Carlos Araya Guillén sería el ministro ideal de Educación Pública

En el caso de que  Fabricio Alvarado llegue a ser presidente de Costa Rica,  nos gustaría que Carlos Araya Guillén ocupe el puesto de ministro de Educación Pública. Él tiene una gran formación política y académica, además de mucha experiencia en el campo educativo. 

 Araya Guillén, obtuvo mucho de su bagaje  político en las filas de la democracia cristiana internacional, conocimiento que luego unió con su labor como vice ministro de Cultura Juventud y Deportes, seguido por una función posterior como regidor y luego presidente de la Municipalidad de San Pedro de Montes de Oca, de 1982 a 1986.

Siendo el ideólogo del Partido Unidad Social Cristiana, fue el primer legislador evangélico comprometido,  que llegó a la Asamblea Legislativa (1986 -1990). Araya ,  fue declarado por la prensa en el año 1988,  como el “Mejor diputado del año”. Su labor fue encomiable.

En los años 90, lo nombraron  embajador de Costa Rica en Brasil y director  del sector educativo del programa de gobierno de Abel Pacheco. Cuando don Abel quedó electo, tenía a Carlos Araya como el principal candidato para  el Ministerio de  Educación, algo que no se finiquitó porque fue vetado por la Iglesia Católica, que en ese tiempo no permitía a un evangélico en dicha institución.

Ya para el 2014 formó parte de la papeleta como primer vice presidente del PUSC y en las últimas elecciones, le correspondió coordinar el programa de gobierno de esa agrupación.

 En el campo académico, obtuvo una licenciatura en la enseñanza de  filosofía  en la  Universidad de Costa Rica, por lo tanto ha dado clases de filosofía y ética por 40 años  en varias instituciones, entre ellas los colegios Monterrey y  Metodista. Más adelante logró una maestría en Administración  Educativa  y un doctorado en Ciencias de la Educación.

Fue decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional y profesor de la Facultad de Educación en Maestrías en la Universidad de Costa Rica, Universidad Nacional y la Universidad Estatal a Distancia.  También fue director del Programa de doctorado en la Universidad Castro Carazo y profesor de doctorado en la Universidad Latina, en Planificación Educativa.

Recientemente fue pieza clave en el acercamiento y adhesión de  líderes del Partido Unidad Social Cristiana y  Fabricio Alvarado,  en la actividad  realizada en el Hotel Crown Plaza.

Con un currículum de esta magnitud y conociendo la capacidad del doctor Carlos Araya Guillén, a nuestro juicio, este sería el hombre ideal para ser Ministro de Educación Pública, en el caso de que  Fabricio fuese nombrado presidente de la República.