Carlos Avendaño: “No hubo divorcio con la campaña de Fabricio porque nunca estuvimos casados”

Róger Murillo / periodicomaranata.com / Foto: Adina Hernández/

El presidente del partido Restauración Nacional (RN), el diputado Carlos Avendaño salió a la defensa de su agrupación en medio de denuncias de proveedores que están cobrando facturas, pero que no tienen contratos, ni el aval del partido, de lo que se desprende que fueron autorizados por el entonces comando de campaña de Fabricio Alvarado.

Posterior a una conferencia de prensa realizada este lunes en la Asamblea Legislativa, don Carlos expresó al periódico La Nación, que no hubo ningún divorcio con el comando del excandidato, porque nunca estuvieron casados.

Avendaño también habló en la rueda de prensa, de una estructura paralela durante la etapa de la segunda ronda, en la cual el equipo de Fabricio realizó gastos no autorizados por el Comité Ejecutivo de Restauración, por lo que ya presentó la denuncia al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Como recordaremos la semana pasada las empresas Opol Consultores y Crescendo Mercadeo hicieron públicos sus cobros contra Restauración Nacional por montos millonarios, adeudados por trabajos profesionales, no obstante, el presidente de RN afirmó que no existen contratos que prueben los  gastos que ambas empresas dicen haber gastado durante la campaña electoral.

Opol está cobrando ₡18 millones que costaron las encuestas y el cantante Luis Alonso Naranjo, (primo de Fabricio) la suma de ₡115 millones, correspondientes a servicios prestados y grabación de videos durante la campaña electoral.

Avendaño fue claro en señalar   al entonces jefe de campaña de Fabricio Alvarado, Juan Carlos Campos, como el responsable de negociar los contratos y dijo que el mismo Campos le está cobrando $300 mil por servicios  prestados, cuando en teoría él siempre entendió que su trabajo  era un servicio donado.

“No vamos a pagar con dineros de los costarricenses esto”, dijo Avendaño.