Douglas Altamirano: “Vamos a restaurar San José”

Róger Murillo-periodicomaranata.com/ publirreportaje/

Quien así habla, se llama Douglas Quesada Altamirano, más conocido como “Douglas Altamirano”, lo anterior por cuanto una profesora del colegio se le ocurrió invertir sus apellidos y desde entonces, en dicho centro educativo todos le siguieron llamando así.

Douglas, quien actualmente es asesor parlamentario del diputado Giovanni Gómez, es el candidato a la alcaldía del cantón central de la provincia de San José, por el Partido Restauración Nacional.

Este reconocido empresario de 58 años de edad, es hijo de Víctor Quesada Hernández y Daisy Quesada Altamirano. Está casado desde hace 36 años con Niria Venegas, con quien procreó a Pamela y Silvana, quienes juntos le han dado todo su cariño a la pequeña Olivia, la única nieta de la familia.

Douglas, aprendió de su madre -siendo aun muy chico- a ser un emprendedor, por cuanto la situación económica de pobreza extrema de la familia, lo llevó a vender las melcochas que  ella fabricaba y posteriormente, cuando ya había aprendido algo como comerciante, comenzó a comprar maní de su propio peculio y revenderlo en actividades públicas realizadas en estadios y gimnasios.

“De mi madre no solo aprendí el mundo de los negocios, sino también a creerle a Dios en medio de situaciones difíciles, como aquella vez que reunió a los ocho hijos para que oráramos por los alimentos, pero en la mesa no había nada, sin embargo, un ratito después alguien tocó la puerta y nos puso dos sacos con alimentos. Ahí conocimos  la dimensión de esa fe que llama las cosas que no son, como si fuesen”, expresó.

Todavía tiene fresca en su memoria la ocasión en que siendo muy jovencito, andaba vendiendo maní y vio un letrero que decía “Fraternidad de Hombres de Negocios del Evangelio Completo”, entonces decidió entrar a vender su producto.

En este lugar se encontró al presidente del grupo, un señor llamado Jonás González, con quien Dios le daría una gracia especial, de tal manera que casi lo adoptó como parte del grupo, para que siguiera  vendiendo.

Con el tiempo, la amistad entre ambos sería tan sólida, que Altamirano, lo escuchaba con atención cada vez que le hablaba de sus sueños de llegar a tener un canal de televisión cristiana en Costa Rica y comenzó a apoyarlo en aquella aventura, que para muchos de la época era un “sueño de trasnochado”.

También recuerda que, estando ya casado,   llevó más de mil perros calientes a Cartago, para la festividad religiosa de un dos de agosto, pero no logró vender ni uno y de regreso a su casa, en medio de mucha tristeza, se encontró que en el Parque Metropolitano de La Sabana había un concierto juvenil, donde logró distribuirlos todos, con excelente ganancia.

Así ha sido la vida de Douglas Altamirano, quien de una situación paupérrima, paulatinamente comenzó a convertirse en un empresario importante, hasta llegar a ser fundador de Cosual Fruit, presidente de Cosual Catering Service, así como de la compañía Doggy Dog.

En el campo de su formación profesional, se ha destacado en la industria de alimentos y bebidas, no solo como gastrónomo graduado de New England Culinary Institute (NECI), sino también como consultor en la industria de hotelería y turismo, llegando a ocupar la presidencia de la Corporación Internacional Hotelera de Restaurantes y Afines (CIHRA) y posteriormente convertirse en un “coaching” en desarrollo de la conducta humana.

Douglas Altamirano, con sus dos candidatos a vicealcaldes: Lic. Mario Mena Ayales y la profesora Elizabeth Fallas.

Adquiriendo experiencia política

Su paso por el “campus” de la Universidad de Costa Rica, donde había adquirido una concesión para vender productos alimenticios, lo llevó a conocer a personalidades como Miguel Ángel Rodríguez, Carlos Manuel Castillo y Thelmo Vargas, de quienes obtuvo muchos consejos en materia económica y empresarial, pero sobre todo una especial amistad.

Así en 1978, fue nombrado coordinador general de juventud de la Coalición Unidad. En la década de los ochenta es parte del equipo fundador del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y durante la campaña de Rafael Ángel Calderón, se le delega la coordinación del cantón central de San José.

Para el proceso electoral con Miguel Ángel Rodríguez, fue el coordinador territorial de la llamada “Región 00” de San José y ya para la campaña de don Abel Pacheco, fue el coordinador del cantón central josefino.

Durante el período 2010-2016, fue electo director de la Municipalidad de San José, ocupando la vicepresidencia del Concejo Municipal 2010 al 2012 . Para la recién contienda electoral , se le otorgó la responsabilidad de coordinar la campaña política de Restauración Nacional, por el cantón central de San José.

“Somos una propuesta donde no cabe la discriminación, todos serán bienvenidos”.

“Trabajemos juntos …”

 Con todo ese bagaje empresarial y político, Douglas Altamirano procura llegar a la alcaldía del cantón central de San José, bajo el proyecto “Restauremos San José, trabajemos juntos”.

“Muchos josefinos están creyendo en nosotros para restaurar San José, por cuanto durante el período en que estuvimos en el directorio municipal, enfrentamos a un amañado grupo político y trabajamos por nuestro cantón, dejando una huella de honestidad y principios, por cuanto todo lo hicimos para servir a los ciudadanos, ya que percibimos que la gente está cansada del clientelismo político tradicional”, afirmó Douglas.

Quien agregó, que su equipo de trabajo compuesto por líderes de los 11 distritos, ha salido de su zona de confort, para aspirar a puestos no solo de la alcaldía, sino también regidores, síndicos y concejales de distrito.

“Somos una propuesta donde no cabe la discriminación, todos serán bienvenidos, porque la idea es trabajar por la seguridad ciudadana, haciendo de San José un punto de encuentro de educación, cultura y deporte, convirtiendo nuestra ciudad en un espejo al mundo, erradicando la imagen de ‘ciudad sucia’ según la calificación de algún sector de la prensa europea”, dijo nuestro entrevistado.

Indicó, que a San José le hace falta mucho por emprender y que debe enfrentar retos serios, porque es una ciudad desigual.

“En la actualidad, tenemos una tasa de desempleo abierto, siendo su población más afectada los jóvenes de 15 a 24 años, donde hay cerca de 9.000 viviendas en precario, en condiciones desfavorables. Con un aproximado de 1.115 en condición de pobreza y  3.500 en pobreza extrema, sin olvidar los habitantes de la calle que son aproximadamente 3.500” enfatizó este candidato a alcalde.

Agregó, que es una ciudad contradictoria, donde se ha querido vender una región de grandes inversiones, generadora de riqueza, pero que tiene grandes carencias humanitarias y aspectos sociales complejos, reflejando una brecha de desigualdad entre sus habitantes.

“Luego de estudiar a San José por años, vemos que sus problemas siguen siendo los mismos. Por ejemplo, se acrecentó la violencia, las desigualdades sociales, la falta de empleo, la corrupción político-electoral y el clientelismo político. Por eso trabajaremos para solucionar todos estos amañamientos viciosos, procurando alcanzar lo virtuoso de sus habitantes, para que lo pongan al servicio de sus comunidades”, insistió Altamirano.

Don Douglas, aseguró a periodicomaranata.com, que su equipo trabajará por una ciudad con mucho esfuerzo y dedicación, donde lo público no debe  ser visto como un negocio, si no como un deber y un servicio hacia los ciudadanos.

“Por estas razones y muchas más, hemos decidido con mucho valor luchar por la alcaldía de San José y lo haremos con el respaldo de los ciudadanos, porque estamos convencidos  que la democracia participativa se hace en los distritos y no en las oficinas plasmadas de lujos y comodidades”, acotó.