OPINI脫N

La Corte Interamericana de Derechos Humanos no protege los derechos de los padres

Infovaticana/ ADF Internacional /

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sentenciado que las decisiones de los padres de familia respecto a c贸mo y qui茅n debe impartir la educaci贸n religiosa a sus hijos pueden ser ignoradas.

La sentencia de hoy en el caso Pavez contra Chile podr铆a tener amplias implicaciones para toda Am茅rica, y es una desilusi贸n para la coalici贸n de m煤ltiples comunidades religiosas que intervino en el caso a favor de la autonom铆a religiosa y los derechos de los padres.  

鈥淓stamos profundamente decepcionados por la decisi贸n de la Corte, que no defiende el car谩cter fundamental de la autonom铆a de las iglesias como parte de la libertad de religi贸n y creencia.

Las comunidades religiosas tienen autonom铆a para elegir a sus profesores y los padres tienen derecho a que sus hijos reciban una educaci贸n religiosa de acuerdo con sus convicciones鈥, dijo Tom谩s Henr铆quez, abogado chileno y Director de 脕rea para Am茅rica Latina y el Caribe de ADF Internacional.

鈥淓stamos en absoluto desacuerdo con la decisi贸n alcanzada por esta Corte que se aparta por completo de la posici贸n adoptada por la mayor铆a de los Estados de la regi贸n, as铆 como en los precedentes consolidados de otros organismos internacionales de derechos humanos como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El fallo de hoy a铆sla a la Corte Interamericana entre otros tribunales internacionales, y amenaza con socavar los derechos de los padres y las comunidades religiosas de toda Am茅rica.鈥   

Se socava el derecho de las iglesias a elegir qui茅n ense帽a en su nombre  

La se帽ora Sandra Pavez impart铆a clases de religi贸n cat贸lica en San Bernardo, Chile. Cuando la di贸cesis local se enter贸 de que hab铆a entablado una relaci贸n con una persona del mismo sexo, en contra de las ense帽anzas de la Iglesia cat贸lica, le informaron que ya no pod铆an acreditarla como apta para ense帽ar la fe cat贸lica en nombre de la Iglesia.

Sin embargo, pudo continuar con su empleo, sin interrupci贸n, en una posici贸n diferente; incluso fue promovida al equipo directivo de la escuela.    

A pesar de ello, la se帽ora Pavez emprendi贸 acciones legales contra la Iglesia en Chile, alegando haber sufrido discriminaci贸n.

Cuando el Tribunal Supremo confirm贸 la libertad de la Iglesia para certificar a sus profesores y el derecho de los padres a que sus hijos reciban clases de religi贸n de alguien que viva de acuerdo con su fe, ella present贸 la demanda contra Chile ante la Corte Interamericana.

La Corte ha fallado ahora en contra de Chile y del derecho de las comunidades religiosas a decidir qui茅n ense帽a en su nombre.   

Sentencia socava la libertad religiosa 

La Corte estuvo de acuerdo en que los ni帽os y los padres tienen derecho a recibir educaci贸n religiosa, y que 茅sta puede incluirse en la ense帽anza p煤blica para garantizar los derechos de los padres.

El fallo, sin embargo, rompi贸 con el consenso internacional que reconoce la selecci贸n de profesores como parte inherente de la autonom铆a de las comunidades religiosas.

Esta decisi贸n podr铆a afectar directamente a una mayor铆a de los ni帽os del continente que reciben su educaci贸n a trav茅s de escuelas financiadas con fondos p煤blicos.  

El fallo del tribunal tambi茅n implica que los cat贸licos, jud铆os, musulmanes, evang茅licos o cualquier otro grupo religioso no pueden garantizar que los designados para ense帽ar esa religi贸n vivan de acuerdo con lo que ense帽an.   

A lo largo del caso, una amplia coalici贸n de organizaciones y comunidades religiosas se ha unido para defender este derecho fundamental y pedir al Tribunal que defienda las leyes del Estado. Esta coalici贸n inclu铆a a las comunidades jud铆a, musulmana, ortodoxa, anglicana y protestante de Chile, as铆 como al presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), quienes conjuntamente presentaron un hist贸rico escrito en conjunto ante la Corte en 2021.

Adem谩s, m谩s de 30.000 personas presentaron una petici贸n conjunta a la Corte solicitando que esta defienda el derecho de los padres a que sus hijos sean educados de acuerdo con sus convicciones.  

鈥淓sto es un golpe para los padres, y para las comunidades religiosas a las que pertenecen. La sentencia socava su derecho a decidir qui茅n ense帽ar谩 la educaci贸n religiosa confesional en su nombre y ayudar谩 a criar a sus hijos en esa fe.

La decisi贸n no se ajusta al derecho internacional, que protege claramente la autonom铆a de las comunidades religiosas, y constituye una excepci贸n si se compara con casos similares decididos en otros tribunales de derechos humanos.

Las iglesias desempe帽an un papel importante en la sociedad y 茅sta se beneficia de comunidades religiosas fuertes y aut贸nomas. Una vez que el Estado se arroga el determinar qui茅n est谩 calificado para ense帽ar clases de educaci贸n religiosa confesional,

驴Por qu茅 no se inmiscuir铆a tambi茅n en decidir qu茅 sacerdotes o ministros de culto son aceptables y, por esa v铆a intentar modificar las creencias m谩s arraigadas de las comunidades religiosas aut贸nomas?

Aunque esta decisi贸n es un rev茅s para todos los que se preocupan por la libertad religiosa y los derechos de los padres, seguiremos abogando por la protecci贸n de las libertades fundamentales en todo el continente americano鈥, dijo Robert Clarke, Director Adjunto de ADF Internacional. 

 

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba