Proponen incluir la usura como delito en el ordenamiento jurídico del Vaticano

ACI Prensa /

La Ciudad del Vaticano acogió este sábado 16 de febrero la apertura del Año Judicial con una ceremonia en la que el Promotor de Justicia, Gian Piero Milano, presentó la memoria de actividades de los tribunales vaticanos correspondiente al ejercicio del año 2018.

Durante su exposición, el Promotor de Justicia realizó varias propuestas, entre las que destacan dos destinadas a ampliar los medios para contrastar los delitos económicos y financieros: la posibilidad de secuestro del patrimonio derivado de un delito, y el delito de usura, que en la actualidad no se encuentra recogido en el código penal vaticano.

Para el Promotor de Justicia, el camino que el pequeño estado vaticano está siguiendo es el de establecer una autonomía con respecto a la normativa italiana para poder avanzar hacia la uniformidad con las normas internacionales, respetando, no obstante, el profundo sentido de justicia en la peculiaridad del Estado Vaticano.

En opinión de Milano, se trata de una cuestión difícil de afrontar porque “en la actualidad, una parte importante de nuestro derecho penal, sobre todo en materia financiera, así como las estructuras que desempeñan competencias en este ámbito, no es únicamente de origen internacional”.

Por el contrario, el derecho penal vaticano “debe operar de acuerdo a los parámetros e índices de efectividad deliberados entre instituciones a nivel global, formados en ámbitos que son, por finalidad y principios inspiradores, diferentes de aquellos en los que se inspira el ordenamiento vaticano”.

“A pesar de las asimetrías que de ello se derivan”, continuó el Promotor de Justicia, “sigue siendo una precisa opción a la cual recurre con frecuencia el Papa Francisco y que se ha expresado desde las primeras intervenciones de su magisterio”.

Eso contrasta “con la actividad criminal que amenazan la dignidad humana, el bien común y la paz”.

“Para la protección de estos valores fundamentales, la dignidad humana, el bien común, la paz, en los cuales se expresa la dimensión teológica y epistemológica de la justicia, se desarrolla nuestra actividad cotidiana de trabajadores del derecho y las iniciativas, cada vez más frecuentes, de cooperación judicial, en los cuales nuestros órganos jurisdiccionales permanecen atentos y solícitos”.

En la exposición de Milano se recordó, también, el desarrollo de la normativa hasta la reciente abolición de la cadena perpetua. También, obviamente, el trabajo en el ámbito de los delitos financieros.

Asimismo, señaló la necesidad de un nuevo derecho procesal con un espacio más amplio para el debate con relación a la investigación.

Por otro lado, este mismo sábado 16 de febrero se ha informado de que Gian Piero Milano será sustituido por Roberto Zannotti como Promotor de Justicia.

Traducido y adaptado por Miguel Pérez Piche. Publicado originalmente en ACI Stamp.