OPINI脫N

Las redes sociales provocan sufrimiento a nuestros hijos

Debemos ser m谩s conscientes de c贸mo las tecnolog铆as de la comunicaci贸n moldean nuestro pensamiento y nuestras interacciones.

Joe Carter / Coalici贸n por el Evangelio /

La historia: El cirujano general de Estados Unidos, Vivek Murthy, ha emitido una advertencia sobre los riesgos potenciales de las redes sociales para la salud mental de los ni帽os. Aqu铆 se explican las razones por las que los padres cristianos deber铆an preocuparse y lo que podemos hacer para proteger a nuestros hijos.

El contexto: La advertencia del cirujano general responde al creciente escrutinio sobre los efectos nocivos de los contenidos inapropiados en las redes sociales y su uso excesivo. Estas plataformas se han relacionado con una serie de consecuencias nocivas, desde alteraciones del sue帽o hasta el fomento de pensamientos suicidas entre los j贸venes.

Murthy ha pedido a los legisladores, las plataformas y los padres que establezcan l铆mites seguros, y cree que los ni帽os no deber铆an entrar en las redes sociales antes de los trece a帽os.

Al mismo tiempo, el gobierno de Biden est谩 publicando planes para mejorar la seguridad de los ni帽os en Internet, que incluyen crear un grupo de trabajo interinstitucional, fomentar la alfabetizaci贸n y los h谩bitos digitales, y apoyar los esfuerzos para prevenir el acoso y el abuso infantil en Internet.

Se calcula que el 95 % de los adolescentes y el 40 % de los ni帽os de entre ocho y doce a帽os est谩n en las redes sociales, a menudo expuestos a contenidos extremos y nocivos.

Los que pasan m谩s de tres horas al d铆a en estas plataformas tienen el doble de probabilidades de sufrir depresi贸n y ansiedad. Adem谩s, un tercio o m谩s de las ni帽as de entre once y quince a帽os han declarado sentirse 芦adictas禄 a determinadas plataformas.

Como se帽alan los investigadores sobre la familia Jenet Erickson y W. Bradford Wilcox:

Las investigaciones m谩s recientes indican que s铆, las redes sociales son un factor; algunos adolescentes y j贸venes adultos se ven especialmente afectados por plataformas como TikTok e Instagram.

El mayor estudio realizado hasta la fecha revel贸 que las ni帽as de entre once y trece a帽os parec铆an ser especialmente vulnerables. La propia investigaci贸n de Facebookfiltrada por un informante el a帽o pasado, revel贸 un v铆nculo para las adolescentes entre el uso de Instagram y el aumento de pensamientos suicidas (13,5 %), trastornos alimentarios (17 %) y sentirse peor con su cuerpo (32 %).

Qu茅 significa: Los inventos humanos son parte de la gracia com煤n de Dios a la humanidad y la mayor铆a tienen el potencial de ser utilizados para nuestro florecimiento.

Sin embargo, al centrarnos en los beneficios potenciales de la tecnolog铆a, a menudo restamos importancia o descartamos los da帽os y sufrimientos evidentes que pueden causar.

Esto ha sido especialmente cierto en el caso de las tecnolog铆as de la comunicaci贸n, como las redes sociales. Aunque los cristianos, en particular, han tardado en responder a la amenaza de las redes sociales, no podemos seguir ignorando los efectos en nuestros ni帽os y adolescentes.

Debemos ser m谩s conscientes de c贸mo las tecnolog铆as de la comunicaci贸n moldean nuestro pensamiento y nuestras interacciones.

Harold Innis, un estudioso de la comunicaci贸n del siglo XX, postul贸 que las tecnolog铆as de los medios de comunicaci贸n tienen tres efectos profundos en nosotros: moldean (1) la estructura de nuestros intereses, (2) el car谩cter de los s铆mbolos y (3) la naturaleza de la comunidad. La aplicaci贸n de este modelo a las redes sociales revela importantes 谩reas de preocupaci贸n.

La estructura de intereses se refiere a los temas que captan nuestra atenci贸n. En la era de los algoritmos, las redes sociales pueden influir mucho en lo que piensan nuestros hijos y adolescentes.

No es de extra帽ar que se haya disparado el n煤mero de adolescentes que exploran y se involucran en la bisexualidad, los trastornos alimenticios y la transexualidad, cuando las redes sociales han estado promoviendo estos temas entre los adolescentes.

Es f谩cil que los adolescentes empiecen con un inter茅s valioso y luego se vean arrastrados por un camino de sufrimiento. Un adolescente interesado en el ejercicio f铆sico puede recibir una avalancha de mensajes que promueven ideales corporales poco realistas, lo que conduce a la insatisfacci贸n corporal y a comportamientos poco saludables.

Los algoritmos de las redes sociales pueden entonces dirigirlo a sitios proanorexia (芦pro-ana禄), probulimia y a comunidades en l铆nea donde puede interactuar con otras personas que promueven la 芦thinspiration禄 (es decir, fotos 芦inspiradoras禄 de cuerpos extremadamente delgados).

El car谩cter de los s铆mbolos, o la forma en que interpretamos y comunicamos la informaci贸n, tambi茅n se ha visto revolucionado por las redes sociales.

Las plataformas tienden a favorecer la brevedad y la gratificaci贸n instant谩nea, reduciendo las ideas complejas a emojis, etiquetas y retos virales. Este cambio puede socavar las habilidades de pensamiento cr铆tico y fomentar una comprensi贸n superficial de temas como la Biblia y la fe. En lugar de acudir a padres, pastores o adultos maduros que puedan ayudarles a resolver sus preguntas y dudas, se anima a los adolescentes a que aprendan de sus pares fr铆volos y mal informados.

La naturaleza de la comunidad se ve muy afectada por las redes sociales. Aunque estas plataformas ofrecen una forma de conectar con los dem谩s, promueven interacciones superficiales y fugaces en lugar de relaciones significativas y profundas.

Esto puede perjudicar el desarrollo de habilidades sociales cr铆ticas como la empat铆a y la resoluci贸n de conflictos.

Los adolescentes tienden a confundir las redes sociales con la 芦vida real禄. En plataformas como Instagram, Facebook y TikTok, los usuarios est谩n expuestos regularmente a representaciones idealizadas y a menudo poco realistas de la vida de los dem谩s.

Ver a sus contempor谩neos famosos presumir cuerpos 芦perfectos禄 (a menudo retocados), estilos de vida lujosos y apariencias impecables puede dar lugar a comparaciones malsanas y a una imagen distorsionada de uno mismo.

Muchos adolescentes y preadolescentes se sienten presionados a cumplir estos est谩ndares inalcanzables, lo que puede provocar insatisfacci贸n corporal, baja autoestima y trastornos alimentarios.

El ciberacoso es otro problema importante. Antes de Internet, el acoso se limitaba sobre todo al 谩mbito escolar. Ahora se ha infiltrado en los hogares a trav茅s de las pantallas.

Las plataformas en l铆nea se han convertido en un caldo de cultivo para el acoso, el troleo y el abuso, donde el anonimato a menudo envalentona a los acosadores (como cualquier adulto que haya estado en Twitter puede atestiguar).

Los efectos del ciberacoso pueden ser devastadores y provocar ansiedad, depresi贸n y, en casos extremos, ideas suicidas. Seg煤n una encuesta realizada por Pew Research en 2022, casi la mitad de los adolescentes estadounidenses de entre trece y diecisiete a帽os (el 46 %) afirma haber sufrido alguna vez al menos uno de los seis comportamientos de ciberacoso.

驴Qu茅 podemos hacer para proteger a nuestros hijos? Aunque la Biblia no dice nada directamente sobre las redes sociales, tiene mucho que decir acerca de considerar la compa帽铆a que mantenemos y evitar las influencias negativas:

El que anda con sabios ser谩 sabio,
Pero el compa帽ero de los necios sufrir谩 da帽o (Pr 13:20).

Hijo m铆o, si los pecadores te quieren seducir,
No consientas (Pr 1:10).

No se dejen enga帽ar: 芦Las malas compa帽铆as corrompen las buenas costumbres禄 (1 Co. 15:33).

No podemos controlar por completo a qui茅n se exponen los ni帽os y adolescentes en Internet. Pero podemos orar fervientemente al que cuida de las almas de los ni帽os y los recibe en Su reino. Podemos pedirle que act煤e en sus corazones y en los de quienes los rodean, apartando sus pies de malos caminos y haciendo que se deleiten en 脡l por encima de todo.

Los padres tambi茅n pueden y deben tomar mayores precauciones para proteger a sus hijos. La forma m谩s eficaz es limitarlos o quitarles el acceso a los tel茅fonos inteligentes. Como dice Leonard Sax:

Como m茅dico de familia, presto atenci贸n a estos aspectos. Aconsejo a los padres que instalen programas de control parental en cualquier dispositivo con acceso a Internet, para establecer l铆mites al uso de las redes sociales. Common Sense Media recomienda Net Nanny y Qustodio, as铆 como Bark o Circle, entre otras aplicaciones de control parental.

Explica a tu hijo adolescente que el uso de un dispositivo inteligente es un privilegio, no un derecho. Un uso inadecuado del tel茅fono inteligente supondr谩 la p茅rdida de ese privilegio. 驴Qu茅 constituye un uso inadecuado? Descargar o compartir fotos obscenas es un uso inadecuado. El ciberacoso es un uso inadecuado.

Publicar comentarios desagradables de forma an贸nima es un uso inadecuado. Una aplicaci贸n de control parental te permitir谩 saber si algo de esto est谩 ocurriendo, y es tarea de los padres saberlo. 

芦Mi consejo a los padres: no esperen a la legislaci贸n estatal o federal禄, a帽ade Sax. 芦Podr铆an estar esperando mucho tiempo. Los padres tienen que actuar ya禄.

Publicado originalmente en The Gospel Coalition.Traducido por Eduardo Fergusson.

(Los comentarios, art铆culos de opini贸n, de testimonio o de formaci贸n espiritual, as铆 como las informaciones que reproducimos de otros medios, sean noticias o debates, son propios de las personas que los escriben y no necesariamente representan el pensamiento de este medio).

 

 

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba