La expansión del virus por América preocupa a los expertos

Elena G. Sevillano/ El País / Foto: Ernesto Benavides / AFP/

Países como Estados Unidos, Chile, Perú y Brasil tienen unas incidencias altas.

Los gráficos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) permiten comprobarlo de un vistazo: mientras la curva de casos confirmados en Europa es claramente descendente desde mediados de abril, otras regiones como las Américas, Mediterráneo Oriental, Sudeste asiático y África siguen sumando nuevos contagios de coronavirus a buen ritmo, con países con incidencias acumuladas (de siete días) muy altas, como los 150 casos por 100.000 habitantes de Chile. En Latinoamérica, la situación epidemiológica es preocupante en ese país, Perú, Brasil, Panamá y Puerto Rico, los cinco con mayor incidencia, explica un miembro de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph).

Jeffrey Lazarus, epidemiólogo e investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), señala tres bloques de países: “Nos preocupa sobre todo Estados Unidos y Brasil, por el tamaño y su número de casos. Hay otros países pequeños donde tienen problemas, pero en estos dos no están haciendo lo que tienen que hacer respecto a las recomendaciones internacionales”. En EE UU, hay Estados y ciudades que lo hacen mejor que otras, añade, pero Brasil “simplemente ha dejado de publicar el número de muertos. No se lo está tomando en serio”, añade en referencia al apagón informativo que hubo durante dos días.

El África subsahariana es otro foco de preocupación, pero no por la cantidad de casos, de los que aún hay pocos comparado con otras áreas. “Nos sorprende mucho que no haya llegado tan fuerte como en otros países, y no sabemos si es por sus problemas para hacer test y monitorear. No puedo decir que la cosa va bien cuando hay 100 casos, porque en realidad no lo sabemos. Ellos no tienen concentración de personas mayores en residencias como en Europa y hacen mucha vida en la calle, pero también tienen ciudades muy grandes. Addis Abeba ha cerrado relativamente pronto”. Finalmente hay un tercer grupo de Estados “muy cerrados” (Corea del Norte, Rusia, China) que preocupa, donde “no sabemos lo que está pasando”.

La siguiente amenaza del coronavirus en España son los casos importados, es decir, las personas que lleguen a España desde otros países con la infección activa. Preocupa especialmente ahora que se van a abrir las fronteras y va a empezar a llegar turismo, primero europeo, pero también del resto del mundo a partir de julio. Los expertos consultados señalan que la vigilancia será mayor o menor en función de la situación epidemiológica en el país de origen de los viajeros. Toda compañía aérea o ferroviaria tendrá que registrar correctamente a sus usuarios para poder localizarlos.

En el caso de vuelos procedentes de lugares con mucha transmisión comunitaria se plantea hacer búsqueda activa de casos, es decir, hacer un control telefónico a los viajeros durante los días posteriores. Esto se ha estado haciendo mientras ha habido pocos vuelos —de personas que por trabajo o por otros motivos justificados han llegado a España durante el confinamiento—, pero en cuanto se recupere la actividad será imposible seguir a todos los viajeros y este control será aleatorio. Además, Sanidad Exterior automatizará con cámaras termográficas la toma de temperatura de todos los pasajeros internacionales a partir del 1 de julio, según anunció este jueves el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Según datos de la OMS, hasta ahora se han notificado al menos 7.255.960 casos y 412.583 fallecidos. Fuera de Europa, los países con más casos registrados son Estados Unidos, que roza los dos millones, Brasil (772.416), la India (286.579), Perú (208.823), Irán (175.927) y Chile (148.496). Por número de fallecidos, van a la cabeza Estados Unidos (112.133) y Brasil (39.680).

En Europa, se han reportado casi 460.000 casos desde el 23 de abril, de los que el 34% corresponden al Reino Unido, el 11% a Italia, el 9% a España y el 8% a Alemania, según un informe del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en ingles) publicado el jueves. El número de casos diarios que se reportan y la incidencia acumulada a 14 días están bajando en Europa. Ahora es un 80% inferior al pico que se produjo el 9 de abril, según este organismo.

El experto de la Sempsph recuerda que “se habla poco” de Oriente Próximo, pero Qatar está en desescalada desde hace casi dos semanas y tiene una incidencia acumulada de 350 casos por 100.000 habitantes. Bahréin supera los 200. España, para hacer una comparación, empezó a relajar las medidas de confinamiento cuando la media de sus comunidades estaba bastante por debajo de 100 casos, añade. En Europa sorprende encontrar a Suecia en el tercer puesto entre los países con más incidencia, por detrás de Armenia y Bielorrusia. Tiene incrementos diarios del 2% o 3% en el número de casos, añade este experto.