OPINI脫N

Regulaci贸n sobre el aborto: Algunas reflexiones

Dr. Guillermo Flores/ Articulista/

Algunos costarricenses creemos que lo ya dispuesto en el art铆culo 121 del C贸digo Penal contiene la legislaci贸n necesaria para tratar las situaciones en las que la interrupci贸n de un embarazo puede ser requerido. Como es sabido, el art铆culo citado dice:

 鈥淣o es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un m茅dico o por una obst茅trica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervenci贸n del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y 茅ste no ha podido ser evitado por otros medios.鈥

El art铆culo dice claramente cu谩ndo no es punible, cu谩les profesionales lo deben realizar, y el prop贸sito espec铆fico de dicha intervenci贸n.

Es probable que estandarizar el protocolo acerca de c贸mo proceder en estas situaciones sea una idea que merece ser tratada. Sin embargo, tres elementos son preocupantes.

La primera es el silencio total sobre la vida del embri贸n en las regulaciones que la norma t茅cnica est谩 proponiendo. Creo que todos estamos de acuerdo que la vida de la madre / mujer debe ser protegida. No discutimos un instante los derechos de la mujer en un embarazo donde est谩 en riesgo su vida. Como sociedad debemos estar claros que la salud y la vida de la mujer deben ser protegidas. Esto deber铆a ser afirmado y defendido por todos. Pero, por otro lado 驴Qu茅 de la vida del embri贸n? 驴Qui茅n dice algo sobre c贸mo garantizar la vida del feto? 驴Es que los derechos de la madre son incompatibles con los derechos del ser no-nacido? Es nuestro deber como comunidad garantizar los derechos de ambos.

En segundo lugar, concedido, el art铆culo y las regulaciones que se est谩n proponiendo tienen que ver espec铆ficamente con aquellas situaciones en las que el embarazo deber铆a interrumpirse 鈥渃on el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre.鈥 Sin embargo, la intranquilidad surge cuando estas propuestas est谩n siendo hechas por algunos sectores de la sociedad (gobierno) que desear铆an legalizar el aborto no s贸lo en estos casos particulares, sino dejarlo a elecci贸n de la mujer. El argumento ha sido que 鈥渓a mujer tiene derecho de hacer con su cuerpo lo que quiera鈥. Esta afirmaci贸n es solo parcialmente correcta tanto para hombres como para mujeres. Pero la inquietud surge, justificadamente, en el sentido si esta regulaci贸n que se est谩 firmando no ser谩 un movimiento estrat茅gico para luego avanzar otros protocolos con la intenci贸n de legalizar el aborto por cualquier causa. Si ya el art铆culo 121 legisla sobre estas situaciones, si ya nuestros profesionales en este campo de la medicina y la salud p煤blica han estado practicando estos procedimientos, porqu茅 una nueva reglamentaci贸n.

En tercer lugar, y como una ampliaci贸n del p谩rrafo anterior, los objetivos propuestos por el texto sobre la norma t茅cnica, b谩sicamente, no a帽aden nada nuevo a lo legislado en el art铆culo 121. Pongo aqu铆 los objetivos del texto:

2.1 Establecer las bases t茅cnicas para la valoraci贸n y aplicaci贸n de un procedimiento m茅dico vinculado con el art铆culo 121 del C贸digo Penal.

2.2 Resguardar a trav茅s del procedimiento m茅dico dispuesto en esta norma, el derecho a la vida y a la salud de las mujeres embarazadas, para evitar un peligro para su vida o salud y este no ha podido ser evitado por otros medios.

2.3 Fortalecer el rol Ministerio de Salud como rector en materia de salud p煤blica en el Estado, en los t茅rminos establecidos por esta norma t茅cnica.

Lo que dicen los numerales 2.1 es sobre c贸mo proceder desde un punto de vista administrativo y m茅dico.

He le铆do el texto sobre la as铆 llamada 鈥淣orma t茅cnica para el procedimiento m茅dico vinculado con el art铆culo 121 del c贸digo penal鈥 que vengo considerando y me queda claro que hay all铆 recursos 煤tiles para las mujeres afectadas y para los profesionales en la materia. Pero, para redondear el razonamiento, todav铆a queda la duda si esto no ser谩 un recurso previo que pavimenta el camino para otras propuestas en la direcci贸n de legalizar el aborto por cualquier causa. Esta es una preocupaci贸n que muchos tenemos.

Este es un tema muy sensitivo y unas aclaraciones est谩n en orden. Quien esto escribe, y creo que miles de compatriotas, tambi茅n, tenemos claro nuestro total apoyo a los derechos de las mujeres (y de todos), estamos decididos a combatir el machismo, estamos a favor del cuidado del medio ambiente, a favor de la igualdad humana, de la justicia social, etc. Pero, tambi茅n, entendemos que hay ciertos temas y situaciones humanas que tenemos que tratarlos caso por caso. El aborto es uno de esos casos. La raz贸n es que estamos a favor de la vida. A favor de la vida de la madre y del ser no-nacido. Y cuando observamos que algunos sectores con poder pol铆tico no parece que valoran la vida de los seres en gestaci贸n en el vientre de sus madres, los que pensamos diferente tenemos que alzar nuestra voz y defenderles.

Si confundir el asunto que estamos tratando, esta es una oportunidad para reafirmar la convicci贸n que es equivocado matar seres humanos inocentes en estado embrionario. Todos/as, en nuestra concepci贸n, fuimos un cigoto, embri贸n y feto un d铆a. Si es incorrecto que nos maten hoy como adultos, es equivocado asesinar criaturas todav铆a no-nacidas, tambi茅n.

El aborto es anti-humano. Es anti-vida y anti-derechos humanos. El aborto es una situaci贸n diferente a los otros asuntos sociales complicados que tenemos hoy como sociedad. Cuando una civilizaci贸n pierde el valor y la dignidad de los seres en estado de gestaci贸n esa civilizaci贸n se ha deshumanizado. Ha perdido el sentido de la vida. Cuando ideolog铆as o reg铆menes siniestros han querido destruir el presente y el futuro de un grupo social han empezado por matar ni帽os/as en cualquiera de sus fases desde la concepci贸n.

Estos d铆as de Navidad son para celebrar la vida, no para burocratizar la muerte. Herodes orden贸 la muerte masiva de los ni帽os/as menores de dos a帽os, porque entre ellos/as pod铆a estar el Mes铆as (liberador y salvador). El infanticidio y el abandono a la muerte de las personas con retos de salud (deficiencias de nacimiento) eran bastante comunes en el mundo antiguo. Es sabido que los cristianos con una conciencia profunda de la dignidad de toda vida humana les recog铆an y cuidaban. Los nazis mataron miles de ni帽as/os. Todo lo vieron como un asunto burocr谩tico. Simplemente segu铆an unas regulaciones del sistema que ten铆an que cumplir — mostrando una total falta de empat铆a por la vida. 驴Veremos los costarricenses estas regulaciones solo como protocolos de procedimientos administrativos o aqu铆 se est谩 gestando algo m谩s profundo y delicado?

Defendamos la vida de la madre y defendamos la vida del embri贸n, tambi茅n. Ambos requieren protecci贸n. Se entiende que en los casos cuando la vida de la madre est谩 comprometida, fuera de toda duda, se tienen que hacer decisiones que no se desean. Pero fuera de esos casos, ning煤n aborto debe de ser ni legalizado ni procedido. Y, cuando haya casos extremos, como sociedad debemos crear instituciones donde las madres pueden entregar a sus hijos en vez de abortarlos. Defendamos la vida de los inocentes de los Herodes contempor谩neos. No confundamos derechos humanos con hacer lo que quiero, sin considerar el da帽o irreparable a los otros/as 鈥搃ncluyendo a las criaturas en gestaci贸n.

Promovamos la vida. Provoquemos espacios donde la vida de todo ser humano, cualquiera que sea su etapa, sea afirmada, valorada y respetada. Gestemos ambientes sanadores y liberadores donde la vida emerja plena y llena de promesas. Laboremos por el florecimiento pleno de todo ser humano en cualquier fase de su existencia.

(Los comentarios y art铆culos de opini贸n, son propios de las personas que los escriben y no necesariamente representan el pensamiento de este medio).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba