Prohíben la publicidad en autobuses del Festival de la Esperanza de Franklin Graham en Reino Unido

Fuente: Evangelical Focus/ Protestante Digital/

El Festival de la Esperanza de Franklin Graham en Lancashire tendrá lugar en los Jardines de Invierno de Blackpool, entre el 21 y 23 de septiembre. La Asociación Evangelísitica Billy Graham (BGEA, por sus siglas en inglés) “está trabajando junto con las iglesias locales para celebrar el evento en la ciudad”. “Será un evento positivo y alentador con música y con un mensaje de Franklin Graham sobre la esperanza de ser hallado a través de una relación con Jesucristo. Será gratuito y todo el mundo está invitado a asistir”, ha apuntado la organización.  

MUCHOS EN CONTRA DEL EVENTO

Sin embargo, muchas personas han firmado un petición online pidiendo al gobierno del Reino Unido que prohíba la entrada de Franklin Graham en el país aduciendo que tiene ideas homófobas e islamófobas y que “le gusta promover prejuicios y odio”. Algunos diputados también se han mostrado preocupados por la visita de Graham. En declaraciones a la televisión local BBC Lancashire, el laborista Gordon Marsden ha asegurado que algunos de los comentarios que ha dicho Graham “son incompatibles con lo que Jesús dijo en la Biblia”.   Los Jardines de Invierno de Blackpool, donde se celebrará el festival. / Wikimedia Commons

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

En enero la concejala Maria Kirkland dijo que el Ayuntamiento había “explorado con mucho cuidado las preocupaciones planteadas sobre el Festival de la Esperanza, enviándolas al Ministerio de Interior, que sería quién decidiría si su conducta contraviene las leyes del Reino Unido”. El consistorio confirmó entonces que “tendrán una obligación contractual con la Asociación Evangelísitica Billy Graham, respecto a su reserva de los Jardines de Invierno”. “Además, aceptamos igualmente los principios democráticos cruciales de la libertad de expresión y los derechos asociados a la expresión religiosa en virtud de la Ley de derechos humanos”, agregó.  

ANUNCIOS DEL FESTIVAL RETIRADOS DE LOS BUSES

Como resultado de todo ello, Blackpool Transport, compañía que gestiona los autobuses locales, ha decidido eliminar la publicidad del evento que se encontraba en los laterales de los autobuses de la ciudad. “La eliminación de estos anuncios es el resultado de haber escuchado y de haber actuado según la interacción con el público y los consumidores, que es lo que buscamos hacer en todo momento. Reembolsaremos cualquier pago a la compañía publicitaria”, ha explicado el director general de Blackpool Transport, Jane Cole. Blackpool Transport es “un orgulloso seguidor de los colectivos LGTB y en apoyo del Orgullo y en ninguna manera queríamos causar malestar o angustia. Todos los buses que llevan esos anuncios serán retirados de la circulación hasta que la publicidad sea eliminada”, ha afirmado.   El predicador norteamericano Franklin Graham.

“UN SESGO POTENCIAL CONTRA LOS CRISTIANOS”

Los líderes de las iglesias en Blackpool han escrito una carta declarando que “como la comunidad cristiana también es cliente, esperamos que Blackpool Transport escuche nuestras interacciones públicas también, y no muestre lo que parece ser un sesgo potencial contra los cristianos”. “Mientras tratamos de establecer un diálogo justo y abierto con Blackpool Transport, animamos a las personas que apoyan el Festival de la Esperanza a abstenerse de contactar con la compañía directamente o de participar en comentarios sobre esta cuestión en las redes sociales”, han pedido.  

GRAHAM: “ESTOY AQUÍ PARA PREDICAR DE JESÚS”

“Siento que algunas personas vean la esperanza como ofensiva, pero puedo asegurar que decenas de miles de personas en Blackpool y a lo largo del Reino Unido están buscando esperanza”, ha escrito Graham en sus cuentas de Twitter y Facebook. También ha pedido a sus seguidores que “oren conmigo por este evento en septiembre, y para que Dios trabaje de una manera poderosa transformando corazones y vidas en esa región”. Graham también respondió a la controversia a través de una entrevista en el medio de comunicación británico Premier, a principios de año. “No he venido para predicar odio, estoy aquí para predicar sobre un Salvador, Jesucristo, que puede cambiar nuestras vidas si ponemos nuestra fe y confianza en él. No estamos aquí para predicar contra nadie, estamos aquí para hablar de Dios”, señaló.  

“JESÚS MISMO OFENDIÓ A MUCHAS PERSONAS”

El predicador norteamericano recordó que su padre también fue rechazado en el Reino Unido. “Trataron de impedir que viniese. Tenía que ir en un barco a Southampton y había peticiones para impedirlo, y miembros del Parlamento hablaban contra él”. “Incluso Jesús mismo ofendió a muchas personas y el evangelio todavía ofende a la gente hoy día”, añadió.