En Costa Rica: Llamado de clamor y ayuno a favor de la vida

Róger Murillo-periodicomaranata.com

Para el próximo lunes 7 de octubre un reconocido grupo de líderes pastorales de Costa Rica, realizarán un tiempo de clamor y ayuno a favor de la vida y en forma concreta para que en este país no se firme la norma técnica del aborto por parte del presidente Carlos Alvarado .

“Vamos a recurrir a nuestras herramientas espirituales como la oración y el ayuno, porque solo Dios  puede detener este movimiento en contra de la niñez ”, afirmó  Jorge Luis Soto Gould, del grupo organizador, a periodicomaranata.com

Dijo además, que este esfuerzo es apoyado por la Federación Alianza Evangélica Costarricense (FAEC), por el Movimiento Nacional de Oración,  varios líderes denominacionales, Fraternidades de Pastores locales y muchos ministerios independientes.

“Haremos un muro de oración ese día, cada uno como pueda y el tiempo que tenga a su disposición. La idea es que todos los ministerios e iglesias se involucren, por cuanto es tiempo de ponernos en la brecha a favor de los niños no nacidos, para que sean protegidos y respetados en sus vientres”, enfatizó Jorge Luis Soto, quien hizo clara alusión al texto lema de esta convocatoria que está en Hebreos 12:12 “Por lo cual levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas”.

Según varios especialistas consultados por periodicomaranata.com,  firmar esa norma técnica es algo innecesario, debido a que los médicos siempre han sabido que hacer en casos de que una de las vidas (madre o bebé) estén en peligro. Por lo tanto una decisión de esta magnitud trae serias consecuencias para el país y sin lugar a dudas sería una puerta legal al aborto.

Desde una óptica espiritual, algunos  líderes cristianos opinan que un decreto de estos,  pone a Costa Rica en una posición de juicio divino, por cuanto sabemos que es contrario al pensamiento bíblico y consecuentemente ofensivo para Dios.

Por otra parte, Costa Rica desde su Constitución Política, ha sido una nación a favor de la vida y cuando se ha querido pasar el tema del aborto por la vía legislativa -que es la idónea- no se ha podido, porque siempre se han tenido diputados que se  oponen, por lo tanto, los grupos abortistas nacionales e internacionales han buscado otra alternativa como lo es el decreto presidencial, que es precisamente lo que quiere hacer el presidente Alvarado. 

Cabe mencionar, que algunos líderes pastorales han visto bien el hecho de que una buena cantidad de diputados de la Asamblea Legislativa -aun algunos que no son del sector cristiano- estén solicitando el borrador de esta norma técnica al Presidente, como medida de presión.

Para ellos, esta actitud es loable y una muestra de  firmeza al defender  valores que tradicionalmente han sido propios de la sociedad costarricense, pero la Iglesia por su parte debe hacer la tarea espiritual que le corresponde, que es clamar al Señor, por cuanto no hay nada imposible para Dios.