Iniciativa costarricense de orar por Venezuela tiene repercusiones mundiales

Róger Murillo /periodicomaranata.com/

 La inquietud de los ministros Jorge Luis Soto y Rony Chaves desde Costa Rica, de clamar al Dios de los cielos por Venezuela, durante una hora, el próximo domingo 17 de marzo y en todos los cinco continentes a la vez, ha tenido una excelente respuesta a nivel mundial.

Arte en inglés.

Así lo han confirmado los mismos promotores de esta iniciativa, quienes por ser ministerios internacionales que pastorean líderes en el extranjero y tienen gran cantidad de contactos en muchos países, han recibido infinidad de respuestas de apoyo prácticamente de todo el mundo.

El apóstol Jorge Luis Soto comentó a periodicomaranata.com que no es justo que Venezuela siga sufriendo, mientras la Iglesia a  nivel mundial   observa preocupada, con dolor, pero sintiéndose impotente.

Arte traducido al  ruso.

“Hay algo que si podemos hacer y es clamar al Dios vivo, Él es el único que  hace justicia y enhorabuena que nos unamos con todos los creyentes del mundo el próximo17 de marzo, a la hora que cada iglesia considere pertinente. Venezuela es un pueblo que está desesperado y necesita la intervención divina en forma urgente”, enfatizó Soto Gould.

Por su parte el apóstol Rony Chaves, afirmó que esta inquietud es necesaria e imperativa, por cuanto el pueblo venezolano ha sido llamado a ser libre, pero está en esclavitud y requiere de una Iglesia solidaria que los apoye desde todos los rincones del mundo.

Mensaje traducido al  mandarín.

“Hemos diseñado un arte en español, inglés, portugués, alemán, italiano, mandarín, francés, coreano, ruso y otros idiomas más, que ya está circulando por todo el mundo gracias a la maravilla de la tecnología, de manera que este domingo 17 de marzo nuestros hermanos de Venezuela sientan nuestro calor, amistad y apoyo, cuando clamemos al único y sabio Dios, al inmortal e invisible, que quita y pone reyes en su soberanía y que sabe hacer justicia”, comentó Chaves.

La petición es que todos los cristianos de los cinco continentes se unan en una sola voz, sea en forma congregacional o individual, intercediendo por Venezuela para una intervención urgente de Dios.

Mensaje en español.