Salud

Universidad de Tel Aviv: personas con autismo experimentan el dolor con mayor intensidad

Este hallazgo es contrario a la creencia generalizada de que las personas con autismo son supuestamente 芦indiferentes al dolor禄.

Itongadol /

Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv, examin贸 la percepci贸n del dolor entre las personas con autismo y descubri贸 que experimentan el dolor con mayor intensidad que la poblaci贸n general y que son menos adaptables a la sensaci贸n.

Este hallazgo es contrario a la creencia generalizada de que las personas con autismo son supuestamente 芦indiferentes al dolor禄.

Los investigadores expresaron la esperanza de que los resultados de su estudio conduzcan a un tratamiento m谩s adecuado por parte del personal m茅dico, los cuidadores y los padres hacia las personas con autismo, que no siempre expresan la experiencia del dolor de la forma habitual.

El estudio fue financiado por la Fundaci贸n Cient铆fica de Israel y dirigido por cuatro investigadores: La Dra. Tami Bar-Shalita, de la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv, que inici贸 el estudio, en colaboraci贸n con la Dra. Yelena Granovsky, del Technion (el Instituto Tecnol贸gico de Israel) y el Centro M茅dico Rambam, y los profesores Irit Weissman-Fogel y Eynat Gal, de la Universidad de Haifa.

Este estudio constituye el marco de las tesis de las doctorandas Tzeela Hofmann y Mary Klingel-Levy, y ya se publicaron o aprobaron para su publicaci贸n tres art铆culos basados en 茅l. El presente estudio se difundi贸 en la prestigiosa revista PAIN.

Con respecto al descubrimiento, la Dra. Bar-Shalita expres贸: 芦Aproximadamente el 10% de la poblaci贸n general padece disfunci贸n de la modulaci贸n sensorial, es decir, hipersensibilidad sensorial a un nivel que compromete el funcionamiento cotidiano normal y la calidad de vida. Estas personas tienen dificultades, por ejemplo, para ignorar o adaptarse al ruido o parpadeo de las luces fluorescentes, el zumbido de los aparatos de aire acondicionado o ventiladores, o el crujido del pochoclo de alguien sentado a su lado en el cine. En estudios anteriores en el laboratorio descubrimos que estas personas sufren m谩s dolor que las que no tienen disfunci贸n de la modulaci贸n sensorial. Como se sabe que la disfunci贸n de la modulaci贸n sensorial se da en personas con autismo en un porcentaje del 70-90%, constituye un criterio para diagnosticar el autismo y est谩 asociada a su gravedad禄.

禄Nos interesaba explorar la percepci贸n del dolor en el autismo, por lo que nos preguntamos: 驴les duele m谩s a las personas con autismo que a la poblaci贸n general? Esta pregunta apenas se estudiaba en el laboratorio antes de que empez谩ramos禄, agreg贸 Bar-Shalita.

Seg煤n los investigadores, durante muchos a帽os prevaleci贸 la opini贸n de que 芦a las personas con autismo les duele menos禄 o que eran 芦indiferentes al dolor禄. En realidad, la 鈥榠ndiferencia al dolor鈥 es una de las caracter铆sticas que presentan los actuales criterios diagn贸sticos del autismo. La prueba de ello era, supuestamente, su tendencia a infligirse dolor a s铆 mismos autolesion谩ndose.

Sin embargo, la Dra. Bar-Shalita se帽al贸 que 芦esta suposici贸n no es necesariamente cierta. Sabemos que las autolesiones podr铆an derivarse de intentos de suprimir el dolor y podr铆a ser que se hicieran da帽o a s铆 mismos para activar, inconscientemente, un mecanismo f铆sico de que鈥榚l dolor inhibe el dolor’禄.

Se trata de un estudio sobre el dolor en laboratorio aprobado por el comit茅 茅tico de las instituciones acad茅micas y el Centro M茅dico Rambam. En el estudio participaron 52 adultos con autismo de alto funcionamiento (AAF) e inteligencia normal, es decir, hasta el momento la muestra m谩s grande del mundo de la que se tiene constancia en estudios sobre el dolor en personas con autismo.

El estudio hizo uso de pruebas psicof铆sicas para evaluar el dolor, utilizadas habitualmente en el 谩mbito del estudio del dolor. Estos m茅todos examinan la relaci贸n entre est铆mulo y respuesta, mientras que el investigador, mediante una computadora, controla la duraci贸n y la intensidad del est铆mulo, mientras se pide al examinado que clasifique la intensidad del dolor que siente en una escala de 0 a 100.

Los resultados demostraron sin lugar a dudas que a las personas con autismo les duele m谩s. Adem谩s, su mecanismo de supresi贸n del dolor es menos eficaz.

Con respecto a esto los investigadores explicaron que llevaron a cabo 芦una serie de mediciones destinadas, entre otras cosas, a examinar si la hipersensibilidad al dolor deriva de un sistema nervioso sensibilizado o de la supresi贸n de los mecanismos que se supone permiten la adaptaci贸n y, con el tiempo, reducen la respuesta al est铆mulo. Descubrimos que, en el caso de las personas con autismo, se trata de una combinaci贸n de ambas cosas: un aumento de la se帽al de dolor junto con un mecanismo de inhibici贸n del dolor menos eficaz禄.

芦Nuestro estudio constituy贸 un estudio exhaustivo y en profundidad de la intensidad del dolor que experimentan las personas con autismo. La creencia predominante era que son supuestamente 鈥榠ndiferentes al dolor鈥, y hay informes de que el personal m茅dico y otros profesionales los trataban en consecuencia禄, a帽adi贸 la Dra. Bar-Shalita.

Finalmente, Bar-Shalita concluy贸 que 禄los resultados del estudio indican que, en la mayor铆a de los casos, la sensibilidad al dolor de las personas con autismo es en realidad superior que la de la mayor parte de la poblaci贸n, al tiempo que no consiguen suprimir eficazmente los est铆mulos dolorosos. Esperamos que nuestros hallazgos beneficien a los profesionales y practicantes que atienden a esta poblaci贸n y contribuyan al avance del tratamiento personalizado禄.

En otros art铆culos que se publicar谩n pr贸ximamente, los investigadores de la Universidad de Tel Aviv examinaron la actividad cerebral de personas con autismo durante est铆mulos dolorosos, as铆 como subgrupos dentro de esta poblaci贸n en relaci贸n con su percepci贸n del dolor.

Publicaciones relacionadas

Mira tambi茅n
Cerrar
Bot贸n volver arriba