Ministro del Interior de España cree que los homosexuales  pueden someterse a terapias para dejar de serlo

Fuente :Info Católica /

A pesar de que es uno de los referentes históricos del colectivo LGTBI, el actual Ministro del Interior del Gobierno de España, Fernando Grande-Marlaska, ex-juez de la Audiencia Nacional, considera que someterse a terapias para reorientar la homosexualidad es decisión de cada persona. 

Dichas terapias han sido prohibidas en diversas comunidades autónomas de España.

Así se ha manifestado el ministro en una entrevista concedida a La Otra Crónica del diario El Mundo:

Como juez, ¿cree que son legales las terapias para reorientar la homosexualidad? Rocío Monasterio y otros miembros de VOX pedían libertad para que los padres llevaran a sus hijos a estos tratamientos.

Cada uno se puede someterse, si lo hace voluntaria y libremente, a esas terapias, algo que yo dudo mucho que se haga conscientemente porque es la negación de uno mismo. Ya no voy a hablar de legalidad ni de ilegalidad, el trasfondo es de mayor entidad, es la negación de la identidad humana.

¿Y si unos padres obligan a su hijo de 16 años a someterse a ellas?

Entonces podremos valorar si esa actitud de los padres puede derivar en alguna circunstancia que pueda determinar la intervención de la autoridad pública en beneficio del menor.

El ministro también arremete contra la gestación subrogada (vientres de alquiler)

¿Qué opina de la gestación subrogada?

¡No, por favor! Y no sólo porque forme parte de un gobierno socialista, sino por convicción personal desde hace tiempo. No me cabe la idea de una mujer que de una forma consciente, voluntaria, sin coacción directa o indirecta asuma una gestación para después entregarle ese ser a otras personas, es decir, que emocionalmente pueda hacer eso. Lo asumo en casos muy concretos que no admiten, para mí, regulación. Esa cosa de una hermana que ayuda a otra con cáncer… No niego que esas cosas puedan pasar, Ciudadanos ya utiliza estos supuestos para pedir una ley pero son tan específicos que no se pueden regular. Lo de la gestación subrogada, no seamos cínicos, estaba pensado para otras personas, en este caso, para los gais. Y yo siempre digo no a la utilización de la mujer. Sólo piensa en qué tipo de países se están dando estos casos.

Además, existe la posibilidad de la adopción.

Exacto. Si uno realmente quiere desarrollar el espíritu de la paternidad, puede hacerlo mediante la adopción. Es verdad que te dicen que es difícil, pero hay que asumir que la vida está llena de frustraciones. No pasa nada si no puedes tener un hijo de forma natural, puedes ser feliz igualmente. Y, si no tienes el hijo con dos meses porque en España es dificilísimo adoptar niños recién nacidos, infórmate de la adopción internacional y, si ahí también tienes que esperar años… Pues, adopta uno de 5 o 6 años, empieza con el acogimiento y mira a ver si eres capaz, porque aquí todo el mundo quiere ser padre y luego a ver si uno es capaz de desarrollar la paternidad. Existen todas esas posibilidades y, si ninguna funciona, debemos aprender que en la vida no se puede tener todo.

Eso no impide que muchos homosexuales recurran a la gestación subrogada fuera y tengan problemas para regularizar a sus hijos…

Es que lo que no podemos hacer es dar carta de naturaleza a estas prácticas. Decir: «Aquí no, pero váyase al extranjero».