En España: Piden tres años de cárcel por delito de odio contra dos sacerdotes por criticar el Islam

 Nicolás de Cárdenas / Actuall / Foto del sacerdote Custodio Ballester/

Uno de los sacerdotes es el padre Custodio Ballester, quien destacó en ‘Diálogo Interreligioso’ en su formación y es conocido por su defensa de la libertad religiosa. La Asociación Enraizados denuncia el doble rasero de la Fiscalía a la hora de calificar de delitos de odio.

La fiscal de Audiencia de Málaga María Teresa Verdugo pide tres años de cárcel, para dos sacerdotes católicos como autores de un delito de incitación al odio por verter críticas hacia el Islam en diversos artículos.

La petición se basa jurídicamente en el artículo 510.1 A, que prevé penas de hasta 4 años de cárcel para quienes «públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad».

Además, los presbíteros se enfrentan a una posible multa de 3.000 euros «inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante igual tiempo al de privación de libertad, inhabilitación especial para profesión u oficio educativos en el ámbito docente o de tiempo libre durante ocho años y costas».

Premio HazteOir.org a la defensa de la libertad religiosa

Uno de los sacerdotes señalados por la Fiscalía es el padre Custodio Ballester, conocido por haber defendido la libertad religiosa cuando, siendo párroco en Hospitalet de Llobregat se vio hostigado por el Ayuntamiento, que de manera sistemática trató de impedir la celebración de la procesión del Cristo de la Buena Muerte el Viernes Santo con la presencia de miembros y exmiembros de la Legión Española, vinculada a la devoción de esta imagen desde su fundación.

Por esta razón, en el año 2017 el padre Ballester fue galardonado con el Premio HazteOir.org 2017 por su defensa de la libertad religiosa. En una entrevista publicada por Actuall con motivo del premio e interrogado por si existe libertad religiosa en España, respondía:

«¡Ni de lejos! Lo que sí existe es un alto nivel de libertad formal (la que nos ha permitido mantener las marchas pro vida de los días 25 todos los meses). En eso han sido exquisitos. Pero no a título de libertad religiosa, sino a título de libertad cívica (con independencia de cuál fuese el contenido de esas manifestaciones). Desde el momento en que el Estado ha incorporado su propia ideología y la afianza constantemente mediante la legislación, no podemos hablar de libertad religiosa, sino de dictadura del pensamiento único«.

Enraizado denuncia un doble rasero

La asociación Enraizados ha mostrado su apoyo al padre Ballester, destacando que «consiguió la nota de sobresaliente en la asignatura Diálogo Interreligioso en la Facultad de Teología de Cataluña, en cuyo trabajo final de la asignatura explicaba respecto de la llamada yihad o guerra santa islámica:

«¿Qué no deberíamos hacer para que Cristo sea amado y adorado por los más de mil millones de musulmanes hechos a imagen y semejanza suya? Lo primero será conocer a Mahoma. ¿Que hay elementos positivos como la adoración al único Dios, la limosna, la hospitalidad?

Cierto. Pero qué duda cabe de que los acontecimientos históricos que vivimos exigen también un conocimiento profundo de los elementos negativos que, demasiado a menudo, se ocultan a pesar de que periódicamente hemos de sufrir sus desgarradores efectos».

A juicio del presidente de Enraizados, José Castro, la fiscal del caso «descontextualiza un párrafo de un artículo, sin leer trabajos de investigación completos que el Padre Ballester ha desarrollado.

Se puede o no estar de acuerdo con un artículo de opinión, pero no es un delito de odio investigar sobre la religión musulmana”.

Por otro lado, Castro señala como «llamativo» el hecho de que «mientras que las ofensas contra el cristianismo de Willy Toledo, las exposiciones de Abel Azcona o las actuaciones de Drag Sethlas son calificadas como libertad de expresión y artística, un párrafo de artículo sobre el islam de un sacerdote sea calificado como delito de odio. ¿La Justicia utiliza distinta medida cuando se ataca al cristianismo o al islam?”, se pregunta Castro Velarde.

No es la primera vez que el padre Custodio Ballester es acusado de «odio». En el año 2017, la Generalidad de Cataluña trató de expedientarle por manifestar públicamente en una homilía que «la homosexualidad es pecado». El expediente fue finalmente archivado.