Analistas recomiendan a Fabricio Alvarado un gobierno de convergencia nacional

Redacción: Róger Murillo/Foto: Adina Hernández/periodicomaranata.com/

Fabricio Alvarado necesita presentar con urgencia un equipo sólido de colaboradores para un eventual gabinete, pero además de eso es imperativo procurar desde ya un gobierno de unidad nacional, con líderes valiosos de otros partidos para así lograr presentarse a los próximos debates y a la segunda ronda, con una estructura bien afianzada.

 Paralelo a lo anterior hay que presentar  una propuesta clara  en temas país, como el déficit fiscal, infraestructura vial, inseguridad ciudadana, desempleo, pobreza, inversión social pública, desigualdad social y muchos más, pero sobre todo responder con el “cómo” se va a trabajar cada uno de estos campos.

Así se desprende de la opinión del analista político Juan Luis Calvo, el filósofo Carlos Araya Guillén, de gran experiencia política y el actual diputado Mario Redondo, quien cuenta con muchos años de bregar en este campo.

“El segundo tiempo será muy duro”

“ En el caso de ganar se requiere un gobierno de convergencia nacional seleccionando liderazgo de otros partidos, con mucha inteligencia, sabiduría y buen tino, pero con cuidado porque los valores no son negociables. Además, es necesario buscar profesionales del sector que quieran dar su aporte. Es imperativo tener una buena carta política para hacer un buen gobierno porque si nos equivocamos, nunca más la sociedad nos dará otra oportunidad”, expresó el Lic. Juan Luis Calvo.

Este abogado advirtió que “el triunfo de este domingo es apenas una levísima ventaja, falta el segundo tiempo del partido y será muy duro, no podemos entrar en triunfalismos, la etapa que viene será polarizada y creo que muy cruel de parte del PAC, la cual va a dividir al país como en el caso del “Combo ICE”. Necesitamos estar unidos como sector para ayudarle a Fabricio, pero él con su comando de campaña, requiere  una propuesta clara para llegarle a los jóvenes, al sector empresarial, los intelectuales y a la clase media, de manera que se logre levantar los porcentajes de votantes de la Gran Área Metropolitana (GAM), que se perdió parcialmente según los resultados de este domingo”.

“Lo de Fabricio nos sorprendió”

Para el Lic. Carlos Araya Guillén, del comando de campaña del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), lo de Fabricio Alvarado los sorprendió.

 “Yo recorrí más de 4.000 kilómetros de este país y en ninguna parte encontré una estructura partidaria sólida de Restauración Nacional (RN), realmente había una ausencia de organización, por lo tanto, jamás nos podíamos imaginar que llegarían a triunfar, por lo cual mi conclusión, analizando desde afuera este fenómeno, fue que privó una mística religiosa en el votante promedio y una total identificación con el tema de valores”, aseveró este exdiplomático.

Según este experto en política, Fabricio logró unir  al sector evangélico de tal manera, que anuló la participación de otras agrupaciones de línea cristiana como el Partido Renovación Costarricense (PRC)  y  Alianza Demócrata Cristiana (ADC), los cuales no lograron llevar diputados al congreso, perdiendo las curules actuales.

Otro asunto que subrayó el doctor Araya Guillén, fue que Fabricio fue un agente de unidad alrededor del tema de la defensa de los valores y la familia tradicional, conceptos que calaron en la sociedad costarricense sobre todo después de la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Yo pienso que el éxito de Fabricio podría ser un gobierno de unidad nacional, no le queda otra, es lo único que le puede ayudar a gobernar, por cuanto la situación del país es muy compleja en el campo económico para cualquiera que quede.  Fabricio debe comenzar a formar un equipo de una vez haciendo un consenso nacional. A la vez, demostrar que domina otras áreas que trascienden el campo de los valores y la familia, su discurso tiene que incluir los temas país con solidez, buscando acuerdos con otras agrupaciones”, enfatizó el profesor Carlos Araya.

“Viene una situación económica difícil”

Por su parte para el Lic. Mario Redondo, actual diputado de la Asamblea Legislativa y fundador del Partido Alianza Demócrata Cristiana, a cualquiera que pase a la segunda ronda le espera una situación económica muy dura, la cual estallará entre junio o julio de este año, según afirman algunos economistas.

“Fabricio debe buscar acuerdos con los principales partidos, sin negociar los valores básicos de vida y familia que se han venido defendiendo en estos años. Creo que hay gente muy valiosa en la Unidad Social Cristiana, Liberación Nacional, Integración Nacional y en el Republicano Nacional, eso le ayudará eventualmente para aprobar los proyectos de Casa Presidencial,  en el plenario ”, dijo don Mario.

Este político opina que  si Fabricio logra ganar la segunda ronda, parte de su éxito será tener un ministro de la presidencia que sea un buen enlace entre la Asamblea Legislativa y el Poder Ejecutivo, además de recargar en los vicepresidentes la supervisión del área social y la económica.

“Para esta fase que se avecina ante el PAC, Fabricio tiene que demostrarle al país que cuenta con la capacidad para gobernar. Pero, además  saber enfrentarse a una prensa que, movida por intereses de grupos poderosos, intentará presentarlo como un religioso que incursionó en política sin saber de otros temas que no sea la familia, procurando que la gente desconfíe de él”, argumentó.