La verdad sea dicha

Fernando Berrocal / Periodista / Foto superior: Roberto Carlos Sánchez/ 

Muy buena y positiva la reunión del presidente Carlos Alvarado con los ex presidentes de la República.

Pero la verdad sea dicha: el único que dijo la gran verdad fue el ex presidente Figueres, cuando señaló que la crisis fiscal del país tiene responsables en los últimos 20 años y cinco gobiernos: dos del PUSC, dos del PLN y uno del PAC.

Los últimos dos gobiernos con estabilidad fiscal y crecimiento económico significativo fueron los de Rafael Ángel Calderón y el de José María Figueres.

Después, entramos en la recta del desbarajuste fiscal que nos llevó hasta el presente, a la vez que agigantamos un estado ineficiente y dejamos de crecer económicamente en forma significativa. Nos endeudamos y nos estancamos, poniendo en grave riesgo, desde la Casa Presidencial, el futuro de este país.

Finalmente, el gobierno de coalición del PAC-PUSC-FA, se ha propuesto resolver el tema fiscal por la vía de reducir y racionalizar el gasto público en todos los poderes del Estado, proponiendo a la vez nuevos ingresos con una visión tributaria que esperamos sea progresiva y no regresiva, para que no solo los trabajadores asalariados y los profesionales liberales, seamos quienes paguemos el impostergable ajuste.  Esto último aún está por verse.

Ese ajuste desde varios ángulos paralelos no es fácil y debe incluir a toda la sociedad y racionalmente a todas las actividades económicas, tomando en cuenta que los sectores de más ingresos y capacidad tributen como tal. Eso tocará fuertes intereses y generará muchas reacciones en los partidos políticos y en la sociedad civil, sindicatos, cámaras patronales y aún individualmente.

Como se puso de manifiesto con la huelga de empleados públicos del lunes.

Pero es el único camino…aunque la solución integral, definitiva y sostenible está en entrarle a fondo a una reforma estructural, constitucional y legal del Estado y eso parece estar también en los planes del actual gobierno, quien juramentó el pasado viernes dos Comisiones de Notables: una de reforma del Estado y otra para la Administración Pública.

Este nuevo esfuerzo no debe terminar en los anaqueles de las bibliotecas, como sucedió con el propio de doña Laura Chinchilla.

Aclararle al país sus métodos de trabajo y sus metas concretas, así como algunas dudas y criticas ciudadanas de coherencia y credibilidad, es responsabilidad de su coordinador el ministro Rodolfo Piza.

Estemos claros: resolver paralelamente el déficit fiscal y la reforma tributaria, a la par de esa necesaria reforma integral, constitucional y legal del Estado y la Administración Pública, será una ardua y enorme tarea. Será un gran reto país.

Esta gran y compleja torta nacional, generada y adobada en los últimos 20 años, hay que arreglarla entre todos o no saldremos del hueco en el que nos dejaron los últimos cinco gobiernos, con diferentes grados de responsabilidad.

Y hay que arreglarla… antes del Bicentenario de la Independencia.

Sin olvidar lo fundamental: como país hay que crecer económicamente y eso solo se logrará de las manos de la empresa privada, nacional y extranjera, generadora de riqueza nacional y del trabajo remunerado que urge Costa Rica.