Israel considerará abrir planta de producción de vacunas COVID-19

©EnlaceJudío /

El primer ministro israelí Naftali Bennett presentará al gabinete de gobierno una propuesta para que apruebe una resolución para establecer un equipo que considere el establecimiento de una planta de vacunas contra COVID-19 en Israel.

“Trabajamos las 24 horas del día en una variedad de formas para proteger la salud de los ciudadanos de Israel“, dijo Bennett según un comunicado publicado este viernes por la Oficina del Primer Ministro de Israel, informó The Jerusalem Post.

“La capacidad de producir vacunas por cuenta propia en Israel podría ser dramática, especialmente con una visión prospectiva de futuras epidemias. Los equipos profesionales examinarán esto y tomarán una decisión pronto”.

El anuncio se realizó en colaboración con el ministro de Finanzas, Avigdor Liberman, y el ministro de Salud, Nitzan Horowitz.

El equipo estaría encabezado por el contador general del Ministerio de Finanzas y llevaría a cabo un procedimiento ordenado y consultaría con los profesionales relevantes para formular la mejor manera de establecer la planta, según el anuncio.

Si se establece, la planta buscará producir una variedad de medicamentos, al mismo tiempo que prioriza las vacunas, con miras a las actividades comerciales regulares.

Al mismo tiempo, la planta tendría la capacidad de adaptar sus actividades para producir vacunas durante emergencias, idealmente utilizando una variedad de tecnologías.

El anuncio agregó que Israel estaba abierto a establecer asociaciones con otros países para llevar a cabo cualquier plan.

En marzo, el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, el primer ministro austriaco Sebastian Kurz y la primera ministra danesa Mette Frederiksen anunciaron durante una visita a Israel un acuerdo entre sus países para establecer un fondo de investigación y desarrollo y plantas de fabricación de vacunas contra COVID-19 en Israel y Europa.

“Seremos, juntos, ‘naciones de vacunación’”, dijo Netanyahu sobre el acuerdo en ese momento. “Acordamos que si otras naciones quieren unirse a nosotros, discutiremos esto entre nosotros y daremos la bienvenida a otros para que entren también”.

Netanyahu discutió durante mucho tiempo el establecimiento de una planta de producción de vacunas en Israel, potencialmente con Pfizer o Moderna, o una instalación independiente que haría la vacuna COVID-19 del Instituto de Investigación Biológica de Israel (IIBI), una vacuna que aún está estancada en su ensayo de fase II.

En mayo, Pfizer confirmó para The Jerusalem Post que la compañía no tenía planes de abrir una planta de este tipo ni una instalación de investigación y desarrollo en Israel.

Sin embargo, la alcaldesa de YeruhamTal Ohana, dijo que incluso antes del coronavirus había esperanzas de establecer una planta de vacunas como la descrita por Bennett en su ciudad.

En agosto de 2020, cuando el IIBI lanzó su prueba de fase I para su vacuna contra coronavirus, Netanyahu le pidió al instituto que comenzara a establecer una planta de producción al mismo tiempo.

Hasta la fecha, ha habido poco o ningún progreso en dicha planta, aunque según Ohana, el Ministerio de Defensa y otros socios comerciales potencialmente involucrados en dicha planta habían estado en la ciudad varias veces.