OPINI脫N

El ministerio pastoral

A prop贸sito del D铆a del Pastor.

 Mauricio Valverde D铆az / Director Ejecutivo / Federaci贸n Alianza Evang茅lica Costarricense /         

 John Stott, uno de los te贸logos m谩s destacados de nuestro tiempo, escribi贸 la siguiente reflexi贸n en torno al Ministerio Pastoral:

鈥淯na caracter铆stica de la iglesia contempor谩nea es lo incierto del rol de sus ministros. 驴Son los pastores en primera instancia trabajadores sociales, psiquiatras, educadores,  facilitadores, administradores, o qu茅?鈥

Esta reflexi贸n de John Stott cobra vigencia hoy en d铆a. La pregunta sigue aun latente, 驴qu茅 es en primera instancia un pastor? A la que podr铆amos agregar otras como, 驴qu茅 diferencia al ministerio pastoral de otros quehaceres eclesi谩sticos? 驴qu茅 aspectos convergen en la vida de aquellos que ejercen una labor pastoral?

Podr铆amos seguir enumerando preguntas y ensayar muchas respuestas.

Sin embargo, existe un elemento vital que no puede faltar en la vida de lo que han puesto sus manos en el arado para servir a Dios en los menesteres pastorales. Nos referimos a la vocaci贸n.

La vocaci贸n es algo que es inherente a la vida de la persona. En el 谩mbito eclesi谩stico podr铆amos decir que es una experiencia interior que se plasma externamente, mediante el ejercicio del ministerio al cual Dios ha llamado a sus siervos.

Probablemente, la vocaci贸n pastoral es algo que, desde muy ni帽os en algunos casos o en edad avanzada en otros, Dios pone en el coraz贸n de hombres y mujeres que 脡l llama al ministerio. Es un sello especial que 脡l pone en sus vidas.

La vocaci贸n tiene que ver con aquella experiencia primaria y fundamental en la cual un d铆a se recibe la confirmaci贸n de parte de Dios del llamamiento al ministerio. 

Ese d铆a en que se decide dedicar el resto de la vida al servicio de Dios y su iglesia. Ese d铆a en que la llama del pastorado es encendida para no apagarse nunca.

El ap贸stol Pablo, en la carta que dirigi贸 a su joven disc铆pulo Timoteo, quien en ese momento fung铆a como pastor de una comunidad cristiana en la ciudad de Efeso, le anim贸  a mantenerse firme en su vocaci贸n:

鈥淭e recomiendo que avives el fuego del don que Dios te dio鈥鈥 (2 Timoteo 1:6).

Ese don ministerial, su labor como pastor, no deb铆a 煤nicamente permanecer encendido. Estaba en Timoteo la capacidad de avivar ese fuego como una muestra inequ铆voca de que su vocaci贸n por el ministerio pastoral estaba vigente y crec铆a cada d铆a.

Muchos aspectos pueden caracterizar al ministerio pastoral, pero la vocaci贸n es el elemento primordial para ejercer el supremo llamamiento de apacentar la grey que Dios pone en manos de aquellos que han dicho un s铆 a su llamado.    隆Feliz d铆a del pastor!

(Los comentarios y art铆culos de opini贸n o de formaci贸n espiritual, son propios de las personas que los escriben y no necesariamente representan el pensamiento de este medio).

 

Publicaciones relacionadas

Mira tambi茅n
Cerrar
Bot贸n volver arriba