Israel aprueba más restricciones frente a rebrote de COVID-19

©EnlaceJudío /

El gabinete de coronavirus del gobierno de Israel aprobó este miércoles expandir el sistema del “pase verde” para que este sea aplicado a los israelíes de los 3 años en adelante, así como limitar las reuniones. Las nuevas restricciones entrarán en vigor el próximo miércoles, informó el periódico Haaretz.

Los eventos en domicilios particulares o recintos excluidos del sistema del “pase verde“, que permite accesos solo a vacunados, recuperados o con resultado negativo de prueba, podrán tener hasta 50 personas en el interior y 100 en el exterior.

Los lugares cubiertos por el “pase verde” podrán albergar hasta 1,000 personas en interiores y hasta 5,000 al aire libre.

El esquema se aplicará a la mayoría de los lugares, tanto instituciones públicas como privadasincluidas piscinas, gimnasiosinstituciones académicas, todos los eventos culturales y deportivosexposiciones y conferenciasmuseosbibliotecasrestaurantes y hoteles.

Los centros comerciales y plazas, sin embargo, no están sujetos a ella.

El gobierno también acordó cubrir los costos de las pruebas de coronavirus en niños de hasta 12 años, mientras se están estableciendo estaciones de pruebas rápidas en todo el país durante los próximos días.

Los niños mayores de 12 años que no hayan sido vacunados deben realizarse una prueba de COVID-19. Las pruebas para las personas mayores de 12 años que no se hayan vacunado las pagarán con su bolsillo y ya no se ofrecerán de forma gratuita.

El primer ministro Naftali Bennett dijo este miércoles que las autoridades sanitarias deben prepararse para la posibilidad de que se ofrezca una tercera dosis de la vacuna COVID-19 a personas mayores de 45 años. Por el momento el refuerzo solo es ofrecido a mayores de 60 años.

Las más recientes reglas del “pase verde” entraron en vigencia a principios de esta semana, requiriendo que las personas que ingresan a las instalaciones o eventos presenten el certificado independientemente de la cantidad de personas en el sitio.

Las únicas excepciones son los sitios de culto, para los cuales las reglas se aplican solo donde hay 50 o más personas en el lugar. Además, el mandato del cubrebocas se amplió a eventos al aire libre de más de 100 personas.

Las nuevas normas del “pase verde” permiten el ingreso a eventos e instalaciones, ya sea en el interior o al aire libre, solo a quienes hayan sido vacunados, estén recuperados del COVID-19 y presenten un resultado negativo de prueba de coronavirus.

La prueba rápida ahora es admisible, siempre que se haya realizado dentro de las 24 horas posteriores al evento. También se puede utilizar una prueba de PCR, siempre que se haya realizado 72 horas antes de los eventos.

Actualmente, estas reglas solo se aplican a personas mayores de 12 años. A partir del 20 de agosto, los niños menores de 12 años deberán presentar una prueba COVID-19 negativa en cualquier lugar donde se aplique el “pase verde”.

El martes se confirmaron en Israel 5,802 nuevos contagios y este miércoles al menos 4,766, mientras que los casos graves se han elevado a 405. Por el momento hay un total de 40,420 casos de coronavirus activos en el país.