Internacionales

El movimiento pro vida en Estados Unidos

Magdalena Moncada /Actuall/

El movimiento pro vida ha provocado un fuerte cambio cultural en la sociedad norteamericana y particularmente en su juventud.

El movimiento pro vida se ha vuelto un factor fundamental para ganar elecciones en Estados Unidos, lo que demuestra la fuerza que ha ganado en estos 50 a帽os.

A 47 a帽os del fallo de Roe vs Wade 鈥揺l cual abri贸 la puerta del aborto en Estados Unidos鈥 se han asesinado cerca de 60 millones de personas no nacidas. Actualmente el aborto es legal en todo el pa铆s y todos los estados deben tener al menos una cl铆nica de abortos.

A pesar de ello, cada estado puede limitar la ejecuci贸n del aborto restringi茅ndolo dentro del primer o segundo trimestre de embarazo, as铆 como agregar nuevas causales de prohibici贸n, siendo una de las m谩s recientes y pol茅micas, la restricci贸n de realizarlo una vez que comienza a latir el coraz贸n del feto.

Pese a la instauraci贸n del aborto como un 鈥渄erecho鈥 de la mujer sobre su cuerpo, este pa铆s ha experimentado un creciente movimiento pro vida que ha hecho un fuerte cambio cultural y social en la sociedad norteamericana y particularmente en su juventud, la cual se autodenomina la 鈥済eneraci贸n pro vida鈥. La fuerza del movimiento ha hecho avanzar al pa铆s hacia una retirada del aborto, fuerza que se viene a consagrar con la elecci贸n de un presidente que se proclam贸 pro vida: Donald J. Trump.

Donald Trump saluda a los congregados en la Marcha por la Vida celebrada en Washington en 2020. /EFE.

El movimiento pro vida comenz贸 a crecer y tomar fuerza luego de que el aborto fuese legalizado en todos los estados. En primer lugar se realiz贸 un trabajo de mostrar al feto como un ser humano a trav茅s de fotos en los a帽os 70 y posteriormente con las ecograf铆as y ultrasonidos; as铆, John Wilkie fund贸 el 鈥淐omit茅 Nacional del derecho a la vida鈥 (National Right to Life Comitee), que es la organizaci贸n anti aborto m谩s antigua del pa铆s; 茅l, junto con su mujer, iniciaron las protestas pac铆ficas en las cl铆nicas de aborto alrededor del pa铆s, y juntos escribieron el libro 鈥淗andbook on Abortion鈥, el cual se volvi贸 fundamental para el movimiento que ir铆a creciendo despu茅s.

Poco a poco, y con el desarrollo del movimiento pro vida, se fue tomando conciencia por parte de la ciudadan铆a de que el aborto es realmente un acto brutal, en que se asesina al hijo mientras vive dentro de la madre, provocando traumas a煤n mayores en las mujeres que abortan y dejando desamparados a los m谩s inocentes.

El movimiento ha visto los frutos de su trabajo, en la medida en que han ido decreciendo continuamente el n煤mero de abortos, siendo el a帽o 2017 el a帽o con menos muertes desde que se aprob贸 en 1973.

 As铆, el movimiento fue ganando espacio en el debate p煤blico, popularidad y fuerza, para que posteriormente asumiera Donald Trump como presidente, quien hab铆a asegurado un fuerte compromiso provida.

Es as铆 como Trump, al asumir la administraci贸n del pa铆s, concreta de forma manifiesta este paulatino cambio llevado lentamente por la sociedad hacia la defensa de la vida.

Desde entonces, Trump permiti贸 que los estados dejasen de financiar a la multinacional Planned Parenthood (proveedora de cl铆nicas de abortos en todo el pa铆s) desfinanciando poco a poco a este gigante econ贸mico; junto con ello, el presidente prohibi贸 que el dinero procedente de impuestos fuera dirigido a financiar abortos en el extranjero; le advirti贸 al congreso que vetar铆a cualquier ley que terminase con la vida humana; durante su gobierno se permiti贸 la objeci贸n de conciencia contra los seguros obligatorios que incluyen el aborto, as铆 como ha obligado a que las compa帽铆as revelen si sus planes cubren el aborto; ha se帽alado que le quitar谩 el financiamiento a las universidades estatales que impidan la libertad de expresi贸n de sus alumnos; ha nombrado a personas pro vida en puestos judiciales importantes, siendo el m谩s conocido el nombramiento de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema junto con Niel Gorsuch, acercando al pa铆s a la posibilidad de la derogaci贸n de fallo Roe vs Wade, lo que abre la posibilidad de una nueva interpretaci贸n respecto de la licitud o ilicitud del aborto.

M脕S ALL脕 DEL JUICIO QUE SE HACE RESPECTO AL FUERO INTERNO DE TRUMP, LO CIERTO ES QUE HA CORRESPONDIDO DURANTE 4 A脩OS, DE FORMA CONSTANTE, A LOS DESEOS DE SUS VOTANTES DE AVANZAR HACIA LA PROHIBICI脫N DEL ABORTO.

Todos estos cambios son posibles gracias al apoyo ciudadano que estas pol铆ticas pro vida tienen, y con el actuar de Trump, las organizaciones sociales se sienten respaldadas para continuar su trabajo, haciendo de la defensa de la vida un c铆rculo virtuoso favorecido rec铆procamente entre el gobierno y los activistas.

Por lo dem谩s, la participaci贸n del presidente Trump en la marcha pro vida este a帽o 2020, fue especialmente significativa, no s贸lo por ser el primer presidente en asistir a dicha marcha realizada en Washington, sino porque adem谩s declar贸 a aqu茅l d铆a como el d铆a nacional de la santidad de la vida humana, nuevamente d谩ndole fuerza al movimiento pro vida, impulsando a la ciudadan铆a a seguir organiz谩ndose y combatiendo contra el aborto, tal como 茅l mismo se帽al贸: 鈥淓stamos aqu铆 por una raz贸n muy simple, para defender el derecho de todo ni帽o nacido y no nacido, de cumplir su potencial dado por Dios. (鈥)

Todos los que estamos aqu铆 entendemos una verdad eterna, todo ni帽o es un regalo preciado y sagrado de Dios. (鈥) Nosotros sabemos esto: toda vida trae amor a este mundo, todo ni帽o trae alegr铆a a su familia, toda persona debe ser protegida, y sobre todo, nosotros sabemos que toda alma humana es divina y que toda vida humana nacida y no nacida es hecha en la Santa Imagen de Dios Todopoderoso, juntos defenderemos esta verdad a trav茅s de nuestra magn铆fica tierra鈥.

Sin embargo, algunos cuestionan la sinceridad de compromiso del presidente, y se plantea que su f茅rrea posici贸n pro vida no es m谩s que una estrategia para asegurar a aquellos votantes, sin que a 茅l le importe realmente la vida del no nacido.

A pesar de estas especulaciones, y m谩s all谩 del juicio que se hace respecto al fuero interno de Trump, lo cierto es que ha correspondido durante 4 a帽os, de forma constante, a los deseos de sus votantes de avanzar hacia la prohibici贸n del aborto, es por ello que se vuelve menos relevante la posici贸n personal del presidente respecto a la vida, en tanto haga todos sus esfuerzos y utilice los recursos que tiene a la mano para protegerla.

Es claro que Trump, indiferente de los medios o de sus declaraciones, tiene un objetivo un铆voco: obtener el voto pro vida, lo que manifiesta c贸mo el movimiento se ha vuelto un factor fundamental para ganar elecciones en Estados Unidos, lo que demuestra la fuerza que ha ganado en estos 50 a帽os.

Junto con ello, no se puede menospreciar la importancia de tener l铆deres comprometidos con la vida alrededor del mundo, la fuerza de estos liderazgos es arrolladora y transformadora, un presidente que defiende la vida no solo nombra jueces, y veta las leyes, no solo alienta y envalentona al resto de la ciudadan铆a a continuar con el trabajo por la dignidad de la persona, sino que salva la vida de miles de ni帽os que con otro presidente no habr铆an tenido la oportunidad de nacer.

Los verdaderos liderazgos no administran a un pa铆s, sino que los dirigen y perfeccionan, y son absolutamente fundamentales para ser continuadores y perpetradores del trabajo pro vida que los ciudadanos han realizado por d茅cadas.

Pero el liderazgo fuerte no puede actuar sin una generaci贸n activa, as铆, miles de j贸venes estadounidenses participan en lo p煤blico a lo largo del pa铆s, como puede verse en cada manifestaci贸n que realizan.

Tal es la masividad, madurez y fuerza de la juventud que incluso CNN intent贸 armar una escena para humillarlos, y se encontraron con quien hoy es rostro aclamado del movimiento pro vida: un joven estudiante menor de 18 a帽os, Nick Sandmann.

Es por ello, que el ejemplo de Estados Unidos es alentador. Es una demostraci贸n clara de que all铆 donde abund贸 el pecado, logr贸 sobreabundar la gracia, y que con convicci贸n y un liderazgo fuerte, se puede, poco a poco, contrarrestar el mayor genocidio que nuestra historia ha conocido.

Publicaciones relacionadas

Mira tambi茅n
Cerrar
Bot贸n volver arriba