Quieren encarcelar a diputada finlandesa por citar la biblia en un tuit

Citizen go /

Lamentablemente, en la cultura actual, es una tendencia cada vez mayor que quienes no siguen el ‘statu quo’ se enfrenten a la persecución y, en algunos casos, a la cárcel.

La última víctima de este tipo de persecución es la parlamentaria finlandesa Päivi Räsänen, que se enfrenta a la cárcel por publicar un versículo de la Biblia en su cuenta personal de Twitter.

Simplemente porque Räsänen expresó públicamente sus creencias sinceras, la policía inició una investigación ¡y la sometió a un interrogatorio de cuatro horas! Räsänen se enfrenta ahora a una pena máxima de dos años de prisión por el llamado delito de “agitación étnica.”

Todo comenzó en junio de 2019 cuando la junta eclesiástica de la Iglesia Evangélica Luterana de Finlandia anunció su colaboración oficial con el evento LGBT “Pride 2019”. Räsänen cuestionó a la dirección de su iglesia por esta decisión en las redes sociales, adjuntando una imagen de un pasaje bíblico.

La fiscalía también ha sacado a relucir una segunda acusación, un folleto que escribió en 2004 “Hombre y mujer los creó – Las relaciones homosexuales desafían el concepto cristiano de humanidad”.

La tercera acusación se deriva de las opiniones de Räsänen en una emisora de radio de la Corporación Finlandesa de Radiodifusión sobre el tema “¿Qué pensaría Jesús de los homosexuales?”.

A pesar de enfrentarse a la cárcel y a la continua persecución, Räsänen ha mostrado una fortaleza indomable. Así se ha manifestado:

“No puedo aceptar que expresar mis creencias religiosas pueda significar el encarcelamiento. No me considero culpable de amenazar, calumniar o insultar a nadie. Mis declaraciones se basaron en las enseñanzas de la Biblia sobre el matrimonio y la sexualidad”

“Defenderé mi derecho a confesar mi fe, para que nadie más se vea privado de su derecho a la libertad religiosa y de expresión. Me aferro a la opinión de que mis expresiones son legales y no deben ser censuradas. No me echaré atrás en mis opiniones. No me dejaré intimidar para ocultar mi fe. Cuanto más callan los cristianos sobre temas controvertidos, más se reduce el espacio para la libertad de expresión”.

Añade tu nombre: exige que se retiren inmediatamente los tres cargos penales por “incitación al odio” contra la diputada finlandesa Päivi Räsänen. Expresar las creencias profundas que uno tiene en la Biblia no debería llevar a un castigo que incluya la cárcel.

Esto es fundamental. No sólo está en juego la libertad de la Sra. Räsänen, sino también la tuya y la mía. La definición misma de lo que significa vivir en una sociedad libre es aquella en la que no se debe permitir que el Estado dicte lo que se puede o no se puede decir y pensar.

¡Tenemos que frenar esta persecución!

La libertad de expresión y la libertad de religión son un derecho humano fundamental (tal y como se recoge en los artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos) y eso implica el derecho a expresar las propias creencias y a practicarlas. En este caso, Räsänen simplemente está siguiendo las enseñanzas bíblicas. No está atacando ni insultando y mucho menos odiando a quienes no estén de acuerdo. Su único “crimen” ha sido expresar públicamente una opinión que no es popular en nuestra sociedad moderna. En el fondo, se trata de un ejercicio de censura de los que dicen la verdad.

Castigar a individuos como Räsänen sienta un precedente muy peligroso para la libertad de expresión y la libertad religiosa. Pero también supone el cierre de un diálogo público honesto y abierto.

La arbitrariedad en lo que se considera “ofensivo” convierte el seguimiento de Jesús en un acto criminal y el seguimiento de las enseñanzas bíblicas en “incitación al odio”…

Firma hoy nuestra petición para que los cristianos como Päivi Räsänen no sean perseguidos por expresar sus creencias tuiteando un versículo de la Biblia.

Para firmar dar clic en:  Citizen go.