La tentación

Yoser Barrantes /

 Sorpresivas, insistentes y hasta interesantes. Así son las tentaciones.

En el capítulo 1 y verso 12 de la carta de Santiago leemos:

“Dichoso el que resiste la tentación, porque al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.”

 Y es que, ¿Quién no pasó por una tentación?

Sin duda que todos nos hemos topado con ellas porque nadie está exento.

La tentación, mis queridos amigos, consiste en un enfrentamiento entre nuestra libertad y nuestra obediencia a Dios.

Es una experiencia que busca debilitar nuestra autenticidad como cristianos. Y por eso, debemos estar atentos para no caer.

Así que, cuando la tentación llegue, debemos ir presurosos a Cristo, pues Él es fiel para socorrer a los que son tentados.