El uso contemporáneo del shofar

Róger Murillo/periodicomaranata.com

El shofar (en hebreo, שופר‎) es un instrumento ceremonial, que está fabricado con el cuerno de un animal puro, limpio (kosher), como el carnero, cabra, antílope o kudu, nunca de toro, vaca, becerro o buey, en referencia al incidente del becerro de oro   y su culto idolátra, lo cual se interpreta como adoración a   Baal, según la tradición judía.

El shofar se usaba acompañado de textos sagrados tales como la Torá y el Tajaj, la copa de lavado o natlá, los candeleros para el shabat, un contenedor de cidro (etrog) y un puntero en forma de mano o yad para la lectura de los textos sagrados.

Durante años en la historia se usó en varias fiestas solemnes religiosas judías, pero en las últimas décadas diversos grupos e iglesias cristianas y católicas, lo han comenzado a introducir en sus reuniones.

Este instrumento de viento de origen animal, es uno de los más antiguos conocidos por el hombre, data de aproximadamente 2999 años.

Se fabrica vaciando el interior de los cuernos de ciertos animales, de preferencia los que tengan más curvatura.

Ministerios en Costa Rica

En nuestro país se comenzó a usar en forma aislada para ciertas actividades especiales y paulatinamente uno que otro miembro en las iglesias locales aprendió a emitir algún sonido, sin tener mucha escuela.

Posteriormente se fueron organizando grupos que tuvieron algunas enseñanzas  prácticas y teóricas, especialmente por parte de la Embajada Cristiana Internacional de Jerusalén en Costa Rica (ICEJ).

Una de las agrupaciones que suelen colaborar con actividades especiales en las iglesias, es el Ministerio Tokeim Yom Teruah (Día del sonido del shofar) que existe desde hace tres años y es dirigida por Roxana Aguilar Zamora.

Parte del Ministerio Tokeim Yom Teruah. 

Lo forman unas 40 personas entre varones, mujeres y niños, pero no todos asisten a cada invitación. Se dividen en grupos para poder cumplir con cada compromiso.

Pertenecen a diversas iglesias y tienen su propia cobertura pastoral.

La directora y algunos de los miembros, han tenido la oportunidad de estar en países como Nicaragua, el Salvador y Guatemala, representando este ministerio.

Con ella platicamos un poco sobre este instrumento.

-¿Para qué usaban los judíos el shofar?

Para muchas ceremonias. La primera mención del shofar en la Biblia es cuando Dios se revela a su pueblo en el Monte Sinaí en Éxodo 19:16, 19, pero referencias al shofar se encuentran desde el Éxodo hasta Zacarías. Y por supuesto en Apocalipsis cuando habla de las trompetas.

 -¿Pero la palabra shofar no aparece en la Escritura, verdad?

Aunque la mayoría de las traducciones contemporáneas de la Biblia no mencionan específicamente el shofar por su nombre hebreo, sí lo traducen como bocina, bocina de cuerno, cuerno, cuerno de carnero o trompeta, entre otros. El shofar entonces es mencionado alrededor de setenta veces en la Biblia, sin contar los derivados de la palabra.

-¿Y cuál sería el uso actual, que ustedes le dan?

– El shofar es un instrumento bíblico, profético y también  como arma de guerra. Era utilizado para la alabanza y adoración, el salmo 150 afirma alabarle con sonido de bocina y en otras traducciones dice con sonido de trompeta. Es lo mismo, se refiere al shofar. Nosotros procuramos darle el mismo uso.

-¿Hay otros conceptos espirituales en el trasfondo?

– Sí claro, creemos que como sonido de guerra tocado con unción y con fe en la Palabra, debilita al adversario y derriba fortalezas argumentos. No debemos olvidarnos que Dios utilizó el sonido del shofar en la caída de los muros de Jericó y que Moisés lo usaba para convocar al pueblo cuando tenía que darles un mensaje. Además simboliza en alguna medida la segunda venida del Señor, que será al sonido de la trompeta final.

Hay varios tipos de shofar.

-¿Cómo se llama la persona que toca el shofar?

El shofarista se llama Tokea o literalmente el explosionador, o sea quien hace la explosión; también es llamado Ba’al Tekia (maestro del sonido o de la explosión)

-¿Y qué significa cada sonido?

-Son repeticiones de tres sonidos básicos conocidos como Tekia (un solo soplo largo), Shevarim (tres soplos medianos) y Terua (nueve soplos cortos).

El Tekia o Tekiah: (la explosión o el toque) es un sonido claro extendido como de trompeta. Significa reconocer que Él es el Rey.  Nosotros lo interpretamos que Jesús es el Señor y Salvador. La idea es que la gloria de Dios descienda. Son tres notas seguidas muy cortas.

Luego está el Shevarim:  que es sonido de guerra, de alarma, de estar apercibidos y le sigue el Tekia Gedolah: (El gran soplido, o la Gran Tekiah). Esta es una nota aguda sin corte y alargada, mantenida al máximo, según el aguante del trompetista. Este sonido del shofar es colectivamente entendido como un llamado al arrepentimiento.