Cientos de padres de familia no enviarán a sus hijos mañana a clases, por celebrarse día contra la discriminación LGTBI

Róger Murillo / periodicomaranata.com/ 
Amparados a la sentencia 2012 de la Sala Constitucional que le da derecho a los padres de familia de no enviar a sus hijos a clases a celebrar el “Día Nacional contra la homofobia, lesbofobia y la transfobia”, cientos de padres de familia reunidos en diversos sectores del país, se acogerán a esta opción, ya que según los artículos 70 y 71 de la Ley de Jurisdicción Constitucional, quien impida tal acción puede ser sancionado penalmente.
Otros grupos por medio de las redes sociales, están convocando a una segunda huelga nacional de padres de familia.

Decreto del 2008

El Ministerio de Educación Pública (MEP) ordenó realizar esta celebración el jueves 17 en todos los centros educativos, en virtud de que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los niños y jóvenes tienen un intenso temor u odio hacia los homosexuales, lesbianas y transexuales y eso en alguna medida es una actitud equivocada, por lo cual parte de los objetivos de esta fecha es ayudar a los muchachos a cambiar su manera de pensar.
Desde el 2008  en Costa Rica, por Decreto Ejecutivo, este día se conmemora en los centros educativos y según el MEP  lo que se busca es promover el respeto por la población diversamente sexual.

¿Qué enseñará el MEP?

Una cosa es crear conciencia por el respeto a personas de la diversidad sexual y otra utilizar formas de enseñanza, a veces subliminal y en ocasiones muy claras, que  podrían despertar en los niños y jóvenes algún tipo de morbo y hasta sentimientos que no existían.
Por ejemplo, en la portada del Manual que los educadores utilizarán mañana para sus clases, note el lector la claridad del mensaje desde la portada, donde aparecen dos hombres de la mano y dos mujeres abrazadas, además del uso evidente de los colores de la bandera gay, los cuales prevalecen no solo al inicio, sino en todas las páginas del documento que usted también puede leer en forma completa en la página del MEP ( www.mep.go.cr ).

Analice esta portada.

Pero revisemos tan solo unas pocos ejemplos, basados en lo que ellos llaman “casos”, para que analice el lector si estamos exagerando en intentar llamar la atención a los padres de familia o en su defecto es evidente la intención nefasta del Ministerio de Educación en cuanto a este tema.

Caso 1:
“Mario es un joven de 16 años, es sumamente alegre, dinámico y muy servicial. Mario vive en una familia muy conflictiva, su padre no trabaja y consume alcohol cada vez que puede; la mamá de Mario es conserje en una institución pública y el dinero que gana apenas les da para vivir y tiene que esconderlo para que su marido no lo gaste, en algunas ocasiones le ha pegado para que le de dinero para tomar. A pesar de esa condición familiar, Mario nunca falta al colegio, tiene excelentes notas y es súper deportista. Mario es muy masculino y muy atractivo, las chiquillas del cole lo siguen y hasta le han pedido algunas que sea su novio. Pero Mario, a quién le gusta es a Andrés un compañero suyo del cole, que es afrodescendiente de ojos color miel. Mario siente que es correspondido por Andrés, pero tiene miedo de decirle y que se le haga un gran problema en el cole” (El subrayado es nuestro).

El título de esta historia “El arco iris”, no puede ser más evidente.

Caso 2:
“ Amelia es una joven de 15 años que ha dicho abiertamente en el cole que le gustan las mujeres, es muy femenina y sus compañeros le dicen a cada rato en forma de burla que ellos “le quitan las tortillas”… Amelia se siente muy acosada y hostigada en el colegio, ella es una mujer muy atractiva. Ya ella no sabe qué hacer, en algunas ocasiones ha visto su integridad física violentada, al ser tocada de forma inadecuada por sus compañeros.
Amelia ha puesto la denuncia muchas veces a la Dirección y no hay ninguna acción contra sus ofensores, en una ocasión el director le mencionó, que los compañeros le están haciendo un favor, que ser lesbiana está mal, que un hombre, un buen hombre la puede curar, que ella lo que está es confundida.
Amelia tiene una buena relación con su madre y padre, que la apoyan, la aman y la aceptan”

Caso 3:
“Marifer, conocido legalmente como Esteban, como se lo ha hecho saber la directora y la Orientadora del colegio.
Esteban que de ahora en adelante llamaremos Marifer como ella así lo ha solicitado, es una chica de 17 años, de notas excelentes, vive en un pueblo de tantos de este bello y maravilloso país, cuya principal fuente de empleo es la ganadería. Los padres de Marifer no saben qué hacer con él/ella? en muchas ocasiones le han solicitado ayuda el sacerdote, para que la oriente. Marifer es agredida todos los días en el colegio, Marifer cree que no encaja en este mundo y que es un ser extraño, como se lo hacen saber constantemente en el colegio sus compañeros de grupo y los demás estudiantes. Ella se siente muy pero muy sola, se refugia en su música y en sus canciones, toca muy bien la guitarra y canta como los ángeles, nadie en el cole sabe esa gran cualidad de Marifer; ella no quiere ser más la burla en el cole, y muchas veces desea ser invisible para que no la agredan una y otra vez
Marifer constantemente es asediada para que “cambie” lo que no entiende es qué tiene que cambiar, si ella/él, creé que está actuando tal y como se siente, tal y como es”.

Aquí nos preguntamos, ¿ayudarán este tipo de ejemplos a la tolerancia y al respeto a compañeros que ya tienen tendencias de este tipo o podrían provocar otros sentimientos en los niños y jóvenes, animándolos a ver la homosexualidad como algo normal e intentar su práctica? Nos quedan muchas dudas.
Los efectos sicológicos, sociales y espirituales, son un tema para debatir, de ahí que muchos padres de familia han optado por no enviar a sus hijos a clases.