto a disposici贸n de COVAX las dosis solicitadas y hab铆a mantenido informada a Gavi sobre los detalles de la producci贸n.

En las negociaciones con Novavax, Gavi reclama el reembolso de 700 millones de d贸lares que gast贸 en anticipos para las vacunas.

Gavi hab铆a estado esperando que las entregas de Novavax comenzaran en el verano de 2021, pero la compa帽铆a fall贸 en la producci贸n de vacunas. Como consecuencia, Gavi no procedi贸 a realizar los pedidos de las vacunas que hab铆a reservado en un principio. Novavax dijo que se trataba de un incumplimiento de contrato, cancel贸 el acuerdo y se qued贸 con los 700 millones de d贸lares.

La disputa sigue sin resolverse. En un comunicado, la empresa afirm贸 que espera negociar un nuevo acuerdo para suministrarle sus vacunas a Gavi.

Algunos de los contratos de vacunas que firm贸 Gavi se cumplieron en su totalidad. En un caso, AstraZeneca emiti贸 un reembolso a la empresa cuando los costos de producci贸n finales fueron m谩s bajos de lo esperado.

Los costos para la organizaci贸n podr铆an haber sido mucho mayores, si algunos fabricantes de vacunas no hubieran estado dispuestos a renegociar sus contratos con Gavi. Y esta habr铆a tenido que pagar 2300 millones de d贸lares por las dosis que quer铆a cancelar, seg煤n muestran los documentos, pero ahorr贸 1600 millones de d贸lares al salir de esos contratos.

Un portavoz de Gavi, Olly Cann, dijo que la organizaci贸n no hab铆a realizado nuevos pagos por las dosis canceladas. Dijo que los pagos anticipados que hab铆an sido entregados representaban una fracci贸n de lo que Gavi habr铆a pagado por las dosis terminadas.

Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi, se neg贸 a comentar para este art铆culo. Sin embargo, en una entrevista sobre el futuro del programa global de vacunaci贸n contra la covid, realizada en diciembre, el m茅dico dijo que Gavi estaba pagando menos por dosis de lo que hab铆a planeado al principio para la compra de vacunas, y sustancialmente menos de lo que pagaban los pa铆ses de altos ingresos.

Las donaciones para vacunas contra la COVID-19 inflaron sustancialmente el presupuesto de Gavi, y los pagos anticipados perdidos por las vacunas canceladas no amenazan su labor regular de vacunaci贸n infantil.

Los contratos que Gavi ha intentado reducir se negociaron en los primeros meses inciertos de la pandemia, en algunos casos antes de que se demostrara que las vacunas funcionaban.

鈥淓n una pandemia, me gustar铆a equivocarme por comprar demasiadas dosis, en lugar de equivocarme por no tener dosis suficientes, particularmente porque los pa铆ses sintieron que al principio no hab铆a suficientes dosis鈥, dijo Berkley.

Los pa铆ses ricos, que ordenaron muchas m谩s dosis de las que necesitaban, han tratado de descargar sus excedentes en COVAX, pero este ha tenido problemas para absorberlos.

COVAX comenz贸 las entregas a pa铆ses en desarrollo en 2021, pero el ritmo inicial fue lento. Cuando el programa finalmente tuvo vacunas, las inyecciones presentaron desaf铆os que los d茅biles sistemas de salud no estaban bien equipados para manejar.

Frustrados por las fallas en el suministro, algunas agencias de salud p煤blica hicieron poco para crear demanda de las vacunas, sumado a una marea de informaci贸n err贸nea que desalent贸 a las personas a buscarlas. 脕frica subsahariana sigue siendo la regi贸n menos vacunada del mundo. No obstante, las tasas de mortalidad por covid registradas en la regi贸n han sido bajas, lo que ha erosionado a煤n m谩s el inter茅s en las vacunas.

鈥淭enemos tantos ofrecimientos de donaciones, pero no los aceptamos, porque no queremos que caduquen aqu铆鈥, dijo Andrew Mulwa, quien supervisa la respuesta de covid en el Ministerio de Salud de Kenia. 鈥淣os preguntamos, 驴necesitamos seguir gastando dinero en vacunas contra la COVID-19 cuando tenemos otras disparidades evidentes?鈥.

Gavi cuenta con una reserva de vacunas y espera millones m谩s en donativos de pa铆ses de altos ingresos que buscan deshacerse de su propio excedente. La organizaci贸n anticipa una demanda m谩xima de 450 millones de dosis este a帽o, la mitad de lo que envi贸 COVAX en 2022.

Stephanie Nolen cubre la salud a nivel mundial. Ha escrito sobre salud p煤blica, desarrollo econ贸mico y crisis humanitarias en m谩s de 80 pa铆ses de todo el mundo. @snolen 鈥 Facebook

Rebecca Robbins se integr贸 al Times en 2020 como reportera de negocios con 茅nfasis en las vacunas para la covid. Desde 2015 investiga temas de salud y medicina. @RebeccaDRobbins

Stephanie Nolen y Rebecca Robbins han cubierto la campa帽a mundial de vacunaci贸n contra la covid desde sus inicios.

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba