Miles de costarricenses  piden al presidente Alvarado no firmar la norma técnica

Róger Murillo-periodicomaranata.com/ Fotos: Adina Hernández /

La mañana de este domingo primero de diciembre, el Paseo Colón, una de las principales vías de la capital costarricense, fue testigo de una manifestación multitudinaria que dijo si a la vida y no al aborto, al tiempo que se le solicitó al presidente de la República Carlos Alvarado, no firmar la norma técnica del aborto impune.

Momento en que la marcha salía del Parque Central de San José.

La actividad denominada “A la Vida digo Sí”, dio inicio en el Parque Central de San José, a las once de la mañana, saliendo rumbo a la Estatua del León Cortés.

Esta convocatoria fue organizada por el Frente Nacional por la Vida, compuesto por diferentes sectores de la sociedad civil y apoyado por un importante sector de diputados pro vida.

Pancartas inmensas como esta de “A la Vida digo Sí”, encabezaron esta convocatoria.

La mayoría eran católicos

Un equipo de periodicomaranata.com, recorrió a lo largo de toda la marcha y comprobó que la mayoría de los asistentes eran de la comunidad católica, quienes respondieron fielmente al llamado que realizó la Conferencia Episcopal.

Salvo algunos pocos miembros de las iglesias evangélicas, que decidieron no asistir a su culto y alguno que otro líder involucrado en temas políticos, la actividad estuvo respaldada por diversas organizaciones católicas, comunidades y parroquias, que iban bien identificadas.

El grupo del “Padre Sergio”, que llevaba esta pancarta, contó también con su propia móvil, con música cristiana muy alegre.

Hay que tomar en cuenta, que los domingos son los días más fuertes para las reuniones del sector cristiano evangélico. Cuando las marchas son los sábados, a los pastores les es más fácil movilizar a su gente.

También hubo representaciones que defienden los valores familiares, como Fe y Sociedad, Sinergia-Valores, Juntos somos más, Enfoque a la Familia, Despierta Costa Rica, Médicos por la Vida, el Conglomerado Pancha Carrasco y la organización 40 días por la Vida, así como algunas municipalidades, entre otros.

Esta pancarta, recuerda los 40 días por la vida,  proyecto de oración y ayuno de la Iglesia Católica, por el tema del aborto.

La plausible actitud de Vida Abundante

Una mención especial merece la familia de iglesias Vida Abundante, formada por unas 15 congregaciones cristianas en Costa Rica, quienes dirigidas por su pastor general Ricardo Salazar, decidieron cerrar todos sus cultos de este domingo, para dar el apoyo a esta convocatoria, uniéndose a esta solicitud de miles de costarricenses que le pidieron al presidente Alvarado no firmar esta norma.

Vida Abundante, llevó también sus propios mensajes.

“Nuestras iglesias suman quizá unas 12.000 personas en todo el país y decidimos cancelar todas nuestras reuniones, para unirnos a esta noble causa a favor de la vida. Hay que tomar en cuenta que ya queda solo un mes, según lo establecido por el presidente Carlos Alvarado, quien advirtió que antes de que finalice este año, firmaría esta norma técnica. Por lo tanto, para nosotros como asociación cristiana, esta es una gran oportunidad para decirle al mandatario que lo que piensa hacer, no le hace bien al país, a la niñez, ni a la sociedad y que además es inconstitucional. Costa Rica no necesita esta norma, el Código Penal siempre ha garantizado la seguridad de la madre, así como de su bebé y cuando hay peligro, los médicos siempre han sabido que hacer”, dijo Rudy Corea, representante de las iglesias Vida Abundante.

La gente de Vida Abundante, en su mayoría iba de celeste.

Importantes manifestaciones

Una vez que la actividad llegó a su destino (las cercanías de la Estatua León Cortés), ya en la tarima principal, voceros de diversas entidades presentaron sus posiciones, que provocaron los aplausos emotivos de los presentes.

Las personas prepararon sus propios mensajes, no hubo limitaciones.

Frente Nacional por la Vida

“Señor presidente, nuestra Constitución y los tratados internacionales son claros, en el sentido de otorgar protección a la vida desde la concepción y ahora está en sus manos el cumplir y defender ese mandato”, afirmó en su alocución Elsa Naranjo, del Frente por la Vida.

Y agregó “nuestro sistema nos permite, índices de salud muy altos y tasas de mortalidad materna e infantil, bajísimas, de lo que se desprende que, en Costa Rica, los profesionales médicos han sido eficientes para salvar la vida de la madre y de su bebé. Por lo tanto, la llamada norma técnica es innecesaria y vulnera los tratados internacionales de derechos humanos y la tradición costarricense que siempre ha protegido a los más indefensos, como es el caso del no nacido. Por lo tanto, señor presidente, le pedimos que escuche al pueblo, procure a la vez construir puentes y no muros, respetando la Constitución y la ley”.

Representantes de la Municipalidad de Santa Ana.

“Colegas médicos, una norma no nos dará seguridad jurídica”

La doctora Karla Chaves, representante de la Asociación Médicos por la Vida, en su discurso, expresó que los médicos, ginecólogos, obstetras, pediatras y neonatólogos, hacen cada día grandes esfuerzos luchando por la vida del binomio madre y bebé, sin necesidad de una norma.

Dijo que cuando la vida de la madre corre peligro, se da por terminado el embarazo, lo cual ocurre todos los días en los centros hospitalarios del país, donde el objetivo siempre será que ambos salgan vivos, pero si no es posible, se dará prioridad a la mamá.

“Pero queremos recordarle a los colegas médicos, que no es cierto que una norma técnica nos de seguridad jurídica como se nos ha dicho, por cuando una norma no puede estar por encima del Código Penal, ni del Código de la Niñez y la Adolescencia. Si un médico en este país realiza una terminación de un embarazo antes de la viabilidad del bebé y es denunciado, tendrá que defenderse legalmente y la institución que representa, lo debe hacer también. Ellos tendrán que demostrar que se hizo todo lo posible y si eso no se cumple, seguirá siendo un delito llamado aborto”, expresó Chaves.

Algunos fueron muy creativos, como esta gran imagen que alguien llevaba en sus hombros.

El derecho humano más importante, es el de la vida

Gerald Bogantes, abogado y dirigente pro vida, en su discurso ante los miles de asistentes la mañana de este domingo, indicó que representa a muchos colegas, quienes no solo están muy preocupados por la eventual firma de esta norma, sino que están listos para presentar las acciones de inconstitucionalidad en el caso de que el presidente proceda como ha prometido.

“El juramento constitucional no solo compromete al presidente, sino también al pueblo, por eso somos los llamados a demandarle al mandatario que se ajuste al estado de derecho y que no nos desproteja del derecho más básico como es el de la vida, por cuanto si hablamos de derechos humanos, le debo recordar que la vida es el más importante, si no contamos con eso, no tenemos derecho a ningún otro”, enfatizó Bogantes, miembro del grupo Juristas por la Vida.

El abogado Gerald Bogantes, presidente de la Alianza Evangélica Latina Juvenil, en plena disertación.

Advirtió, que la Declaración Universal de Derechos Humanos otorga la protección de la vida a todos, sin importar el momento de desarrollo en que se encuentre.

Dijo que el artículo cuatro de dicha Declaración, menciona que toda persona tiene derecho a la vida y que ese derecho está protegido desde el momento de la concepción.

“Señor presidente, usted a dicho que va a firmar la norma técnica por haber sido esto una promesa de campaña, pero antes de eso, debe de cumplir su juramento constitucional y dar protección a la ciudadanía, pero sobre todo al más indefenso”, acotó este joven abogado.

Y agregó, “repase la Constitución donde dice que la vida humana es inviolable, lea los tratados internacionales y la ley que protege la vida, sienta lo que le dice el pueblo costarricense aquí presente y escuche el latido del niño en el vientre de su madre”.

Gerald Bogantes, terminó su alocución recordándole al mandatario la actitud del rey Salomón, quien ante la amenaza de un niño por una eminente muerte, optó por la sabia decisión de proteger su vida.

“Usted tiene la responsabilidad de escoger entre dos caminos, el de la vida o el de la muerte, mejor decida por la vida”, señaló Bogantes, quien mencionó que durante sus tres visitas a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), ha podido comprobar la agenda “progresista” que se quiere imponer a los países, donde el tema del aborto es uno de ellos.

Algunos no dejaron sus motivaciones vía megáfono.

Otras voces

Para la líder pro vida, Alexandra Loría, esta multitud que marchó, le envió un mensaje claro al presidente de que cumpla la promesa de campaña que hizo en la segunda ronda, cuando dijo que no firmaría la norma técnica.

“Recordemos que él no ganó la primera ronda y que en la segunda etapa firmó un documento con Rodolfo Piza, donde declaraba que no firmaría la norma. Si lo hizo para que la gente votara por él, entonces todo fue un engaño, expresó esta abogada a periodicomaranata.com, quien agregó que espera que con esta manifestación el presidente reconsidere lo que piensa hacer.

La activista pro vida  Alexandra Loría,  en entrevista con periodicomaranata.com

Por su parte, Gerardo Soto Solano representante de Fe y Sociedad, comentó a nuestro medio, que esta marcha no tiene nada que ver con el tema de creencias, sino con principios, como el hecho de que la vida se inicia con la fecundación, lo cual es una realidad científica.

“Además, el derecho a la vida es inviolable y todas las declaraciones internacionales así lo reconocen. Por otra parte, la pena de muerte se abolió en Costa Rica hace muchos años y es preocupante que se escoja matar a un niño en el vientre, siendo supuestamente el lugar más seguro donde puede estar”, comentó Soto, quien lamentó que la industria del aborto que mueve millones de dólares en el mundo, capitalice la vida humana en términos de riqueza.

El Dr. Gerardo Soto de Fe y Sociedad, compartiendo con Róger Murillo de Maranata.

Imposiciones internacionales

Para Seidy Morgan, de Médicos por la Vida, la respuesta de la gente fue maravillosa y es un mensaje de unidad respecto a un tema de vital importancia para el país.

“Costa Rica se ve amenazada por imposiciones de organismos internacionales y por eso debemos de unirnos a dar la batalla por algo que  defendemos con ahínco. El tema de cuando da inicio la vida, es algo científicamente comprobado y no tiene discusión, por lo tanto, la firma de esta norma es una violación al derecho a vivir del no nacido. Realmente en lugar de una norma como esta, nos preguntamos, ¿por qué no se actualizan las normas de embarazo de alto riesgo, para darle una mayor calidad de vida a las mujeres y a los bebés?”, manifestó.

Los  problemas de movilización, no fueron obstáculo para asistir a la marcha.

Un portillo para legalizar el aborto

Para el sacerdote Ronny Solano, la marcha tuvo una asistencia excelente, dando un mensaje de que una buena mayoría de la población tica ama la vida y dice no a la cultura de la muerte.

“Sabemos que la firma de esta norma es un portillo al aborto y entendemos que hay presiones internacionales detrás de todo esto. Para estas organizaciones, una criatura en el vientre no es una persona y por eso hacemos este tipo de marchas, para pedir que se respete la vida desde la concepción, hasta la muerte natural”, indicó este sacerdote, quien es encargado de la pastoral familiar católica a nivel nacional.