Reino Unido: Transgénero recluido en cárcel de mujeres ya abusó de ellas

 Róger Murillo / periodicomaranata.com/

Su nombre original es Stephen Woods, tiene 52 años de edad. Fue acusado de tres violaciones las cuales perpetró siendo hombre. No obstante, estando en un presidiario del Reino Unido, comenzó a vestirse como mujer y a usar maquillaje, al tiempo que se autodefinió como transgénero, llamándose ahora Karen White.

Stephen Woods, ahora se dice llamar Karen White.

Y sin haberse sometido a cambio de sexo y conservando sus genitales masculinos, apeló  a la legislación de la nación en esta materia y a los tribunales que debían enviarlo a una cárcel de mujeres para cumplir el resto de la condena. Así fue trasladado al presidiario de mujeres de New Hall, al norte de Inglaterra.

Cabe mencionar que, las leyes del Reino Unido permiten que los privados de libertad sean recluidos de acuerdo al género que expresen y en pocos meses White, ya tiene cuatro acusaciones por incidentes que ocurrieron a finales del año pasado y obviamente todos tienen que ver con perversiones sexuales, acoso, toques indebidos, exhibición de genitales y comentarios inapropiados.

El caso ha revivido la añeja polémica de, ¿dónde encarcelar a las mujeres transgénero que han sido condenadas por abusos sexuales cuando “eran hombres”? y también si es suficiente para las autoridades con que una persona se confiese como transgénero para ser recluida en uno u otro lugar.

En el Reino Unido hay grupos que alegan que este tipo de situaciones le da a los hombres la posibilidad de hacerse pasar por mujeres transexuales para así tener el acceso  a mujeres vulnerables, como las que están en prisión.

Janice Turner columnista de The Times, comentó que casos como el de White,  con  antecedentes tan claros no debería de aprobarse su traslado.

“Encerrar a violadores en cárceles de mujeres, entre reclusas vulnerables que incluyen víctimas de violación, es como poner al zorro en el gallinero”, escribió Turner en su columna.

Según una investigación de la BBC, de los 125 presos transgénero en cárceles británicas, 60 son criminales sexuales.

Se cree que unos 25 están en cárceles de mujeres y otros 34 presos que nacieron hombres y viven como mujeres, están en presidios especiales masculinas para criminales sexuales. Muchos han solicitado la transferencia a prisiones femeninas, según las autoridades carcelarias.

El Ministerio de Justicia del Reino Unido se ha disculpado por no tomar en cuenta el historial de ofensas de White y dijo estar revisando sus procesos de evaluación.

Le podría interesar: Algunos hechos sobre las pensiones de privilegio / Dr. Miguel Ángel Rodríguez .