Autoridades católicas y evangélicas propusieron al gobierno una agenda multisectorial

Róger Murillo-periodicomaranata.com/ Foto: Notimérica /

El pasado viernes nueve de octubre la Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC), le hicieron llegar a las autoridades del gobierno, una “Declaración Conjunta”, donde se le propuso con urgencia el establecimiento de una agenda de prioridades, con el afán de encontrar acuerdos fundamentales en lo fiscal, económico, social y ético.

En dicho comunicado, se le insta a la Casa Presidencial a que convoque a los distintos sectores sociales, empresariales, académicos, gremios sociales y políticos, con el objetivo de lograr un conjunto de medidas transitorias y permanentes en pro de un genuino interés nacional.

La nota menciona la situación de pobreza que vive Costa Rica, la cual se agravó en zonas urbanas y rurales con la aparición de la pandemia.

“Ante este panorama, la indiferencia y la indolencia no son características de los cristianos, por lo cual reiteramos nuestro compromiso de trabajar unidos para enfrentar y cambiar esta realidad, al lado de las autoridades locales y nacionales”, reza una parte del comunicado.

El texto menciona además, el tema sanitario, donde se aplaude la labor de las autoridades de salud, pero en lo fiscal “entendemos que el país debe de aplicar medidas urgentes y extraordinarias para reducir el desbalance que existe entre los gastos y los ingresos que han creado un déficit indeseable. No obstante, ante esta situación difícil y la necesidad urgente de medidas, no debemos seguir afectando a los sectores más desfavorecidos, a los hogares que sufren mayor pobreza y vulnerabilidad”, afirma el texto.

LLamado de la FAEC

Por su parte Rigoberto Vega, presidente de la Alianza Evangélica, dijo a periodicomaranata.com que “como Federación no esperamos menos de los sectores del país, públicos y privados y  dentro de  ellos,  el Primer Poder de la República es clave, ya que como todos sabemos,  serán los diputados los que finalmente terminen este proceso. Así es que agradecemos a  nuestros representantes legislativos su apoyo a esta etapa. Vayamos sin egoísmos, ni intereses personales, sectoriales y mucho menos con intereses político partidistas. Este es el momento de bendecir a nuestra nación y esta es la oportunidad para hacerlo y demostrarlo. Es urgente este diálogo nacional para salir de la crisis en que el país se encuentra. Por tanto, solicitamos sus oraciones para que Dios nos acompañe y guíe en todo este proceso de diálogo, concertación y unidad nacional”, recalcó Vega.

Por otra parte, hoy martes  el gobierno de la República anunció que dentro de la “Mesa de Diálogo” multisectorial que dará inicio el sábado próximo y por un lapso de cuatro semanas, se pidió un representante de la Iglesia Católica y otro de la comunidad evangélica, cuyos nombres todavía no han trascendido.