Presidente de Congreso: “Que la palabra de Dios guíe nuestro trabajo legislativo”

Alexis Chacón / Periodista /

El presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, inició este lunes las labores en el nuevo edificio del Congreso invocando la guía de Dios en el quehacer de los diputados.

“Que la palabra de Dios, contenida en la Biblia y el pacto social de los costarricenses, incluido en la Constitución Política, y enterrados en los cimientos de este edificio, guíen siempre el trabajo parlamentario para que vivan siempre el trabajo y la paz”, expresó Cruickshank en su discurso de apertura.

“Hoy ingresamos a lo que podríamos llamar “la Tierra Prometida”; porque después de 62 años iniciamos funciones en la nueva sede Legislativa, edificada sobre sólidos fundamentos de cuatro pilares: La Biblia, la Constitución Política, el Reglamento de la Asamblea Legislativa y el Pabellón Nacional, que –en el año 2018, al inicio de la construcción- fueron depositados en un cofre sobre el cual yace la edificación”, detalló el Presidente del Congreso.

El presidente del congreso Eduardo Cruickshank, en su mensaje inaugural del nuevo edificio.

Cruickshank mencionó también que confía en que esta nueva sede contribuya a tener un parlamento más rejuvenecido, más abierto, transparente y representativo de los ideales, sueños y esperanzas del pueblo costarricense; y que, asimismo, inspire para que las leyes que en él se dicten, sean mucho más efectivas a fin de que avancemos hacia una Costa Rica que funcione para todos.

A partir de hoy, los diputados dejan atrás la vieja sede legislativa, cuya construcción se inició en 1937, con el propósito de ser la Casa Presidencial, pero que, en su diseño, no respondía a las necesidades, ni reflejaba los valores, que deben regir el trabajo parlamentario.

La nueva sede simboliza a lo externo la solidez de la democracia costarricense y, a lo interno, la transparencia que debe existir en ella.

“En este parlamento las decisiones se tomarán con la misma transparencia, que sus paredes internas, consolidando de esta forma los valores democráticos del pueblo costarricense de apertura, transparencia, y acceso”, concluyó Eduardo Cruickshank.

En el acto de apertura la pastora Carmen Carazo, de la Iglesia Portadores de Su Gloria, en Limón, y el Arzobispo de San José, Monseñor José Rafael Quirós invocaron la guía y bendición de Dios.

“Te pedimos sabiduría para estos hombres y mujeres que representan al pueblo”, – pidió la pastora Carmen Carazo en su oración al bendecir las sesiones en la nueva Asamblea Legislativa.