Los promotores del aborto buscan grandes cambios en 2021 con la administración Biden

Actuall / ACI prensa /

“Planned Parenthood está comprometida a aliarse con la Administración Biden-Harris” ha asegurado la presidenta de la organización abortista. Biden, que abiertamente dice ser católico, ya se ha manifestado a favor del “derecho al aborto” como una ley federal.

Los promotores del aborto en Estados Unidos esperan que, con la nueva Administración del presidente electo, el demócrata Joe Biden, se generen nuevas políticas y se nombren funcionarios afines a la agenda abortista en el país para poder ampliarla.

“Planned Parenthood está comprometida a aliarse con la Administración Biden-Harris para asegurar que la salud sexual y reproductiva no se retrase en la política de salud ni cuando se hagan nombramientos”, indicó Alexis McGill Johnson, presidenta de la organización abortista Planned Parenthood, en un artículo publicado el 31 de diciembre en el sitio web Elle.

“En el primer día queremos que Biden emita una orden ejecutiva que demuestre el compromiso de la administración para avanzar en el acceso al cuidado de la salud y que se detengan política dañinas como el Título X, que ha impedido a pacientes que accedan al cuidado de la salud en los centros sanitarios de Planned Parenthood”, indicó Johnson.

El Título X es un programa federal creado en 1970 bajo la Ley de Servicios de Salud Pública que proporciona fondos de planificación familiar a clínicas en todo el país, para anticonceptivos y otros servicios de planificación familiar.

Johnson pidió a la administración Biden-Harris que “haga cambios críticos” al Título X, para que más personas se beneficien de estos fondos.

Johnson también espera que la nueva administración rechace la Enmienda Hyde, una ley de 1977 que prohíbe el uso de fondos federales para pagar abortos.

En su opinión, esta norma “es una política discriminatoria que impide a la gente obtener el seguro de salud a través de Medicaid u otros programas financiados por el gobierno para acceder a la cobertura del aborto legal y seguro”.

Joe Biden apoyó durante décadas la Enmienda Hyde y votó a favor de esta varias veces mientras fue senador. Sin embargo, en junio de 2019 cambió su postura y dijo que la rechazaba. La vicepresidenta Kamala Harris se adjudicó el crédito por el cambio de postura de Biden.

En este contexto, varios estados como Nueva York han hecho cambios para que el aborto sea una ley estatal. Si el fallo de Roe vs Wade se revirtiera en la Corte Suprema, cada estado podría decidir sus propias políticas respecto al aborto.

Ilyse Hogue, presidenta de la organización abortista NARAL, dijo que apoyaría la designación de una “zar de la salud de la mujer” en la próxima administración, ya que esto “enviaría un claro mensaje de que la terrible era que Trump inició ya ha llegado a su fin”.

Biden, que abiertamente dice ser católico, ya se ha manifestado a favor del “derecho al aborto” como una ley federal.

“En primer lugar, no sabemos exactamente lo que (la juez de la Corte Suprema, Amy Coney Barrett) hará, aunque la expectativa es que podría apoyar que se revierta el fallo Roe. Con eso la única respuesta responsable que quedaría sería aprobar una ley que haga a Roe una ley en toda la nación”, dijo Biden en octubre.

.* Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva para ACI Prensa. Publicado originalmente en CNA.