Justin Bieber le canta al amor apoyado en la fe

Martin Susnik / Aleteia /

La estrella pop estrenó “Holy” en una etapa de maduración cristiana.

Es sabido que tras la colosal fama que supo ganarse ya desde muy pequeño y algunos desvaríos en su conducta durante los años juveniles, el célebre cantante pop canadiense Justin Bieber de 26 años, se había apartado en el último tiempo del mundo del espectáculo musical.

Tras cinco años en los que se mantuvo prácticamente ausente, a comienzos de este 2020 reapareció con la canción “Yummy” (Delicioso), que sorprendió a muchos en primera instancia, y cuyo análisis –en el que no entraremos aquí– abrió toda una serie de especulaciones sobre algunos posibles aspectos más que oscuros de la industria musical.

Este período de ausencia fue también ocasión para que Bieber, separado ya de Selena Gómez, se uniera en matrimonio con Haliey Baldwin en 2018 y se acercara más a la fe.

Siempre se definió a sí mismo como un cristiano devoto, no obstante, fue en estos últimos años que su fe parece haber madurado a través de los obstáculos y comenzado a impregnar explícitamente sus expresiones y su arte.

Así, se hizo frecuente que subiera al escenario para cantar durante algún servicio religioso (es participante de la iglesia Hillsong, a la que concurren otras celebridades) y que publicara mensajes cristianos en las redes: “Tener fe en Jesús cuando estás pasando un mal momento es lo más complicado de todo.

Pero él está entregado a completar lo que comenzó”; “Gracias Jesús por mi vida. ¡Gracias por tu perdón! ¡Gracias por mostrarme que soy suficiente! ¡Gracias porque ya no tengo que cargar con la vergüenza, sino que puedo caminar con el pecho y la cabeza en alto sabiendo que soy amado, elegido y perdonado!”; “¡Si luchas con tu pasado, dáselo a Jesús! (…) Él no está enojado contigo, ¡quiere lo mejor para ti!”, son algunos de los mensajes de Biebs.

Hace no mucho, el músico incluso declaró lamentar no haber llegado virgen al matrimonio e instó a sus millones de seguidores y admiradores a unirse a él para abrazar el cristianismo.

El último 18 de septiembre, el cantante lazó su nueva canción, acompañado por el rapero estadounidense Chance The Rapper, uno de los artistas del momento. La canción lleva por título “Holy” (Sagrado) y, si bien afirmar que es una canción de contenido estrictamente religioso sería exagerado, es sin embargo una pieza centrada en el amor y la esperanza, apoyándose éstos en la fe en Dios.

La mayoría de los medios se han hecho eco de la noticia anunciando que con esta canción Bieber comienza su explícita incursión en el género de música cristiana. Sus propias palabras, al referirse al estreno de la canción, potencian esta apreciación: “Comienza una nueva era”.

El videoclip con el que fue estrenada la canción fue dirigido por Colin Tilley, y cuenta con la participación de Ryan Destiny, que interpreta a la mujer de Justin, y de Wilmer Valderrama.

El video comienza con la imagen de un crucifijo junto al título de la canción. Vemos a Bieber en la piel de un obrero que pierde su trabajo y, junto a su mujer afroamericana, es desalojado del motel en el que viven. Al caminar a la deriva, se encuentran con un militar latino que los acoge en su hogar. Finalmente todos comparten la oración y la cena. En cinco días, el video ha superado ya los treinta millones de visitas en youtube y tuvo muy buena acogida de parte de los fans.

Video oficial:

La letra de “Holy” en traducción al castellano:

Desde el punto de vista musical, la producción es sumamente prolija, como era de esperarse, y lo mismo ocurre desde lo visual con el video. En su lírica Bieber, vinculando el amor humano (en particular el de pareja) con el amor divino, expresa: “Escucho mucho sobre pecadores, no creas que seré un santo, pero podría bajar al río…

Porque la forma en que el cielo se abre cuando nos tocamos me hace decir que el modo en que me abrazas se siente tan sagrado… sagrado, en Dios.” Por su parte el rapero Chance subraya: “sé que no te dejaré como sé que Él no nos dejará – sé que creemos en Dios, y sé que Dios cree en nosotros.”