México: El tribunal supremo despenaliza el aborto en todo el país

Jaime Septién-/ Aleteia /

La sentencia tiene efectos generales en todo el país, e invalida las acciones legislativas de los congresos estatales.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el máximo tribunal de México, despenalizó este martes el aborto en todo el país (anterior a este fallo solamente era legal en cuatro de los 32 estados que componen el territorio nacional).

A partir de una resolución –que es inatacable—la SCJN declaró inconstitucional penalizar el aborto en su etapa inicial (hasta las 12 semanas de embarazo), por lo que no se podrá castigar a quien decida abortar en cualquier lugar de México.

Según ha declarado el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldivar, éste es “un día histórico para todas las mujeres mexicanas, sobre todo las más vulnerables (…) A partir de ahora no se podrá, sin violar el criterio de la Corte y de la Constitución, procesar a mujer alguna que aborte en los supuestos que ha considerado válido este tribunal constitucional”, dijo al concluir la sesión este martes.

Según el ministro presidente de la SCJN, en México “se inicia una nueva ruta de libertad, de claridad, de dignidad y de respeto a todas las personas gestantes, pero sobre todo a las mujeres”.

Y más adelante, señaló que este fallo “es un paso más en la lucha histórica por su igualdad, por su dignidad y por el pleno ejercicio de sus derechos (…) Nunca más una persona con capacidad de gestar deberá ser juzgada penalmente».

Los diez ministros presente en la sede de la SCJN tomaron la decisión invalidar el artículo 196 del Código Penal del Estado de Coahuila que penalizaba el aborto en su etapa inicial y lo sancionaba de uno a tres años de prisión.

La sentencia tiene efectos generales en todo el país, e invalida las acciones legislativas de los congresos estatales (más de la mitad de los estados lo habían hecho) para blindar la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

La llamada “interrupción del embarazo” en las primeras etapas de la vida de un ser humano, será, pues, legal en el segundo país con mayor número de católicos del mundo.

Al respecto, los obispos de México habían recordado a los ministros de la SCJN “que el ser humano, hijo de un padre y una madre, cuya vida inicia en el momento de la concepción, debe ser reconocido en su dignidad en todas las etapas de su vida, y merece la misma protección de la ley ante acciones que pudieran atentar contra su integridad”.

Este criterio –que comparten la mayoría de los mexicanos—no fue obstáculo para despenalizar el aborto. Al contrario, el ministro ponente de esta resolución, el magistrado Luis María Aguilar, señaló: “Hoy se destierra la amenaza de prisión y estigma que pesa sobre las personas que deciden libremente interrumpir su embarazo”.