FORMACI脫N

C贸mo cultivar un clima de gracia en tu iglesia

Recu茅rdale a tu gente con frecuencia que los demonios tienen una teolog铆a impecable.

Jared C. Wilson / Coalici贸n por el Evangelio /

Un mensaje de gracia puede atraer a las personas, pero una cultura de gracia las retendr谩. Lo que nuestras iglesias necesitan, no en sustituci贸n del mensaje del evangelio, sino como testimonio del mismo, es un clima del evangelio. 驴Pero c贸mo se consigue? 驴C贸mo desarrollar en la comunidad de tu iglesia un espacio seguro para confesar, estar quebrantado, estar 芦no bien禄? 驴Cu谩les son algunas formas de cultivar un clima de gracia en tu iglesia?

1-Ordena ancianos completamente id贸neos

A menudo hacemos bien en asegurarnos de que nuestros ancianos sean fuertes en doctrina y seguros en su liderazgo, pero con demasiada frecuencia dejamos pasar por alto requisitos igual de importantes o los obviamos en la evaluaci贸n. Muchas iglesias fallan a sus comunidades cuando ordenan a los m谩s inteligentes, pero esos inteligentes carecen de cualidades como amabilidad, paciencia, o de pastorear bien a sus familias. Considera a los candidatos que viven de manera abierta y transparente, que se distinguen por su hospitalidad y generosidad, que tienen reputaci贸n de paciencia y mansedumbre tanto como de inteligencia y confianza. Examina a sus familias. 驴Dirigen a sus familias con gracia? 驴Sus hijos parecen felices? 驴Est谩n sus esposas floreciendo? Hay una raz贸n por la que Pablo pone la calidad de los esposos y los padres a la cabeza de su lista (1 Ti 3:1-7Tit 1:5-9).

Esta es una de las razones por las que soy particularmente partidario de tener hombres mayores como ancianos, particularmente hombres con hijos adultos o j贸venes adultos. Un hombre puede tener hijos pr贸digos a pesar de 茅l, por supuesto, no a causa de 茅l, y quiero considerar ese factor. Pero si los hijos de un hombre ya no caminan con el Se帽or quiero saber si fue porque crecieron en un hogar indisciplinado e imp铆o o en un hogar demasiado disciplinado, r铆gido, autoritario y sin gracia. No me opongo a los ancianos m谩s j贸venes con hijos menores, por supuesto, o incluso a los ancianos solteros sin familia propia, pero los hombres mayores te dan el beneficio de la experiencia de vida y sabidur铆a, y si han estado caminando con Jes煤s por un tiempo, a menudo son m谩s tiernos de coraz贸n que los hombres m谩s j贸venes. En resumen, lo que quieres no es solo ancianos que prediquen y ense帽en bien, sino ancianos que amen bien y que pastoreen bien. No anheles simplemente ancianos que gobiernen, sino pastores con gracia, porque lo que tus ancianos son, tu iglesia tambi茅n lo ser谩.

2-Ataca con fuerza la arrogancia doctrinal.

La mayor铆a de los que piensan que est谩n en lo correcto sobre un tema teol贸gico en particular creen que llegaron a 茅l a trav茅s del crecimiento en el Se帽or, no solo adquiriendo informaci贸n. Tanto calvinistas como arminianos en tu iglesia piensan as铆. Tanto premilenialistas como postmilenialistas piensan eso. Casi todos nosotros creemos que llegamos a nuestro punto de vista particular en medio de nuestro crecimiento espiritual. (Y todos tenemos raz贸n en eso, m谩s o menos). Pensar as铆 es natural. Pero el peligro de este pensamiento es equiparar nuestro punto de vista particular con la santificaci贸n progresiva. Hacerlo significa creer que porque creo ______, estoy m谩s santificado que t煤. La raz贸n por la que todav铆a no compartes mi punto de vista sobre este asunto es porque eres m谩s inmaduro en tu fe. De repente estamos creando cristianos de primera y segunda clase en la comunidad. Eso es terrible.

 Reprende con gentileza pero con firmeza la arrogancia doctrinal y arr谩ncala all铆 donde la encuentres. Las facciones se desarrollan f谩cilmente sobre la devoci贸n a los asuntos secundarios si se dejan sin control. Al predicar contra el pecado, ten cuidado de no tener pecados 芦favoritos禄, pecados predilectos contra los que arremeter. Las personas culpables de tales pecados pueden ser llevadas a convicci贸n y arrepentirse, pero m谩s a menudo no escuchan el mensaje de gracia cuando su pecado es repetidamente se帽alado, sino que tu iglesia es un lugar seguro para tener cualquier pecado menos el de ellos. Adem谩s, hay un peligro inverso en tener pecados favoritos contra los que predicar: impl铆citamente le dice a las personas que no luchan con ese pecado que deben ser santas porque no luchan con ese pecado particular. Al se帽alar ciertos pecados con un trato especial, est谩s ayudando a todos los dem谩s a abrazar la arrogancia del fariseo en el templo que estaba orgulloso de no ser como el recaudador de impuestos.

Recu茅rdale a tu gente con frecuencia que los demonios tienen una teolog铆a impecable, que los demonios pueden ser calvinistas y arminianos, milenaristas y amilenialistas.

3-Predica un evangelio completo dirigido a los corazones, as铆 como a las mentes

La predicaci贸n que adopta una forma m谩s bien de conferencia es estupenda para crear mentes 谩vidas de informaci贸n. Solo algunas veces. Sin embargo, aunque todo serm贸n debe transmitir informaci贸n 鈥攄efinitivamente debe ense帽ar鈥 el prop贸sito de un serm贸n no es principalmente informar la mente sino transformar el coraz贸n. Apunta al coraz贸n de dos maneras principales: 1) proclama buenas noticias, no simplemente buenos consejos, y 2) muestra alegr铆a en tu predicaci贸n. En otras palabras, no te limites a predicar el texto, sino que, en la medida de tus posibilidades, debes sentirlo. La mayor铆a de las veces, las iglesias no se apasionan por lo que sus pastores les dicen que se apasionen, sino por lo que sus pastores est谩n evidentemente apasionados. De modo que, si de tu predicaci贸n se desprende que lo que realmente te apasiona son los imperativos de las Escrituras y no los indicativos del evangelio, 驴adivina qu茅? No importa cu谩ntas veces le digas a tu iglesia que se centre en el evangelio, van a ver que tu celo est谩 reservado para la ley.

 Al predicar el evangelio, predica tanto a los pr贸digos como a los hermanos mayores. Explica c贸mo el evangelio se opone a la religiosidad farisaica. Anima a ambos 芦hermanos禄 a abrazar a Cristo, tanto al legalista como al hedonista. No des la impresi贸n de que el evangelio es solo para los pecadores evidentes, los 芦perdidos禄, sino para todas las personas, incluidas las que est谩n en las sillas cada domingo.

4-Establece l铆deres que cojean

Desde los ancianos hacia abajo, no establezca ning煤n l铆der que no tenga un historial o reputaci贸n de humildad. Debes querer saber si el l铆der se ha quebrado alguna vez, si le han quitado el piso. No establezcas l铆deres que no caminen con cierta cojera, porque a menudo no tienen empat铆a por los quebrados, los que sufren, los abusados o los penitentes. No otorgues poder a ning煤n l铆der que no haya confrontado y luchado con su propio pecado, que no demuestre humildad continua sobre su pecado y dolor por el mismo. Los l铆deres que no conocen personalmente el esc谩ndalo de la gracia crean un clima de ausencia de gracia en la iglesia.

5-Promueve la hospitalidad, el servicio y la generosidad

驴Qu茅 valores, programas, iniciativas quiero promover m谩s? Los que m谩s favorezcan la cercan铆a con los dem谩s y la salida a la comunidad. La gente de la iglesia no aprende a ser amable con los que no pertenecen a la iglesia si nunca est谩n en proximidad con ellos. A menudo, estar en el mismo entorno de trabajo no es suficiente. Queremos facilitar y promover oportunidades de crecimiento que impliquen la apertura de los hogares, el servicio activo de las personas dentro y fuera de la iglesia, y la entrega de dinero y cosas necesarias. Hay muchas cosas que encajan en estas 谩reas, as铆 que puedes ser creativo. Pero cuando los miembros de la iglesia pasan mucho tiempo con otros en este tipo de entornos 鈥攅n contraposici贸n a los entornos de tipo sal贸n de clases o el servicio de adoraci贸n鈥 llegan a conocerse de manera que se construye la familiaridad, la empat铆a, la intimidad y mucho m谩s. Lo mismo ocurre cuando se pasa tiempo en estos entornos con personas que no pertenecen a la iglesia. Una iglesia cerrada, aislada y enclaustrada no favorece un clima de gracia. Se queda sin aire demasiado r谩pido; la gente no puede respirar.

 6-T贸matelo como algo personal

Lo m谩s importante es que t煤 seas yo sea lo que quieres ver quiero ver. Entonces, mientras revisas reviso con frecuencia el pulso de tu mi iglesia 鈥攍o que Dietrich Bonhoeffer en Vida en comunidad sabiamente aconseja no hacer鈥 piensa pienso en todas las personas que necesitan ponerse las pilas, que necesitan una dosis grande de humildad. Puede que tengamos raz贸n sobre ellos. Pero aplicar esto primero a los dem谩s no es el impulso humilde de la gracia tomada en serio. Yo necesito vigilar de cerca mi vida y mi doctrina. Necesito superar a los dem谩s en mostrar honra. Necesito practicar la confesi贸n y el arrepentimiento. Necesito humillarme. A medida que voy creciendo intelectualmente, necesito mantener el fruto del Esp铆ritu frente a mi coraz贸n y ser intr茅pido y honesto al preguntar: 芦驴C贸mo lo estoy haciendo en estas 谩reas?禄

Para cada uno de nosotros, un clima de gracia comienza con nosotros.

Publicado originalmente en For The Church. Traducido por Equipo Coalici贸n.

 

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba