Miles se toman la carretera a Masaya y le gritan a Daniel Ortega: “Que se vaya”

Fuente: José Adán Silva / La Prensa / Nicaragua /

Miles de nicaragüenses rebalsaron las calles de la capital nuevamente este jueves 12 de julio, en la denominada marcha nacional “Juntos Somos un Volcán”, con la que dieron inicio tres días de actividades de protestas en contra del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a quienes los manifestantes y diferentes organizaciones les exigen respuesta sobre la propuesta de adelantar las elecciones presidenciales.

La manifestación pacífica y cívica, como todas las otras que se han realizado desde abril, esta vez se desarrolló pese a la violenta y sanguinaria represión desatada por el régimen Ortega-Murillo, quienes en las últimas semanas han ejecutado por medio de policías y paramilitares una serie de asaltos, secuestros y asesinatos de civiles en varios departamentos del país, hasta alcanzar o superar la cifra de 264 asesinatos, según la cifra de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y 351 según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Miles de capitalinos salieron desde tempranas horas de sus barrios para acompañar la marcha, ondeando banderas azul y blanco, sacando imágenes religiosas y pancartas que manifiestan el profundo desprecio social contra la pareja del régimen, que rechazan la vorágine de terror y represión estatal y que exigen justicia por la ola criminal que desde el estado azota al país desde el 18 de abril.

El evento, que fue convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, organizaciones de la sociedad civil, empresa privada y población general, también exige democracia y elecciones anticipadas para poner fin a la orgía de sangre desatada por la pareja presidencial y sus órganos de represión como policías, paramilitares y Juventud Sandinista que han matado, secuestrado y provocado el terror con armas de guerra de uso exclusivo del Ejército de Nicaragua y con medios estatales.

La marcha “Todos juntos somos un volcán” salió a eso de las 10:30 de la mañana de la rotonda de Cristo Rey, tomó rumbo hacia el sur a los semáforos de Autolote el Chele, dobló hacia el monumento a Alexis Argüello y sobre la carretera a Masaya se dirigió hacia la rotonda Jean Paul Genie, donde concluyó.

En el trayecto, habitantes y familias de la ruta sacaron banderas, saludaron y se sumaron a la protesta cívica.

A la marcha llegaron estudiantes, obreros, campesinos, comerciantes, profesionales, empresarios, mujeres organizadas, transportistas, adultos mayores y hasta personal diplomático.

Igual marchaban las madres de las víctimas de abril, con pancartas exigiendo justicia por la muerte de sus hijos e hijas a balazos la mayoría, ejecutados por policías al servicio del régimen y últimamente por paramilitares organizados por el Estado y coordinados por los mandos policiales y bajo la tolerancia del Ejército de Nicaragua.