Reconocidos líderes denuncian serias anomalías en Restauración Nacional

(III parte)

Róger Murillo/periodicomaranata.com/

Para el pastor Reynaldo Salazar, parte de las razones de la derrota  fue porque en la segunda ronda, Restauración Nacional (RN),  comenzó con aires de victoria, exceso de confianza y hasta tal vez un poco de arrogancia, lo cual llevó al partido a cometer muchos errores.

Otro factor fue las críticas respecto a que los diputados electos no estaban preparados para tales funciones, lo cual ligado a que posteriormente no los dejaron hablar, tuvo funestas consecuencias porque  la prensa y las redes sociales lo usaron para ensuciar al Partido.

También menciona Salazar, que RN no tenía un plan de gobierno sólido y  cuando  lo presentó más amplio, pocos días antes de las elecciones, fue quizá un elemento negativo, al ser demasiado tarde.

Para don Reynaldo, Restauración estaba a punto de llegar a la presidencia y no tenía un equipo de trabajo, el cual se fue formando en el camino, uniendo personas de otros partidos, algunos de los cuales estaban  cuestionados. Esto a su juicio no los favoreció.

Se refirió al  mal  manejo que la Federación Alianza Evangélica (FAEC) y la Iglesia Católica hicieron del encuentro de oración, lo cual fue un detonante para eventuales reacciones en contra del partido y del tema religioso.

Reynaldo Salazar afirmó al respecto,  que “sería recomendable que la Alianza Evangélica no se vuelva a involucrar absolutamente en nada que tenga que ver con el tema político, pues en las dos últimas campañas, por sus intervenciones,  se le ha dado material al TSE para que reaccione en contra de la Iglesia en general”.

 El pastor Salazar  expresó, que tampoco se puede dejar de mencionar la participación abusiva y discriminatoria del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), contra el sector cristiano y el Partido, así como los ataques subjetivos e imparciales de Telenoticias, La Nación y otros medios, pero lo que más afectó según él, fue el tema de Rony Chaves, cuyos comentarios no los hizo en esta campaña, sino muchos años atrás.

“Pero el problema fue que Fabricio no logró defenderse de esos ataques, lo cual consolidó el objetivo de los enemigos. Creo que él y RN debieron contrarrestarlos de una mejor manera”, enfatizó don Reynaldo.

 Salazar  resumió también otras razones como; la reunión realizada en el Templo Bíblico donde un traidor pasó la información al PAC, el cambio de opinión de Fabricio sobre  la Corte de Derechos Humanos, la participación de un candidato a la vicepresidencia en un programa de radio, los insultos que le hicieron a Laura Moscoa, las supuestas alianzas con Liberación Nacional, Unidad Social Cristiana y Movimiento Libertario, el mal trabajo que se hizo  en las redes sociales y el haberse negado a participar en varios debates.

Un punto muy sensible que mencionó, fue el blindaje que  se hizo  alrededor del equipo de comando y del candidato, “donde nadie podía ingresar,  convirtiéndose  en algo así como intocables o secuestrados, lo cual generó decepción entre todos los que querían ayudar y muchos  decidieron entonces no votar por Restauración, dijo Reynaldo.

En esto coincide totalmente la diputada católica de Restauración Nacional Alexandra Loría, quien ocupa la curul que tenía Fabricio.

Para ella el comando encapsuló al candidato, impidiéndole tener acceso a muchos sectores que querían platicar sus problemas, incluyendo comerciantes, industriales, sindicalistas, cooperativistas, etc.

Pero para esta abogada, lo más serio y que para ella afectó demasiado, fue la división entre Carlos Avendaño y Fabricio Alvarado. “No es lo mismo un partido unido, que uno que no lo está”, enfatizó doña Alexandra.

Al consultársele si Restauración Nacional se confió para la segunda ronda, ella piensa que si, pero insiste en que lo que más dañó fue la división interna, lo cual provocó que más de mil mesas no tuvieran fiscales de RN.

“El conteo que había que fiscalizar era en las mesas, ya en el TSE no había nada que hacer. Un partido que pretende ganar las elecciones no puede cometer estos errores”, afirmó.

Pero mencionó otros factores. Por ejemplo, que no hubo una respuesta del comando de campaña a los ataques sistemáticos que se hicieron o en su defecto las reacciones fueron tardías.

Dijo que fue lamentable que los temas que ubicaron a Fabricio en la primera ronda,  la defensa de la vida desde su concepción hasta la muerte natural, el matrimonio entre hombre y mujer, la oposición a las guías sexuales y la libertad de culto, se abandonaron totalmente en la segunda etapa.

En la opinión de esta diputada, Rony Chaves no tenía por qué salir a defender su posición, por cuanto no era candidato, ni ocuparía ningún puesto en el eventual gobierno.

“Quien tenía que desligarse era Fabricio y no lo hizo. Vea que Carlos Alvarado se desmarcó del presidente y le resultó bien, definitivamente esta fue una de las causas de la pérdida”, indicó.

Para doña Alexandra, la campaña parecía un debate entre Rony y La Virgen, lo cual el PAC aprovechó para presentarse ante el pueblo como el “supuesto” defensor de La Negrita.

Respecto a la disminución en las redes sociales, para ella fue un error fatal,  máxime que no representaba ningún costo y que había dado excelentes resultados en la primera fase.

“Otra falla fue la reunión de Fabricio con los pastores en el Templo Bíblico y la Alianza Evangélica, aquí hay que dejar claro que si Restauración Nacional quiere seguir siendo un partido grande -como ahora que aparece siendo la segunda fuerza política en la Asamblea Legislativa- tiene que quitarse la imagen de ser un partido conducido por pastores o  relacionado con la FAEC. Debe mas bien abrirse a todos los costarricenses sin importar su credo religioso, de lo contrario nos pasará lo del Frente Amplio, que  de nueve diputados  pasó solo a uno, en estas elecciones”, aseveró doña Alexandra.   Lea también:  Restauración Nacional no participará en el gobierno del PAC