CEMVE celebró cena de graduación

Róger Murillo-periodicomaranata.com/

El pasado viernes 22 de noviembre en horas de la noche, el Centro Educativo Manantial de Vida de Esparza (CEMVE), celebró  la cena de graduación 2019, según comentó a periodicomaranata.com el pastor Jorge Luis Soto.

La actividad se realizó en las instalaciones de este centro educativo, ubicado en Esparza, Puntarenas, (Costa Rica).

Durante esta cena, hicieron uso de la palabra varios funcionarios del CEMVE, al tiempo que se comunicó en forma oficial el retiro de la máster Sonia Méndez, por motivos de jubilación. Ella fungió como directora durante los 25 años de historia de esta reconocida institución.

 

Parte de los asistentes a la cena de graduación del CEMVE.

Resumen histórico

El CEMVE dio inicio en el año 1994 con apenas 60 niños, unos pocos profesores, un pequeño auditorio y unas cuantas aulas, pero paulatinamente fue creciendo en todas las áreas.

Según el apóstol Jorge Luis Soto, pastor de la Catedral del Espíritu Santo, algo de lo más gratificante del Centro Educativo Manantial de Vida, es la calidad de su enseñanza, el profesionalismo de los educadores y  la sensibilidad de todo el personal de la institución, que ve esta labor como un ministerio.

Indicó además, que la Catedral del Espíritu Santo, nunca ha dejado de contribuir económicamente, para que algunos niños de pocos recursos sean becados.

Los graduandos llegaron con la elegancia del caso.

“Hemos procurado que el CEMVE, se destaque por la defensa de valores familiares, patrios, cívicos, morales y sobre todo de índole espiritual. Y eso es algo que la comunidad ha reconocido, de manera que todos los años siempre tenemos demanda de matrícula”, afirmó Soto.

Otro aspecto que comentó, fue el respeto que el CEMVE se ha ganado de las autoridades del gobierno local.

Dijo que, al inicio de cada semana, siempre se ofrece un devocional y se trabaja con un solo versículo bíblico, el cual se repite, comenta y se reflexiona durante los otros días, de manera que se instruye al niño en los caminos de Dios, con la esperanza de que cuando sea adulto, no se separe de esa formación espiritual.

El auditorio se remozó, para tener una escenografía especial para la graduación.

“Cuando iniciamos el proyecto nos dijeron, que no era viable hacer un centro de esta magnitud en una comunidad tan pobre, pero rompimos el paradigma y Dios nos ha respaldado, hasta llegar a estos largos 25 años de historia”, enfatizó Jorge Luis Soto.

Sobra decir que el CEMVE, ha participado en diversas actividades culturales y científicas, logrando obtener varios reconocimientos tanto provincial, como a nivel del país.

Cabe mencionar, que ya está abierta la matrícula para el año 2020 y se puede llamar a los números 2636-6019 ó 2636-6000.