Leña para el fuego (Entrega 19)

Apóstol: Rony Chaves /

El pecado de Jeroboam es el mismo pecado de muchos gobernantes

Texto Bíblico en estudio:  1 Reyes 12:20

” Aconteció que al oír todo Israel que Jeroboam había vuelto, enviaron a llamarlo a la congregación y lo hicieron rey de todo Israel, sin quedar tribu alguna que siguiera a la casa de David, sino sólo la tribu de Judá “.

I – MOTIVACIÓN 

Dios puede darle el discernimiento a los pueblos acerca de la terrible y peligrosa clase de políticos que intentan gobernarles, para que eviten de todas las formas lícitas posibles que suban al poder. Gobernantes como Jeroboam, amantes de los ídolos y opositores a Jehová, no deberían llegar a gobernar nuestras naciones nunca.

II – JEROBOAM UN HOMBRE CON PROMESAS DE DIOS PARA GOBERNAR SU NACIÓN 

-Por los pecados cometidos por Salomón contra Dios cayendo en idolatrías, Jehová le profetizó la caída y división de su reino como castigo en los días de su hijo Roboam, quien quedaría solo en el Sur con la tribu de Judá y Leví.

-Las tribus del Norte formarían otro reino; Israel, el cual Dios anunció por el Profeta Ahías que quedaría en manos de Jeroboam, criado de Salomón.

” Y tomando Ahías la capa nueva que tenía sobre sí, la rompió en doce pedazos, y dijo a Jeroboam: Toma para ti los diez pedazos; porque así dijo Jehová Dios de Israel: He aquí que yo rompo el reino de la mano de Salomón, y a ti te daré diez tribus “ (1 Reyes 11:30-31) 

-A este Jeroboam, Dios le prometió su bendición y también a su casa, si caminaba en rectitud de corazón y en pos de sus mandamientos.

 ” Yo, pues, te tomaré a ti, y tú reinarás en todas las cosas que deseare tu alma, y serás rey sobre Israel. Y si prestares oído a todas las cosas que te mandare, y anduvieres en mis caminos, e hicieres lo recto delante de mis ojos, guardando mis estatutos y mis mandamientos, como hizo David mi siervo, yo estaré contigo y te edificaré casa firme, como la edifiqué a David, y yo te entregaré a Israel “. (Versículos 37-38)

III – JEROBOAM, UN GOBERNANTE QUE DECIDIÓ DESHONRAR A DIOS

-A pesar de que Dios le dio honra a Jeroboam, y lo hizo rey de Israel, él escogió pecar en contra de Jehová y deshonrarle adorando ídolos y extraviando al pueblo.

-Jeroboam tuvo la gran promesa de Jehová de estar con él, con su descendencia y prosperarle extraordinariamente, pero tuvo también la desdicha de no oir al Señor y hacer peor que sus antecesores en el reino, adorando a los dioses falsos y sembrando en el corazón de Israel la división espiritual y la idolatría en contra de la exaltación de Jehová.

-Por temor a ser muerto por Roboam, Jeroboam edificó ciudades para habitar y decidió no adorar más a Jehová en Jerusalém e inventó su propio culto en tierra de Israel.

“Y dijo Jeroboam en su corazón: Ahora se volverá el reino a la casa de David, si este pueblo subiere a ofrecer sacrificios en la casa de Jehová en Jerusalén; porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor Roboam rey de Judá, y me matarán a mí, y se volverán a Roboam rey de Judá. 

Y habiendo tenido consejo, hizo el rey dos becerros de oro, y dijo al pueblo: Bastante habéis subido a Jerusalén; he aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto.Y puso uno en Bet-el, y el otro

 en Dan. Y esto fue causa de pecado; porque el pueblo iba a adorar delante de uno hasta Dan”.

1 Reyes 12:26-30.

IV – EL PECADO DE JEROBOAM 

-El gran pecado de Jeroboam fue que volvió a inclinar el corazón de Israel ante los becerros de oro como lo hizo Aarón el hermano de Moisés. Suprimió la adoración a Jehová en Jerusalém en Su Santo Templo y levantó altares y casas de adoración pagana estableciendo sacerdotes fuera de la tribu de Judá, constituyéndose a sí mismo sacerdotes para quemar incienso a los demonios y bloquear los días de fiesta solemne a Jehová.

-Jeroboam dividió literalmente a Israel en lo religioso y en lo espiritual, constituyéndose en abominable ante los ojos del Señor. Dios le envió a su profeta para anunciarle su caída y la de su sistema religioso. (1 Reyes 13)

A pesar de que los juicios y señales dados por Jehová sobre el reino de Jeroboam vinieron, él persistió en hacer lo malo e irritar a Jehová haciendo imágenes de fundición para adorar a dioses falsos.

-Después de Jeroboam reinó su hijo Nadab y luego reinó un enemigo suyo llamado Baasa hijo de Ahías quien anduvo en los pecados de Jeroboam. A Baasa le siguió en el trono Ela su hijo, y seguidamente quien le destronó, Zimri el cuál fue rechazado por Israel. Zimri reinó solo siete días suicidándose al quemar su propia casa.

-Israel estableció entonces a Omri como rey. Omri fue quien compró a Semer el monte de Samaria y edificó Samaria, afrentando a Jehová.

“Y Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, e hizo peor que todos los que habían reinado antes de él; pues anduvo en todos los caminos de Jeroboam hijo de Nabat, y en el pecado con el cual hizo pecar a Israel, provocando a ira a Jehová Dios de Israel con sus ídolos”.1 Reyes 16:25-26

-Ninguno de los reyes de Israel pudo librarse de caer bajo el dominio del espíritu de control a través de la idolatría, este espíritu es el que influyó e influye aun el ambiente de la política y de la religión. Es el espíritu al que debemos enfrentar hoy. 

-Una vez muerto Omri, vino a reinar su hijo Acab, uno de los personajes más nefastos de la Historia de Israel y representante de uno de los espíritus operantes hoy en las naciones que debemos doblegar: Idolatría, paganismo, adoración a una diosa madre, falso sacerdocio y violencia fueron la herencia de Acab; bajo esta influencia él comenzó a reinar en Israel.

V – MORALEJA PARA TODOS 

Cuando un rey o un gobernante decide deshonrar a Dios, es prácticamente imposible impedir el castigo divino para él, para su descendencia y para su nación. Solo el arrepentimiento lo podrá detener y la oración de su pueblo.