Planned Parenthood reconoce sus raíces racistas y eugenésicas de la fundadora Margaret Sanger

Fuente: Diana Vásquez/ Actuall/

En una poca usual muestra de autocrítica, un grupo de estudiantes de Planned Parenthood de la Universidad de Florida organizaron un evento para debatir sobre las raíces racistas de la organización, así como el apoyo a la eugenesia de la fundadora Margaret Sanger

Los organizadores dijeron que el debate sobre Planned Parenthood y su fundadora Margaret Sanger estaba destinado a “abrir una conversación sobre la descolonización de la salud sexual y cómo los recursos son inaccesibles a la gente de forma desproporcionada en función de la demografía”.

“Abordamos las raíces racistas del movimiento anticonceptivo, específicamente en relación con la influencia de la eugenesia”, continúa el mensaje. “Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, es una figura controvertida porque a pesar de su devoción por los derechos reproductivos, también tenía creencias, prácticas y asociaciones relacionados con la eugenesia que reconocemos, denunciamos y trabajamos para rectificar hoy”.

Sin embargo, según varios críticos de Planned Parenthood, el problema no es la inaccesibilidad de los servicios de aborto a las comunidades minoritarias, sino todo lo contrario: atacar a las comunidades minoritarias, lo que parece encajar con los objetivos racistas originales de la organización.

En declaraciones a  Breitbart, el presidente de Students for Life of America, Kristan Hawkins, dijo que aunque reconoce las raíces racistas de Planned Parenthood es un primer paso importante, en última instancia no tiene sentido “a menos que también reconozca que las prácticas racistas de Planned Parenthood continúan a día de hoy”.

Entre las mujeres blancas en Estados Unidos, hay 138 abortos por cada 1.000 nacidos; entre los negros, hay 501 abortos por cada 1.000 nacimientos. Esto significa que los negros son abortados 3,6 veces más que los blancos en este país norteamericano.

Si bien el aborto es la causa principal de muerte en todos los Estados Unidos, lo es aún más para la comunidad negra, lo que representa más muertes que cualquier enfermedad u homicidio.