Jorge Ulate eventual regidor en el municipio alajuelense

Róger Murillo-periodicomaranata.com/ Publirreportaje/

El máster Jorge Ulate Campos, quien cuenta con 20 años de experiencia en empresas de alta tecnología, ocupando puestos de gerencia de grupos y proyectos, se perfila como un serio candidato a ocupar una curul como regidor en la Municipalidad de Alajuela.

Este ingeniero en sistemas, de 45 años de edad, casado con Karlina Chaves y padre de la joven Camila, es en la actualidad pastor de jóvenes de la iglesia Casa del Rey, que pastorea don Danilo Morera, en Río Segundo de Alajuela.

Jorge Ulate, líder comunal con  tres maestrías a su haber, reconoció a periodicomaranata.com, que no tiene experiencia política y que por primera vez en su vida, se afilió en forma oficial a una agrupación  (Partido Nueva Generación PNG).

“Junto con mi esposa, durante años hemos trabajado en proyectos de bien social, ayuda humanitaria y sectores vulnerables de la sociedad, quizá por eso fue que me llamó Kenneth Céspedes, candidato a alcalde por el PNG, (Alajuela),  para que lo acompañara en este proyecto político. Luego de algún tiempo de pensarlo, decidí animarme y aquí estoy como candidato al primer lugar como regidor”, expresó Ulate.

Agregó, que previamente revisó los estatutos del PNG y se dio cuenta de la afinidad que estos tienen con los temas pro vida y familia, lo cual le ayudó a tomar la decisión.

¿Qué haría si llegara a ser regidor?

Según este máster en administración de empresas, desde que aceptó este reto “ve a Alajuela con otros ojos”.

“Veo una ciudad que no es tan limpia como uno quisiera, un municipio que no apoya a los emprendedores en forma clara, donde la tramitología es burocrática y tediosa para este sector. Pero además de eso, uno siente que en la tecnología este municipio está muy rezagado, lo cual va en detrimento del usuario, lo mismo en infraestructura y la parte cultural. Nuestro Plan de Gestión Municipal ‘La Muni Somos Todos”, contempla soluciones prácticas para esos y otros problemas”, enfatizó nuestro entrevistado.

Jorge Ulate, se mostró preocupado también, por la cantidad de indigentes que han aparecido en muchas partes del centro de la ciudad, el surgimiento de lugares de distribución de drogas y consumo de la misma, lo cual, a su juicio, no solo es el reflejo de una comunidad en abandono, sin fuentes de trabajo, sino también, donde Dios es el gran ausente del seno familiar.

“No podemos ver los problemas sociales en forma fraccionada, más bien debemos de tener una visión completa y entrarle a buscar soluciones integrales”, acotó Ulate Campos.