Llamamiento para impedir el derribo de «la cruz más grande de la cristiandad»

Ana Fuentes /Actuall /

El Gobierno socialcomunista de España se plantea derribar la cruz del Valle de los Caídos a través de la Ley de Memoria Democrática. La Asociación en Defensa del Valle de los Caídos recuerda que el monumento se erigió “como emblema de reconciliación y homenaje a todas las víctimas”.

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos ha lanzado un llamamiento dirigido «a todos los cristianos del mundo y a todas las personas de buena voluntad», en defensa del conjunto monumental del Valle de los Caídos,que incluye, además de los osarios, la basílica y la abadía, «la cruz más grande de la cristiandad» que el Gobierno de España se plantea derribar.

«Ante la impotencia que los cristianos españoles sentimos en estos momentos», señala el comunicado, se insta a todos los cristianos del mundo a ayudar «con sus oraciones y todas las acciones mediáticas que sean necesarias para evitar que tamaño sacrilegio se produzca».

Tal convocatoria se realiza desde el compromiso con la verdad, la justicia, la historia y la cultura, subrayando que «su falta de respeto, borrado o alteración, propio de los bárbaros, denota la suprema osadía del pensamiento adoctrinador marxista».

«No admitamos que destruyan nuestra civilización milenaria, cuna de la dignidad y el progreso humano», se señala en el llamamiento que argumenta al tiempo que «la demolición de la monumental Cruz del Valle de los Caídos no es solo un bárbaro atentado contra un bien cultural de primer orden, es un atentado contra los fundamentos sobre los que se ha construido Europa y un paso atrás de varias décadas en la defensa de la libertad».

Persecución y reconciliación

el documento distribuido por la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos retrata la historia de la Iglesia cosida por la persecución constante desde el siglo I citando la perpetrada a manos del emperador Diocleciano, los padecimientos de los cristianos que viven en países e mayoría musulmana o las sucedidas en procesos revolucionarios como los vividos en Francia o México o bajo los diferentes regímenes comunistas del siglo XX.

Respecto a España, se predica que es «semillero de mártires y de santos» y que «no se puede entender sin la fe en Cristo, al igual que Europa». En este sentido se destaca que «entre 1934 y 1939, los cristianos padecimos una de las mayores y más cruentas persecuciones de la historia a manos de una tenebrosa coalición de socialistas, comunistas y anarquistas» el llamado Frente Popular, que se cobró la vida inocente de más de 8.000 religiosos y «varios miles de seglares brutalmente asesinados, muertos solo y exclusivamente por su fe».

En esta persecución, además se produjo «el saqueo y la destrucción de una buena parte de los lugares de culto y establecimientos religiosos de todo tipo, lo que abrió una herida que el pueblo español tardó mucho tiempo en curar pero que, en un admirable ejercicio de generosidad y reconciliación, se consiguió cerrar hace ya décadas».

La Asociación en Defensa del Valle de los Caídos recuerda que el conjunto monumental que ahora quiere ser «resignificado» por el Gobierno a través de la Ley de Memoria Democrática se erigió «como emblema de esa reconciliación, y como homenaje a todas las víctimas, de cualquier bando». En él, se dio sepultura a más de 30.000 fallecidos de ambos bandos y se construyó una basílica, una abadía, un centro de estudios de la doctrina social de la iglesia «y la cruz más grande de la cristiandad».

«El Valle de los Caídos, desde su inauguración, no es más que un inmenso cementerio, un impresionante templo católico y, sobre todo, un lugar de memoria, de reconciliación y de recordatorio de lo que nunca debe volver a ocurrir», recuerda el llamamiento que alerta del proyecto de ley «que pretende resignificar el conjunto del Valle de los Caídos, desnaturalizar la razón de su existencia, la expulsión de la comunidad benedictina, y en su caso, en última instancia, la demolición de la Cruz».

Aquellas personas y/o instituciones que se quieran adherir a este llamamiento, pueden hacerlo manifestando su intención a info@elvalledeloscaidos.es. Los que quieran hacerlo de modo particular deberán escribirnos haciendo constar su nombre, profesión, provincia, país y número de DNI, dato que los impulsores de la iniciativa se comprometen a no divulgar de forma pública.