Él sigue siendo Dios en tiempos de pandemia

Dr. Ronald Vázquez Montero /

El mundo entero en este tiempo de pandemia debe reconocer que Jesús es el Señor.

“Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”  (Filipenses 2:9-11).

Esta generación nunca había vivido una pandemia sobre el mundo entero, la cual  actualmente  alcanza millones de contagios, con miles de personas fallecidas en cientos de países.

Definitivamente es algo nunca visto, afectando al mundo entero en un lapso de pocos meses. Esto además de las consecuencias en salud, traerá consecuencias socioeconómicas y posible algunas naciones vivirán una hambruna.

Esta es la realidad que tocó las fibras de toda persona en el mundo, desde el gobernante más poderoso  hasta cualquier ciudadano de la calle.

¿Por qué Dios permite las cosas?  Creo que creyentes y no creyentes se han hecho muchas preguntas y no es para menos su preocupación.

Muchos han temido por sus vidas o las de un amigo o familiar.  Creo que el mundo entero tiene una gran oportunidad hoy de reconocer el SEÑORIO DE JESUCRISTO sobre la tierra.

La palabra SEÑOR en el idioma griego en que se escribió el Nuevo Testamento, es la expresión Kyrios es de origen griego que significa “Señor”, “Maestro” “Amo”, “Dueño”.

Por parte de los cristianos, Kyrios es usado como sinónimo de Dios o Jesús. Tomando en consideración, el significado de la palabra Kyrios, el Señor es Amo, Jefe, Dueño de la vida de los fieles.

Te pregunto estimado amigo, ¿Has querido conducir tu vida hasta el día de hoy?

La palabra de Dios declara que toda rodilla debe doblarse ante Él, debemos ser humildes como creación de Dios y poner la mirada en el que sustenta la Creación.

 Los que habitan en los aires, los que viven en el mundo entero y las creaturas subterráneas, deben reconocer su Señorío.

Hoy es un buen día para confesar a JESUCRISTO COMO EL SEÑOR, lo creas o no lo creas. Tu boca debe declarar que Él es el Señor de la tierra, de tu vida, de tu familia y de tu nación.  Dios te bendiga. 

(Los comentarios y artículos de opinión, son propios de las personas que los escriben y no necesariamente representan el pensamiento de este medio).