La provida Jeannine Áñez asume la presidencia de Bolivia

Evangélico Digital /

“Las iglesias también nos acompañan… La Biblia regresa al Gobierno, La Biblia regresa al Palacio”, afirma Áñez.

La senadora provida y profamilia, Jeannine Áñez asumió este martes la presidencia de Bolivia, en una sesión del Congreso que no contó con la presencia de los congresistas del partido oficialista MAS (Movimiento Al Socialismo).

“Las iglesias también nos acompañan… La Biblia regresa al Gobierno, La Biblia regresa al Palacio”, afirmó Áñez quién asumió la tarde de este martes la presidencia interina de Bolivia tras la renuncia de Evo Morales el día anterior.

Áñez es una abogada, presentadora de televisión y política boliviana, hermana del pastor Juan Carlos Áñez. La nueva presidenta interina de Bolivia participó en el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia el pasado mes de febrero en Ciudad de Panamá.

Áñez (al centro, de negro) comparte la mesa con el excandidato presidencial costarricense Fabricio Alvarado y otros líderes provida durante el Congreso por la Vida y la Familia en Panamá.

“Asumo de inmediato la presidencia del Estado”, expresó Áñez al asumir la presidencia este martes.

“Queremos convocar a elecciones lo más pronto posible”, añadió Áñez, segunda vicepresidente del Senado, quien poco antes se había proclamado titular de la Cámara ante la ausencia del presidente y del primer vicepresidente, presuntamente asilados en la embajada de México en Bolivia.

“Esta Biblia es muy significativa para nosotros. Nuestra fuerza es Dios, el poder es Dios, que Dios nos bendiga queridos hermanos bolivianos”, aseguró más tarde Áñez desde un balcón del Palacio de Gobierno en La Paz.

  Áñez, levanta la Biblia a las afueras del Palacio Presidencial /Reuters.

La llegada de una mujer a la presidencia tiene un único antecededente en Bolivia: en noviembre de 1979, a los 58 años, Lidia Gueiler de Cochabamba asumió el mando, en el que estuvo apenas 244 días, porque en julio de 1980 fue derrocada por el general Luis García Meza.

Áñez es ahora la 66ta presidenta de Bolivia y tendrá a su cargo la transición hasta el llamado a nuevas elecciones.