Escuelas de Inglaterra deberán enseñar sobre la comunidad LGBTQ

CB News /

A partir de este mes, todas las escuelas de Inglaterra deben enseñar un plan de estudios que incluya a la comunidad LGBTQ.

Las escuelas secundarias educarán a los estudiantes sobre la orientación sexual, la identidad de género y las relaciones saludables, mientras que las escuelas primarias enseñarán a los niños sobre diferentes familias, incluidos los miembros LGBTQ.

Las nuevas pautas indican que un plan de estudios actualizado permitirá a los estudiantes lograr un “bienestar mental” y “saber cómo estar seguros y saludables”.

“Es por eso que hemos hecho obligatoria la Educación sobre Relaciones en todas las escuelas primarias en Inglaterra y la Educación sobre Relaciones y Sexualidad en todas las escuelas secundarias, además de hacer que la Educación para la Salud sea obligatoria en todas las escuelas financiadas por el estado”, dice la política.

Sidonie Bertrand-Shelton, de Stonewall, la principal organización pro-LGBTQ de Gran Bretaña, celebró como era de esperar la decisión diciendo: “La educación inclusiva LGBT consiste en enseñar que algunos niños tienen dos madres o dos padres. Aprender sobre diferentes tipos de familias desde una edad temprana ayuda a crear entornos para que todos sientan que pertenecen a algo”.

Pero las nuevas medidas no fueron bien recibidas por todos los padres.

En noviembre pasado, los padres en Birmingham protestaron contra que sus hijos aprendieran sobre la igualdad LGBTQ, argumentando que las lecciones sobre las relaciones entre personas del mismo sexo van en contra de sus creencias religiosas.

 

Los padres sostenían carteles que decían “Mi hijo es mi elección”, “Que los niños sean niños” y “Di no a la sexualización de los niños”.

Parkfield Community School en Birmingham suspendió su programa de enseñanza LGBTQ el año pasado para consultar con los padres después de las manifestaciones.

A pesar de la resistencia en Birmingham, los miembros del Parlamento inglés votaron 538-21 a favor del nuevo plan de estudios que comenzará en septiembre de 2020.

Los padres tienen derecho a solicitar que se retire a su hijo de algunas o todas las lecciones que se enseñan como parte de la educación sexual, pero los estudiantes no pueden rechazar la sección “Educación sobre relaciones y salud”.

Las directrices animan a los profesores a instruir a los estudiantes de forma delicada y ordenada.

La nueva política dice: “Esperamos que a todos los alumnos se les haya enseñado contenido LGBT en el momento oportuno como parte de esta área del plan de estudios”.