Leña para el fuego (Entrega 8)

Apóstol: Rony Chaves /

 Los pecados de un rey que todo gobernante debe evitar

Texto Bíblico en estudio :2 Samuel 12:1-15.

Natán amonesta a David

  “Jehová envió a Natán a David; y viniendo a él, le dijo: Había dos hombres en una ciudad, el uno rico, y el otro pobre.El rico tenía numerosas ovejas y vacas; pero el pobre no tenía más que una sola corderita, que él había comprado y criado, y que había crecido con él y con sus hijos juntamente, comiendo de su bocado y bebiendo de su vaso, y durmiendo en su seno; y la tenía como a una hija.

  Y vino uno de camino al hombre rico; y éste no quiso tomar de sus ovejas y de sus vacas, para guisar para el caminante que había venido a él, sino que tomó la oveja de aquel hombre pobre, y la preparó para aquel que había venido a él.

  Entonces se encendió el furor de David en gran manera contra aquel hombre, y dijo a Natán: Vive Jehová, que el que tal hizo es digno de muerte.

  Y debe pagar la cordera con cuatro tantos, porque hizo tal cosa, y no tuvo misericordia.

  Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl,

  y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más.

  ¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón.

  Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.

  Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol.

  Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol.

  Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás.

  Mas por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá.

  Y Natán se volvió a su casa.

I – MOTIVACIÓN 

Por la misericordia y gracia que Dios tuvo para con David, al darle tantas victorias, prosperidad y renombre, uno pensaría que Dios le pasó por alto sus pecados; mas no, desde luego que no, Dios siempre le hizo saber a su amado salmista, profeta y Rey, que sus iniquidades y pecados eran no solo censurados por Él sino que además, le traerían graves consecuencias a él, a su familia y a su nación.

Lo más extraordinario de la estrecha y casi única relación entre el Altísimo y su rey elegido, fue la impresionante y humilde reacción de David para reconocer sus pecados, confesarlos ante Dios y arrepentirse de éstos.

Todo gobernante de las naciones debe saber que cualquiera de sus pecados tendrá consecuencias ineludiblemente, aunque Dios les perdone sus faltas.

II- El pecado de la transgresión de la Sagradas Escrituras 

-El buen deseo de David por rescatar y traer el Arca del Pacto a Jerusalén, no fue suficiente ante Dios.

A pesar de preparar ese retorno del mueble más importante del culto del Santuario, el quebrantar la Escritura para hacerlo desató el juicio del Eterno y su castigo 

” Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.

  Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab, que estaba en el collado, con el arca de Dios, Ahío iba delante del arca.

 Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda clase de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos.

  Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban.

  Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios” 

2 Samuel 6: 3-7

-David tuvo que analizar profundamente cómo se debía llevar el Arca del Pacto (tipo de la Presencia de Dios). Ellos la quisieron trasladar en un carro filisteo y con la opción de que fuese tocada por Uza, lo cual era totalmente prohibido por Dios en las Sagradas Escrituras.

David descubre que era en los hombros de los sacerdotes levitas en donde debía ser llevada y trasladada el Arca del Pacto hacia Jerusalén.

-Dios no pasa por alto la violación de su Ley, ningún gobernante puede pretender que aunque sus intenciones de hacer un buen gobierno sean buenas y las de honrar a Dios religiosamente también sean buenas, eso no es suficiente, todo debe hacerse como lo exigen las Escrituras.

-La llegada del Arca a Sión en Jerusalén fue gloriosa al final del recorrido.

III- Faltas morales de David 

” Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa.

  Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo.

  Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa “.

2 Samuel 11:2-4

-La carne engañó a David y le hizo fallar en su autocontrol, miró a la mujer hermosa de otro hombre y se quebró moralmente y cayó en el pecado del adulterio con ella.

-Lamentablemente para David y Betsabé, ese adulterio provocó un embarazo que él pensó ocultar.

Un pecado lleva a otro sin el pecador no se detiene y confiesa sus faltas.

David maquinó en su mente, que traer al marido de ella a su casa y provocando que durmiera con su mujer, le haría creer que el niño por nacer era suyo.

Al no resultar tal cosa, el rey pide a su general que lo pusiera al frente en la batalla para luego desampararlo para que fuera muerto en la batalla, lo cual ocurrió.

Del adulterio el Rey cayó en la mentira y en el asesinato planeado, triste verdad.

Como rey, David librarse de aquel delito, pero no de Dios. quien le envía al profeta Natán para hacerle saber que su maldad no, pasó desapercibida ante Él.

-Aunque la exhortación del profeta es fuerte, debemos recalcar aquí que David resolvió su pésima situación espiritual ante Jehová como solamente se podría haber resuelto, con humillación, confesión de errores y arrepentimiento sincero.

-La Escritura nos enseña con claridad meridiana que el pecado siempre tendrá sus consecuencias, aunque Dios otorgue el perdón.

David se trajo a Betsabé a vivir con él para dar a luz su hijo, mas este muere al nacer.

Entonces dijo Natán a David:

“Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl,

  y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más.

  ¿ Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón.

  Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.

  Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol.

  Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol.

  Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás.

  Mas por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá.

2 Samuel 12:7-14

IV – El pecado del orgullo en David 

-David pecó contra Dios al pretender medir su fuerza al censar a su ejército, cosa que nunca había hecho porque él entendía que su fuerza estaba en Jehová Dios, independientemente del tamaño de su ejército o el de sus enemigos. Esto trajo gran castigo.

” Después que David hubo censado al pueblo, le pesó en su corazón; y dijo David a Jehová: Yo he pecado gravemente por haber hecho esto; mas ahora, oh Jehová, te ruego que quites el pecado de tu siervo, porque yo he hecho muy neciamente.

  Y por la mañana, cuando David se hubo levantado, vino palabra de Jehová al profeta Gad, vidente de David, diciendo:

  Ve y di a David: Así ha dicho Jehová: Tres cosas te ofrezco; tú escogerás una de ellas, para que yo la haga.

  Vino, pues, Gad a David, y se lo hizo saber, y le dijo: ¿Quieres que te vengan siete años de hambre en tu tierra? ¿o que huyas tres meses delante de tus enemigos y que ellos te persigan? ¿o que tres días haya peste en tu tierra? Piensa ahora, y mira qué responderé al que me ha enviado.

  Entonces David dijo a Gad: En grande angustia estoy; caigamos ahora en mano de Jehová, porque sus misericordias son muchas, mas no caiga yo en manos de hombres.

  Y Jehová envió la peste sobre Israel desde la mañana hasta el tiempo señalado; y murieron del pueblo, desde Dan hasta Beerseba, setenta mil hombres.

  Y cuando el ángel extendió su mano sobre Jerusalén para destruirla, Jehová se arrepintió de aquel mal, y dijo al ángel que destruía al pueblo: Basta ahora; detén tu mano. Y el ángel de Jehová estaba junto a la era de Arauna jebuseo.

  Y David dijo a Jehová, cuando vio al ángel que destruía al pueblo: Yo pequé, yo hice la maldad; ¿qué hicieron estas ovejas? Te ruego que tu mano se vuelva contra mí, y contra la casa de mi padre.

  Y Gad vino a David aquel día, y le dijo: Sube, y levanta un altar a Jehová en la era de Arauna jebuseo “.

2 Samuel 24:10-16

⁃ David se humilló delante de Dios una vez más, confesando su pecado y sometiéndose a su Justicia y disciplina como hombre, no como rey.

Al ver su arrepentimiento y humillación, el Eterno Dios, le envió a Gad el profeta, él le indicó lo que debía hacer para detener el castigo de Jehová:  Levantarle a Él un altar nacional de adoración.

“Al hacer David en obediencia lo que Dios le indicó, logró su perdón y obtuvo su misericordia. ¡ Aleluya !

Y David dijo a Jehová, cuando vio al ángel que destruía al pueblo: Yo pequé, yo hice la maldad; ¿qué hicieron estas ovejas? Te ruego que tu mano se vuelva contra mí, y contra la casa de mi padre.

  Y Gad vino a David aquel día, y le dijo: Sube, y levanta un altar a Jehová en la era de Arauna jebuseo ” 

2 Samuel 24:17-18

” Y edificó allí David un altar a Jehová, y sacrificó holocaustos y ofrendas de paz; y Jehová oyó las súplicas de la tierra, y cesó la plaga en Israel ” . ( verso 25 )

V – MORALEJA PARA TODOS 

Todos los gobernantes de la tierra deben saber que Dios no pasará por alto sus pecados de ignorancia bíblica, mucho menos sus pecados morales o de orgullo.