Las Bolsas mundiales se desploman ante el avance de la variante delta de la covid

Daniel Lara / El País /

El Ibex 35 ha caído un 2,4% este lunes, su peor jornada en tres meses, mientras Wall Street se ha teñido de rojo.

Las Bolsas de casi todo el mundo se han teñido de rojo este lunes ante el avance de los contagios por la variante delta y la incertidumbre sobre cómo esto afectará a la recuperación económica, que ya estaba a la vuelta de la esquina en los países ricos. Desde Brasil hasta Alemania, pasando por Japón y EE UU, los parqués han sufrido fuertes caídas no vistas desde hacía meses.

El Eurostoxx 50, que agrupa las 50 mayores empresas cotizadas de la eurozona, se ha desplomado un 2,7%, su mayor caída en lo que va de año, mientras que en España el Ibex 35 se ha dejado un 2,4% de su valor, su peor jornada en tres meses. Wall Street cerró este lunes en rojo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 2,09 % en la peor sesión que ha vivido el parqué neoyorquino desde el pasado mes de octubre por la fuerte reacción del mercado a la subida de nuevos casos de covid ante el avance de la variante delta.

“Antes de que la variante delta empezara a ganar terreno, se preveía una recuperación muy fuerte”, opina David Grecsek, ejecutivo de Aspiriant, en declaraciones recogidas por Reuters. “Pero lo que estamos viendo hoy es que el mercado va a reaccionar a cualquier dato o noticia que vaya a alterar ese tipo de escenario sereno, de baja volatilidad y altas ganancias corporativas”.

Uno de los sectores más afectados ante la posible vuelta de las restricciones es el turismo, que esperaba tomar algo de aire este verano.

En España, la aerolínea IAG, propetaria de British Airways e Iberia, ha sido la empresa más castigada del Ibex 35 y ha caído más de un 5,5% este lunes.

También han perdido entre un 3% y un 4% el resto de empresas turísticas: Aena, el gestor de reservas Amadeus y la hotelera Meliá.

También en el Ibex se han desplomado entre un 3% y un 4% los cinco bancos del índice y grandes grupos industriales como Ferrovial, ArcelorMittal, Indra, ACS o Acerinox. Por su parte, en terreno positivo, solo tres valores han cerrado al alza: Almirall (+1,36%), Pharma Mar (+1,01%) y Siemens Gamesa (+0,85%).

“La economía mundial apenas sobrevive con respiración asistida y otra ola de infecciones puede provocar cierres que podrían señalar la sentencia de muerte para la tenue recuperación”, dijo Peter Essele, jefe de gestión de inversiones de Commonwealth Financial Network. Por su parte, Edward Moya, analista senior de mercados de Oanda, añade que esta incertidumbre está sacando a los inversores de la renta variable.

“La aversión al riesgo es firme y el diferencial de la variante delta está provocando una huida hacia la seguridad”, señala en una nota recogida por Bloomberg.

En Europa, la jornada ha sido similar a España, con el fabricante francés de aviones Airbus dejándose más de un 6% del valor de sus acciones en solo un día, el valor más castigado del Eurostoxx 50.

Entre los grandes dependientes de la movilidad internacional, también se han dado un batacazo la aerolínea EasyJet (-6,6%), los cruceros Royal Caribbean, la hotelera Marriott (-3%) o el fabricante de coches BMW (-3,6%). En la misma línea con el Ibex han caído el DAX alemán (-2,6%), el CAC francés (-2,5%) y el FTSE de Londres (-2,3%), mientras que la Bolsa de Milán se ha dejado un 3,3%.

El precio del petróleo también se ha hundido este lunes. Los mercados internacionales han agudizado la esperada caída del precio del barril tras el acuerdo alcanzado este domingo por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que firmaron extender la producción de crudo, aumentando la oferta para los próximos meses.

En consecuencia, el precio a futuros del barril brent, de referencia en Europa, se ha desplomado más de un 6%. En este contexto, la petrolera española Repsol se ha dejado más de un 4% en el Ibex 35, lo mismo que ha pasado con británica BP y la holandesa Shell en los Mercados donde cotizan.

En EE UU, la evolución ha sido similar. El número de contagios en la primera potencia económica mundial ha crecido un 70% en la última semana y las firmas financieras ya comienzan a anticipar las consecuencias: el Bank of America ha recortado medio punto, hasta el 6,5%, la previsión de evolución del PIB estadounidense este año.

El S&P 500, principal parqué estadounidense, ha llegado a caer por encima del 2%, aunque a la hora del cierre ha marcado un retroceso del 1,59%.

Es la peor jornada desde mediados de mayo, lo mismo que le ha sucedido al Nasdaq, el índice de referencia para las empresas tecnológicas, que ha cerrado con una bajada del 1,06%.

La peor parte se la ha llevado el industrial Dow Jones (-2,09%), que ha vivido su peor sesión desde el pasado octubre.

“Hay preocupación entre los inversores de que la variante delta del virus devuelva los contadores a cero en los progresos que se han hecho con la covid-19 y la recuperación económica”, ha analizado Andre Bakhos, director gerente de la firma de inversión New Vines Capital, en declaraciones a Reuters. El S&P 500 rompió el pasado viernes una racha de tres semanas seguidas de ganancias.

Este lunes los índices han caído en todos los 11 sectores que contempla ese selectivo, con el financiero, el industrial, el de materiales y el energético entre los más castigados.

El Dow Jones, por su parte, ha llegado a caer un 2,61% en algunos momentos del día, y el relativo mejor comportamiento del Nasdaq también se explica en función del nuevo temor a un recrudecimiento de la pandemia.

Este índice, donde cotizan las firmas tecnológicas, ya mostró el año pasado ser más resistente a la contracción del consumo provocada por los confinamientos y las restricciones de viaje.