Nacionales

Un voto razonado

Fernando Berrocal /Abogado y periodista //

En mi columna anteriordije que votar铆a por Fabricio Alvarado el pr贸ximo domingo. Voy a razonar mi voto y a contestar algunos comentarios:

1.-  En mi c铆rculo 铆ntimo familiar hemos alcanzado, mediante el di谩logo y el amor, esenciales coincidencias entre cat贸licos y evang茅licos. Todos somos creyentes en un Ser Superior, pero respetamos nuestros puntos de vista y construimos sobre lo que nos une espiritualmente y no sobre lo que nos separa por un culto religioso. Como ciudadanos, tenemos una visi贸n libre pensadora en que no existen criterios homof贸bicos, ni machistas, ni discriminatorios hacia ninguna minor铆a y enfrentamos la vida y el mundo con serenidad y paz.

Es desde esa perspectiva familiar que vamos a votar por Fabricio Alvarado.

2.-  Este pa铆s lleva 20 a帽os y cinco gobiernos de no hacer las cosas como se deben hacer y de no implementar las reformas que se necesitan. Sin disculpar en absoluto a los anteriores, este gobierno del PAC es el peor de todos y no solo en el 谩mbito econ贸mico y social. Lo m谩s censurable es la distancia abismal y cr铆tica, entre el cambio 茅tico y pol铆tico que se prometi贸 y el grave retroceso que ha habido, especialmente en el tema de la corrupci贸n y en la manipulaci贸n de los hechos y de la verdad, desde la misma Casa Presidencial. Este gobierno ha hecho de la mentira y el enga帽o, al m谩s alto nivel, un arma cotidiana de acci贸n pol铆tica. Mi voto es por el cambio y para no seguir en m谩s de lo mismo.

3.- Es cierto que hay loquitos fundamentalistas en el lado de Fabricio Alvarado. Pero no es mucha la distancia que los separa de otros fundamentalistas laicos en los grupos LGTBI y en sectores no democr谩ticos del FA que apoyan al PAC. Adem谩s, y lo digo con pena y sinceridad de periodista, me molesta 茅tica y profesionalmente la manipulaci贸n de un medio escrito que todav铆a cree, en la 茅poca de la revoluci贸n inform谩tica, que puede nombrar y quitar presidentes de la Rep煤blica, exacerbando junto a los loquitos de ambos lados, un debate religioso falso y artificial que no representa los valores m谩s profundos del ser costarricense. Mi voto es tambi茅n una protesta contra esa manipulaci贸n.

4.-  No conozco personalmente a Fabricio Alvarado, pero por su actitud y su palabra en los debates, en el di谩logo duro de la controversia p煤blica, me he convencido que es un hombre sincero, transparente, inteligente y de buenas intenciones. Sencillamente no han podido contra 茅l y ha salido bien librado y triunfante, sin sacrificar sus creencias personales. Pero la raz贸n principal de mi voto por Fabricio Alvarado, es a favor de un gobierno de manos limpias, sin corrupci贸n ni impunidad y en que todos podamos vivir, trabajar y progresar, sin ninguna discriminaci贸n inaceptable e improcedente, en un pa铆s libre y democr谩tico, dentro de un Estado Social de Derecho. Este pa铆s debe dejar atr谩s la pol铆tica de las mentiras, los enga帽os y las manipulaciones. Se debe gobernar con la verdad.  Por sus convicciones, Fabricio Alvarado le puede dar desde la Casa Presidencial eso al pa铆s y solo eso es much铆simo. Lo dem谩s es solucionable si hay liderazgo, buena fe, propuestas serias y capacidad de negociaci贸n, como la tiene el equipo de gobierno que ha ido aglutinando Fabricio Alvarado.

5.-  Finalmente una raz贸n de pura gobernabilidad. Fabricio Alvarado est谩 en mucho mejores condiciones que el candidato del PAC, de lograr una mayor铆a en la Asamblea Legislativa, sumando los votos de Restauraci贸n Nacional dirigidos por Carlos Avenda帽o, que ya fue Diputado y tiene experiencia, con los del PLN, el PUSC y el PIN. Hace muchos a帽os que no hay consenso de unos 40 Diputados en el primer Poder de la Rep煤blica. Me parece, objetivamente, que Mario Redondo desde el Ministerio de la Presidencia, por su reciente experiencia en la Asamblea Legislativa, es la persona para sumar y desbloquear la par谩lisis legislativa de los 煤ltimos gobiernos. Si seguimos en esta par谩lisis de ingobernabilidad, el pa铆s no va para ning煤n lado y nos hundir铆amos en m谩s de lo mismo. Un gobierno de Restauraci贸n Nacional puede sumar a otras fuerzas pol铆ticas y generar respaldos necesarios, en sectores de la sociedad civil y en la prensa, para hacer un gobierno de consenso y unidad nacional en Costa Rica.

Mi voto por Fabricio Alvarado es por la esperanza y por ese cambio necesario.

 

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba