Obispos censuran decisión del TSE

Róger Murillo/ periodicomaranata.com

Diez obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica presentaron un pronunciamiento en contra de la disposición del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de permitir a las personas cambiar su nombre, como también por  eliminar de la cédula de identidad el sexo de nacimiento.

Según la posición de la Iglesia Católica, “la decisión del Tribunal Supremo de Elecciones, viene a aplicar directamente en nuestro ordenamiento jurídico la Opinión Consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos dada a conocer hace pocos meses, imponiendo una serie de normas sin la mediación del legislador costarricense y constituyéndose en un atropello a la cultura, idiosincrasia de nuestro pueblo y provocando una serie de consecuencias sociales y jurídicas de imprevisibles consecuencias”, dice una parte del manifiesto.

Dentro de estos aspectos, los obispos señalaron la anulación del “dato  fáctico de la sexualidad humana”, así como la vulneración del concepto jurídico del matrimonio.

Para la Iglesia Católica, esto tendrá consecuencias en las futuras elecciones por el tema del sexo, pero incluyen otros efectos como las pensiones,  el sistema penal, el femicidio, eventuales matrimonios engañosos y la violación del Código de Familia.

 “No es posible a un tercero de buena fe, saber si biológicamente esta persona es varón o mujer, por lo que un tercero de buena fe puede ser inducido a contraer matrimonio con una persona de su mismo sexo sin saberlo, violando así no solo la buena fe, sino también la legislación del Código de Familia que establece la prohibición del matrimonio de personas del mismo sexo”, enfatiza el documento.

Y agrega “como ciudadanos y como cristianos no podemos sino rechazar moralmente esta decisión del Tribunal Supremo de Elecciones, pues consideramos que se aleja del bien común para favorecer indebidamente a sectores sociales que detentan reivindicaciones basadas en una muy particular interpretación de los Derechos Humanos”.