Crisis en los partidos políticos cristianos en Costa Rica

(Tercera parte y final)

Róger Murillo S. /periodicomaranata.com/

Según el pastor Reynaldo Salazar lo acontecido dentro de Restauración Nacional (PRN), es algo que ya se veía venir porque  durante la campaña política ya un grupo de líderes a nivel nacional se habían enterado de la división interna del partido.

Debido a eso, él (Reynaldo) tuvo una conversación telefónica de dos horas y media con Carlos Avendaño ocho días antes de las elecciones, donde este último le negó dicho cisma interno, algo que después indignó mucho a Salazar al conocer luego  la verdad y sobre todo después que Avendaño le había dicho que estaba apoyando totalmente a Fabricio,  salió a la prensa a decir que no hubo un divorcio entre los dos, porque nunca estuvieron casados.

Entre otros temas, se le preguntó a este reconocido pastor de cómo ha sido el impacto de estos conflictos internos dentro de la Iglesia y en la misma sociedad y Salazar afirmó que para él el nombre del Señor se ha vituperado y el de la Iglesia se ha mancillado.

“Es doloroso que se haya tenido tan mal manejo de estos conflictos internos, sin importar las consecuencias, ni el impacto en la Iglesia y en la sociedad. Hemos sido causa de burlas y de memes en las redes sociales, donde la gente hace mofa de los cristianos y de los pastores. Esto ha sido muy destructivo, la realidad es que los 350.000 que votamos en la primera ronda nos sentimos engañados con el concepto de manos limpias, porque al final se demostró que en principios y valores más bien nos quedaron debiendo”, dijo Reynaldo.

Salazar expresó, que se supone que estos líderes de Restauración han leído la Escritura alguna vez,  para saber cómo deben dilucidarse estos temas a lo interno y no ventilarlos a la prensa.

“Restauración es un partido que salió de otra agrupación por cuanto supuestamente, había malos manejos administrativos, pero ellos terminaron haciendo lo mismo. Y lo más triste es que cuando comenzó Avendaño a sacar estas informaciones sobre la estructura paralela, un grupo de líderes se reunió con él para que desistiera del método y buscara otra alternativa de solución y de sentido común, pero este hizo caso omiso de la petición y eso da más pena todavía por cuanto no se acató el consejo de estos líderes”, apuntó Reynaldo.

Respecto a si los pastores deben seguir involucrándose en política, don Reynaldo comentó que es mejor que   se alejen y que se dediquen a lo que el Señor los ha llamado.

“Pero si un pastor insiste en involucrarse en esto, debe revisar sus intenciones, si está en crisis económica y no es un profesional calificado, es muy probable que lo que busca es solucionar sus problemas financieros y eso todavía es peor, creo que es mejor dejarle esos puestos a profesionales con visión cristiana, porque  la Asamblea Legislativa es una navaja muy fina que al caminar en ella algunos pueden salir muy heridos, dañando al país, a la Iglesia  y a  su propia reputación”, afirmó Salazar.

Al consultársele si la Iglesia debe apartarse del todo del quehacer político, aseguró que estos acontecimientos de falta de ética y conflictos morales no deben llevarnos a un asesinato político.

“La idea más bien es catapultar a manera de inventario toda la experiencia y pensar en la necesidad de levantar un liderazgo fresco, completamente nuevo, para darle continuidad a un proyecto que se viene trabajando desde hace muchos años atrás”, aseveró.

Sobre el tema de un eventual simposio formativo para ayudar a diputados en el plenario y a prospectos a una curul,  Reynaldo expresó que se necesita algo mejor que una encerrona.

“Yo creo que más que un simposio, requerimos de hacer un reciclaje y permear todo, pienso que los partidos cristianos están descalificados y el único de los tres que sale mejor librado es Alianza Demócrata (AD)  de Mario Redondo, aunque por querer ayudar,  también salió muy afectado”, dice este líder.

Y agregó “más que una reunión, congreso o simposio, requerimos un proyecto país, una escuela de capacitación para futuros servidores públicos , paralelo a un proceso de restructuración, donde no se instrumentalice a la Iglesia como si fuera un botín electoral de cada cuatro años, sino que sea algo permanente con responsabilidad para el futuro del país, porque si los cristianos nos metemos en política sin haber tenido la capacitación, seguiremos haciendo el ridículo que hasta  ahora hemos hecho”.

“Foro mi país”

Al solicitársele ampliar detalles sobre el “Foro mi país”, que es un proyecto político que se viene trabajando desde hace 20 años atrás y se pulió aun más en esta década, Reynaldo advirtió que la idea era que se pusiera en práctica para estas elecciones del 2018, pero que tuvo seria oposición.

“Trabajamos fuertemente para ponerlo en manos de los tres partidos y la idea era que tuviéramos una sola propuesta para estas últimas elecciones, el plan consistía en que todos bajaran las banderas y lanzarnos con una sola visión. Renovación Costarricense y Alianza Demócrata lo apoyaron, pero Carlos Avendaño presidente de Restauración no lo hizo y entonces nos tiró el plan por la borda, eso provocó que yo me saliera de este partido, porque pareciera que habíamos trabajado en vano”, dijo .

Reynaldo, quien estuvo trabajando con un equipo calificado durante dos décadas en este proyecto, comentó que el mismo se finiquitó hace seis años atrás.

“Es un esfuerzo bien estructurado para unificar criterios, el cual se basa primero en antecedentes históricos-bíblicos que justifican la participación política, segundo se establece una proyección histórica de la Iglesia cristiana, incluyendo sectores católicos que deseen participar. Tercero, se hace una descripción de  la estructura país en todos los niveles, incluyendo las instituciones gubernamentales y sus funciones, cuarto se establece la propuesta País como tal, con doce temáticas bien claras, por ejemplo: Legitimidad Humana, Economía, Reforma del Estado, Eje Municipal, Poder Judicial, Poder Legislativo, Relaciones Comerciales, Relaciones Internacionales entre otros.

“Es un proyecto que tiene toda la estructura de la nación  para empezar a reunir profesionales cristianos y desarrollar propuestas en muchas áreas a partir de valores cristianos, establecidos con base en una filosofía cristiana demócrata social. La idea es que sea una guía o manual para un futuro proyecto, el cual abre las puertas a todos los profesionales cristianos católicos y evangélicos, para alcanzar una opción política seria, el plan es no seguir con estos tres partidos y comenzar una opción en cero”, dijo el pastor Reynaldo.

Que los partidos cristianos cierren las puertas

Para el exdiputado Abelino Esquivel, quien llegó al cuatrienio pasado a la Asamblea Legislativa representando a Renovación Costarricense (PRC), lo mejor que le puede pasar a los partidos de línea cristiana es que cierren sus puertas y dejen de existir.

A su modo de ver lo que pasó en las elecciones anteriores, la comunidad cristiana entendió, que  si apoyaba a Fabricio, era lo mismo que votar por todo el bloque cristiano y por eso se inclinó hacia Restauración favoreciéndolo con 14 diputados.

Agregó, que a Fabricio le ayudó mucho su relación con las iglesias, la participación en sus conciertos y visitas a dichas comunidades donde sutilmente aprovechaba para introducir algunas cuñas políticas a su favor.

Pero además de eso, Renovación Costarricense para estas y las pasadas elecciones, tuvo que enfrentarse a otras fuerzas  cristianas y anteriormente era un único partido.  

Pero según Abelino, más que ese factor, lo que pasó es que no contó con una gerencia política efectiva.

“El partido no tuvo músculo político, ni económico, porque Gonzalo Ramírez se dedicó a cuidar su imagen de presidente de la Asamblea Legislativa, pero no la del partido. Fue algo así como salvaguardar su negocio político, todo desde su escritorio en Cuesta de Moras, sin ponerse la camiseta y visitar las comunidades, como si lo hacía Justo Orozco, eso hizo que cada candidato provincial a diputado tuviera que pelear su propia batalla sin ayuda. Creo que al final, Gonzalo le quitó el partido a Justo para dejarlo caer”, dijo Abelino.

Respecto a que los conflictos con Justo Orozco se dieron por temas económicos al no querer honrar el acuerdo de dar el cinco por ciento de sus ingresos para el sostenimiento del partido, Esquivel afirma que eso no fue así, sino más bien las causas fueron por un celo político entre Ramírez y Orozco.

Para Abelino, Renovación no está muerto, pero si puede estar cerca su funeral.

Sobre el tema de si la Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC), debe llamar a los diputados a cuentas con más regularidad, don Abelino opina que esta institución es muy oportunista “y baila con el que esté en el poder y luego va cambiando según sus intereses, por lo cual es mejor que no se involucre en temas políticos. Esta Federación debe dedicarse a lo que fue llamada”.

Se le preguntó si los pastores deben involucrarse en política, a lo que respondió que es algo con lo que no ve problema, porque igual unos u otros siempre tendrán la presión del ojo crítico de la prensa y de la sociedad.

En cuanto a la situación interna de Restauración Nacional dice que este partido hizo todo lo que tenía que hacer para perder la presidencia.

“Se dividieron en la cúpula, la nómina presidencial se la creyó demasiado, el candidato se aisló, no aceptó ayuda de los que la ofrecían y ni siquiera devolvía un mensaje de un compañero diputado como yo que era del mismo bloque cristiano. Al final sumaron todo lo necesario para no ganar”, afirmó Abelino.

Respecto a lo que puede o no hacer Fabricio Alvarado en el futuro, si lanzarse con un partido nuevo, unirse a otro ya establecido o quedarse dentro de Restauración, Esquivel en forma enfática señaló  “que lo puede hacer es dedicarse a cantar, que es lo que mejor sabe hacer”.

Se le consultó a Abelino si salió incómodo o molesto de la Asamblea Legislativa, a lo que respondió que se sintió muy feliz de servir al país como presidente de la Comisión de Ambiente, de la Fracción Caribe y dar su mayor aporte, no solo en control político, sino además en la cantidad de mociones que puso contra proyectos sobre aborto, familia y matrimonio igualitario, labor que está respaldada con las actas, por si alguien quisiera confirmarlo, según dijo.