Uncategorized

China quiere reescribir la Biblia

 Jorge Soley / Infocat贸lica/

Las noticias que nos llegan de China desde que se firm贸 el acuerdo secreto entre la Santa Sede y el r茅gimen comunista chino son todo menos esperanzadoras: detenciones, desapariciones, iglesias derruidas鈥 Eso s铆, los cristianos no est谩n solos en esta pol铆tica de control con mano de hierro de cualquier manifestaci贸n religiosa: se calcula que en los campos de reeducaci贸n chinos, de infausta memoria, se encuentran recluidos como m铆nimo 800.000 uigures musulmanes a quienes se est谩 forzando a abandonar su religi贸n.

 La 煤ltima noticia respecto al proyecto de 鈥渟inizaci贸n鈥 que el r茅gimen chino est谩 imponiendo a las comunidades cristianas en China se refiere a la purga de todo elemento occidental (seg煤n el criterio de los funcionarios comunistas chinas) que llegar铆a incluso hasta una reescritura de la Biblia.

Cuando se habla de 鈥渟inizaci贸n鈥 se est谩 haciendo referencia a dos fen贸menos. Por un lado el control administrativo de cualquier organizaci贸n religiosa por parte del r茅gimen comunista chino, por otro la conformaci贸n de las ense帽anzas y doctrinas cristianas a la 鈥渃ultura china鈥. La clave, m谩s all谩 de la negaci贸n de la universidad del mensaje cristiano, est谩  en qui茅n define lo que es esa 鈥渃ultura china鈥 a la que las ense帽anzas cristianas deber铆an de adaptarse. Y aqu铆 la respuesta es un铆voca: el r茅gimen comunista chino es el 煤nico facultado para esta tarea y as铆 lo hacen saber en todo momento (al menos no se les puede acusar de doblez).

En este proceso, leemos que el funcionario comunista a cargo de las comunidades protestantes, Xu Xiaohong, ha anunciado que la campa帽a de Xi Jinping para purgar la fe cristiana de sus rasgos 鈥渟ubversivos y extranjeros鈥 va en serio. Y ha pedido expl铆citamente que se incorporen los 鈥渧alores del socialismo鈥 a la teolog铆a cristiana y se desarrolle una mayor 鈥渃onciencia nacional鈥 entre los fieles cristianos.

Pero esta vez ha ido bastante m谩s all谩, anunciando los planes chinos de realizar una nueva traducci贸n de la Biblia que recoger铆a estos valores y esta nueva conciencia. La traducci贸n, adem谩s, ir谩 acompa帽ada, seg煤n Xu Xiaohong, de numerosas notas provenientes de diferentes fuentes y autores chinos para hacer que el texto b铆blico sea m谩s chino, purg谩ndolo, reinterpret谩ndolo a su gusto y finalmente desfigur谩ndolo.

Asistimos pues al intento de un Estado ateo de reescribir las Sagradas Escrituras, la Palabra de Dios,  para amoldarlas a su ideolog铆a y, de este modo, llegar a dominar por completo a las comunidades cristianas que est谩n bajo su jurisdicci贸n. Ya no les basta con controlarlas administrativamente, sino que quieren controlar tambi茅n la misma doctrina que se ense帽a y profesa.

Recemos por los cristianos chinos, para que conserven su fe a煤n estando sometidos a unas pruebas inauditas agravadas, por desgracia, por la sensaci贸n de haber sido abandonados por sus propios hermanos.

 

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba